8. mar., 2018

DISPOSITIVOS PARA CONVERTIR TU CASA EN UN HOGAR INTELIGENTE

Los hogares del futuro ya existen. Programar horarios para que se bajen o suban las cortinas, que la cafetera empiece a hacer el café; contestar el timbre, prender las luces, cámaras de seguridad y alarmas desde cualquier parte de mundo; poner a funcionar la lavadora de manera automática; tener un robot que aspire e incluso un refrigerador que avisa cuando algún producto se está por vencer; dejó de ser una escena típica de una película de ciencia ficción.

Con ayuda de la domótica -la conjunción de domus, casa en latín, y robótica- y de la inmótica -automatización integral de casas, se puede automatizar el hogar con uno o varios botones, o desde una aplicación en el celular, para: ahorrar energía, implementar medidas inteligentes de seguridad e incluso incrementar los niveles de confort.

ASISTENTES VIRTUALES

Los asistentes virtuales para el hogar, como Google Home y Amazon con Alexa en los equipos Echo son los más conocidos. Son un ejemplo de internet de las cosas y la posibilidad de conectar diferentes objetos de uso cotidiano a una red wifi.

Esto permite no solo controlar los dispositivos en forma remota desde una aplicación móvil, sino también asociarlos al asistente virtual y sumar otro método de control: la propia voz. Dando simplemente la orden a Echo “apagar la luz“ o “abrir la puerta“ se podría controlar la casa de manera más cómoda y eficiente.

INTERNET DE LAS COSAS APLICADAS A LA SEGURIDAD DEL HOGAR

Smart Locks

Hay cientos de cerraduras inteligentes en el mercado, que permiten abrir la puerta desde el celular.  De hecho, la app de Ring tiene integraciones con muchos de ellos, tales como PULSE, WEMO, Lockstate, Smartlink, Kevo, Wink, Kisi y Lockitron y muchas otras.

Ya no tendrá que preocuparse de si sale de casa con las llaves o de prestarle una copia a su prima cuando esté de visita, con las nuevas cerraduras que se accionan desde el celular que permiten  abrir nuestra casa desde una aplicación (app), enviar la llave a cualquier persona durante el tiempo que estimemos oportuno y disponer de información sobre las veces que alguien ha entrado o salido de la vivienda, y de quién ha sido.