16. mar., 2020

Sondeo sobre los procedimientos de Continuidad de Negocios frente al Coronavirus

Cuando publicamos este documento, 12 de marzo, 7:33 am, según el Ministerio de Salud existían 14 casos confirmados de COVID-19 en Panamá. Actualmente, hay más de 50 casos. Los especialistas del sector salud han indicado que los casos aumentarán en nuestro país, mientras que la Organización Mundial de la Salud lo ha declarado como una Pandemia.

Organizaciones como Google, Facebook y RISCCO, como medida de prevención, han solicitado a sus colaboradores que trabajen desde sus casas.

El Sondeo buscó medir cómo las organizaciones en Panamá están preparándose para afrontar un brote del virus desde una visual de continuidad de operaciones.  Difícilmente un plan de continuidad de negocios podía advertir esta situación, no obstante, entre las enseñanzas que dejará este evento es conocer la capacidad de reacción de las organizaciones frente a eventos críticos no planificados. 

Entre el 2 y 7 de marzo de 2020, el equipo de RISCCO realizó un sondeo sobre continuidad de negocios, frente a COVID-19 a 472 Ejecutivos en Panamá, de los cuales 168 participantes contestaron el sondeo, de los cuales el 51% pertenece al sector Finanzas (Bancos, Seguros, Valores), el 6% a Comercio y Salud, el 9% a Gobierno, el 15% a Servicios, el 11% a Telecomunicaciones, Logística, Energía, Construcción, Tecnología e Industria, y un 8% a otros sectores.

Ante un posible brote importante de COVID-19 en su organización, el 48% de los participantes consideró que el impacto financiero en sus operaciones sería alto, mientras que un 33% considera que sería un mediano, el 9% bajo y un 10% no está seguro de qué impacto tendría en su negocio.

El 60% de los encuestados considera que su organización no ha actualizado los procedimientos de continuidad de negocios frente al potencial brote en Panamá de COVID-19.  Sin embargo, un 23% considera que sí ha actualizado sus procedimientos de continuidad, mientras un 17% no está seguro.

Debido al COVID-19 se ha incrementado el riesgo de emails tipo phishing para atacar su computador.  En las dos últimas semanas (finales de febrero), sólo un 14% de los encuestados había recibido alguna comunicación-orientación de la Administración al respecto.

El 82% no había recibido ningún tipo de comunicación u orientación de parte de la administración de la empresa y uno 4% no estaba seguro de si la había recibido o no.

El 62% de los participantes conoce que en su empresa si se tiene la capacidad de que los colaboradores puedan acceder remotamente a los sistemas informáticos de la organización y trabajar desde su casa. 

El 27% de los participantes desconocen esta información y un 11% no está seguro.

Acerca de la consulta sobre ¿qué porcentaje de los colaboradores podrá, con herramientas tecnológicas, acceder remotamente a los sistemas informáticos para poder continuar trabajando?

El 28% de los encuestados indica que de 1% a 10% de sus colaboradores podrán trabajar remotamente, un 16% indica que de 11% a 30%, un 30% revela que 31% a 75%, mientras que el 26% de los encuestados participantes manifiesta que el 76% y más de sus colaboradores podrá acceder remotamente a la información de la empresa para laborar en modalidad teletrabajo desde casa.

Este sondeo también muestra que el 81% de los participantes pertenecientes a departamentos de Tecnología de información o Seguridad de Información, indica que en su organización existen softwares (ezTalks Cloud Meeting, Google Hangouts, Skype, GoToMeeting, Zoho Meeting) autorizados para sostener reuniones virtuales, pero un 12% no posee y un 7% no está seguro.

El 92% de los participantes del Departamento de Auditoría Interna indicaron que no han considerado hacer algún trabajo para evaluar los esfuerzos de la Administración en torno a la creación de procedimientos especiales para afrontar un posible brote de COVID-19.

Antonio Ayala, Vicepresidente Ejecutivo y Fundador de RISCCO realizó un análisis de este sondeo indicando que “Pareciera existir una disociación entre la aceptación de que habrá un impacto financiero alto y medio (81%) en las operaciones versus que solo el 17% confirmó que los procedimientos de continuidad para este evento han sido actualizados.  No esperábamos que los planes de continuidad de negocios hubiesen sido actualizados ni que hayan considerado el brote del virus.  Es la capacidad de las organizaciones a reaccionar rápido ante eventos críticos no planificados, lo que diferencia a las organizaciones resilientes de las demás.”

Es positivo que el 62% de los participantes indicaran que pueden remotamente acceder los sistemas informáticos de la organización para trabajar. Favorable también que el 81% indicara disponer de software autorizado para hacer conferencias tipo Skype.  En periodos como el actual, los Hackers sacan provecho de la flexibilización de controles de monitoreo y concienciación.  Que el 82% de los participantes no haya recibido una comunicación de la Administración sobre el incremento de emails tipo phishing, es una oportunidad de mejora.

Por su parte, Raúl Lezcano, Gerente Senior de RISCCO, añadió “Ante eventos extremos, medidas extremas. Eso es lo que al menos en algunos países ha dado buenos resultados frente a COVID-19.  En Panamá el teletrabajo es incipiente y carecemos de una cultura para ello. Tocará a los que dirigen a las organizaciones, pese al impacto en las utilidades, por el bien común, permitan el teletrabajo como una variable clave en la ecuación de la prevención de un brote excesivo del COVID-19.