26. may., 2022

El desarrollo de tecnologías más seguras es mucho más factible con el 5G

 El reciente informe presentado por la UE enfatiza sobre los desafíos de ciberseguridad de Open RAN y la importancia de estandarizar diseños que soporten el avance del 5G

Las telecomunicaciones avanzan tan rápido que hace solo unos cuantos años hablar de 5G era un intangible que se veía muy lejos, sin embargo las redes han evolucionado paulatinamente a tal punto que el mercado debe estar preparado y los procedimientos de ciberseguridad deben adaptarse a un nuevo entorno, más heterogéneo, para estar a la altura.

Considerando el más reciente informe de la Unión Europea, UE donde plantea los desafíos de la política de Seguridad en Open RAN (Open Radio Access Network) se abre una puerta para que varios actores de la industria de las telecomunicaciones estandaricen el diseño de los componentes que se emplean en el desarrollo de las redes móviles y así soportar el imperante avance de las redes 5G.

Gracias a Open RAN, se aspira a que se pueda sustituir un elemento de red por otro equivalente pero fabricado por la compañía que más convenga en cada momento, ya sea por calidad, precio, disponibilidad o por una mezcla de todos estos y otros factores. Esto sin duda resulta en más versatilidad para las operadoras, que no estarán sujetas a un solo fabricante si no que habrán muchas más alternativas en el mercado.

Ahora bien, esto se traduce a un exhaustivo cuidado de ciberseguridad. Es por ello que los dispositivos Open RAN también deberían incluirse lo antes posible en el futuro sistema 5G para la certificación de ciberseguridad, que actualmente se encuentra en desarrollo y así cumplir con el concepto estándar creado por La Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información, Enisa.

Nuestra prioridad y responsabilidad compartida es garantizar el despliegue oportuno de las redes 5G en Europa mientras las mantenemos seguras”, enfatizó Margrethe Vestager, vicepresidenta de la Comisión responsable de asuntos digitales.

Por lo tanto, todos los involucrados deben dedicar suficiente tiempo y atención para superar los desafíos identificados "para que se puedan cumplir las expectativas asociadas con la tecnología Open RAN". La Oficina Federal para la Seguridad de la Información (BSI) había identificado previamente "riesgos de seguridad medios a altos" en esta área.

En este sentido, lo que el informe publicado por la Unión Europea también establece especialmente a corto plazo, es que al introducir un nuevo enfoque de red, nuevas interfaces y nuevos tipos de componentes de radio, posiblemente de múltiples proveedores, Open RAN “exacerbaría una serie de riesgos de seguridad de las redes 5G y aumentar la superficie de ataque en la parte de acceso de radio de la red”.

El alcance de estas empresas "variará según el impacto de Open RAN en el mercado y el grado de adopción por parte de los operadores de redes móviles".

Las ventajas del 5G es que desde sus inicios contempló la ciberseguridad como un aspecto importante, por ello el desarrollo de tecnologías más seguras es mucho más factible con el 5G.

Lo que recomienda la UE para aumentar el potencial y reducir los riesgos, es una serie de medidas, algunas de ellas de largo alcance. Por ejemplo, los reguladores deben usar sus poderes para revisar y, si es necesario, restringir o incluso prohibir los planes sobredimensionados de los operadores móviles para introducir Open RAN. También es concebible imponerles requisitos o condiciones para el funcionamiento de equipos de red Open RAN.

Todo se trata de tener estándares establecidos y las mejores prácticas, destinados a proporcionar transparencia y a establecer el uso de algoritmos, protocolos y arquitecturas confiables.

Huawei como una empresa líder en tecnología ha sido pionera en el tema de 5G, pues la compañía tiene como objetivo llevar lo digital a cada persona, hogar y organización para conseguir un mundo inteligente y totalmente conectado. En este contexto, para Huawei, la infraestructura 5G permite que más dispositivos estén conectados al mismo tiempo. Tiene más potencia, ayudando a salvar el “congestionamiento” en la red, que se da sobre todo en las grandes urbes o en lugares muy concurridos.

Prepararnos para sacar el máximo partido al 5G nos permitirá avanzar más en la industria, el desarrollo de los países y la democratización de la tecnología, llevándonos a vivir en un ecosistema inteligente y conectado, porque a fin de cuentas el avance tecnológico en todo el planeta ya es una realidad.