26. oct., 2021

La movilidad y la economía colaborativa global se estancará si los seguros no evolucionan

Con el fin de respaldar los cambios acelerados en la economía colaborativa global y el sector de la movilidad, será necesario crear nuevas formas de seguro, incluidos programas para apoyar a los Gig- workers a escala, según un nuevo informe publicado por Marsh, el líder mundial corredor de seguros y asesor de riesgos.

El informe, Movilidad en un mundo pospandémico: de la evolución a la revolución, realizado por Marsh, analiza las tendencias globales que dan forma a la forma en que las sociedades de todo el mundo se moverán, compartirán y confiarán en los próximos 12 a 18 meses.

Según el reporte, la pandemia de COVID-19 está revolucionando los patrones de movilidad y la economía colaborativa en todo el mundo. Desde el aumento de las entregas a domicilio hasta el primer servicio de entrega sin conductor y la creciente popularidad de los scooters o patines eléctricos, los hábitos de movilidad seguirán evolucionando rápidamente durante los próximos 18 meses.

Pero si el seguro, que juega un papel clave en la dinámica de la confianza, no evoluciona junto con estos cambios, el progreso podría verse obstaculizado.

El reporte describe varias tendencias que crean oportunidades para esta evolución de los seguros, incluido el apoyo a los trabajadores subcontratados a escala.

Si bien los conceptos de autoempleo y contratistas independientes no son nuevos, las empresas digitales que brindan servicios de entrega han acelerado el acceso a este tipo de trabajo y han resaltado las deficiencias en una red de seguridad social para apoyarlos en caso de lesiones en el trabajo y pérdidas de ingresos.

De la misma manera que los pagos digitalizados pueden conducir a un riesgo digitalizado, los ingresos digitalizados también pueden conducir a una forma de beneficios portátiles distribuidos respaldados por una combinación de programas públicos e industria privada, señala Marsh.

La oportunidad también existe con tecnología de sensores avanzada que puede rastrear el comportamiento de conducción humana, menciona el reporte. Varios fabricantes de equipos originales (OEM) están invirtiendo en sus propias compañías de seguros internas en sus primeras etapas, capitalizando una nueva cosecha de modelos de vehículos eléctricos con sensores. Dado que estos fabricantes ofrecen seguros de responsabilidad civil para automóviles y recompensan a los asegurados con un comportamiento de conducción más seguro en función de los datos que recopilan, las aseguradoras tradicionales pueden encontrarse "en una plataforma en llamas, con una gran necesidad de evolucionar", indica el reporte.

El incremento de pagos digitales para diversos medios de transporte, desde e-scooters hasta transporte público y viajes en auto compartido, también conducirá a la creación de soluciones innovadoras de seguros.

El uso de la información de trayectos digitales no solo puede mejorar drásticamente el proceso de gestión de reclamaciones, sino que también crea una oportunidad para un seguro individualizado en tiempo real.

"Es notable cómo la pandemia ha acelerado la adopción de nuevos hábitos de movilidad en todo el mundo", dijo James Rose, Director del Centro de Excelencia de Economía Compartida y Movilidad de Marsh en EE. UU. “Sin embargo, lo que no ha cambiado es la necesidad de que la sociedad confíe en que estos modos de transporte son seguros.

El seguro es esencialmente una "promesa de pago" y, como tal, juega un papel esencial en la dinámica de confianza que facilita el permiso para operar y protege la plataforma y al usuario cuando la responsabilidad por los riesgos puede no estar clara. Si los seguros pueden seguir el ritmo y evolucionar con este cambio de movilidad acelerado, pueden potenciar el crecimiento y las posibilidades en este sector durante muchos años más”.