5. mar., 2020

Evaluación de Tecnologías Sanitarias: una asignación eficiente de recursos en salud

Permite a los sistemas tomar decisiones informadas y establecer la eficiencia de intervenciones en el sector.

La embajada Británica, el Instituto Nacional de Salud y Excelencia del Reino Unido (NICE por sus siglas en inglés), y la Federación Centroamericana de Laboratorios Farmacéuticos (FEDEFARMA), organizan en Panamá, un Taller y mesa redonda sobre Evaluación de Tecnologías Sanitarias (HTA por sus siglas en inglés). La actividad será el 5 de marzo en el Hotel W Panamá, ubicado en ciudad de Panamá, y en ella participarán altas autoridades del Ministerio de Salud, entre otras.

La Evaluación de Tecnologías Sanitarias (Health Technology Assessment – HTA, por sus siglas en inglés) es un campo de investigación científica que estudia el impacto de las tecnologías de salud en el contexto del sistema de cada país, las alternativas disponibles y aspectos como beneficios, eficacia, seguridad y costo/efectividad.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), su propósito principal es permitir que los sistemas tomen decisiones informadas y hagan uso eficiente de los recursos para atender las necesidades de salud de la población. De manera creciente, los sistemas de salud alrededor del mundo han incorporado la Evaluación de Tecnologías Sanitarias, lo que ha permitido que las decisiones acerca de la cobertura se fundamenten en la evidencia científica de eficiencia y efectividad y que mejore la eficiencia en la asignación de los recursos.

La actividad tiene como fin informar sobre la importancia que tiene esta evaluación para priorizar la asignación de recursos en salud, maximizar los mismos y hacer transparentes los procesos de incorporación de tecnologías en salud. De igual forma, la actividad espera compartir el rol y experiencia de NICE como agencia nacional de tecnologías sanitarias en Inglaterra, así como la experiencia en Latinoamérica y  local en la implementación de la Evaluación de Tecnologías Sanitarias con el fin de propiciar espacios de diálogo para analizar la experiencia y oportunidades que tiene Panamá en el desarrollo de este tema.

Experiencia británica

La experiencia de NICE en Inglaterra le ha permitido producir orientación y asesoramiento sobre tratamientos médicos para el Sistema Nacional de Salud (NHS por sus siglas en inglés, basados en evidencia.

Desde el año 2000, cuando NICE empezó a producir guías sobre el cáncer, por ejemplo, ha publicado 270 recomendaciones individuales sobre medicamentos oncológicos en 208 evaluaciones de tecnologías sanitarias.

En general el 70% de las recomendaciones de NICE sobre tratamientos oncológicos, han sido incluidos dentro del NHS, ya sea alineado a su autorización de comercialización, o en circunstancias específicas (recomendación optimizada), o para su uso en el Fondo para Medicamentos Oncológicos  (CDF por sus siglas en inglés).

“Una inversión temprana en salud a través de la medicina preventiva, es un factor que puede generar mayores beneficios a un menor costo. Además, la mejora de los sistemas sanitarios orientada a la optimización de resultados con base en las necesidades de los pacientes y en la sostenibilidad de dichos sistemas, son estrategias que resultan más eficientes en el mediano y largo plazo”, comentó la señora Alison Cross, Ministra Consejera del Reino Unido en Panamá.

“Todos los países del mundo (incluso los más ricos), afrontan el reto de garantizar cobertura universal en salud para sus ciudadanos haciendo uso racional y eficiente de recursos limitados para ello. La evaluación de tecnologías en salud permite que los gobiernos y otros pagadores puedan discernir, por ejemplo, entre un grupo de medicamentos, cuál de ellos debiera financiarse primero por ser más seguro y efectivo, y además cuál debiera ser el precio justo para financiarlo”, explicó Héctor Castro, Director Técnico Senior de Financiamiento, Tecnologías Datos e Impacto en Salud en Management Sciences for Health-MSH.

“Para FEDEFARMA, los sistemas de salud deben contemplar una política nacional de medicamentos donde se incorporen las evaluaciones de tecnologías sanitarias (HTA), que contemplen las dimensiones médicas, sociales, éticas y económicas de las terapias innovadoras, aportando información que permita la toma de decisiones, evaluar el beneficio de las nuevas tecnologías a fin de conocer su costo de oportunidad,” indicó Victoria Brenes, directora ejecutiva de la entidad.

FEDEFARMA está conformada por 18 compañías y busca promover el acceso a medicamentos innovadores y de alta calidad, fomentando un entorno de libre competencia y respeto a la propiedad intelectual, dentro de los más altos estándares éticos.