14. jun., 2019

Pacientes con depresión mayor no muestran respuesta tras dos o más tratamientos con antidepresivos

En Latinoamérica

Tres de cada diez pacientes con depresión mayor no muestran respuesta tras dos o más tratamientos con antidepresivos convencionales

-         El estudio observacional TRAL, presentado por Janssen en la reunión anual de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, sugiere que 29,1% de los latinoamericanos que son tratados por depresión mayor pueden no responder favorablemente a dos o más antidepresivos orales.

-         En el caso de Panamá, los trastornos depresivos se encuentran entre las cinco causas principales de consulta en los Servicios de Salud Mental del Ministerio de Salud de Panamá, siendo las personas de 35 a 49 años las más afectadas.[1]

-         Los hallazgos preliminares del estudio resaltan la importancia de la mejor detección y atención de los pacientes con depresión resistente a tratamiento en la región latinoamericana, así como el uso de medicamentos innovadores que alivien sus síntomas.

Janssen presentó en la reunión anual de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (APA, por sus siglas en inglés) data preliminar del estudio observacional TRAL, el cual sugiere que 29,1% de los latinoamericanos que son tratados por depresión mayor en centros de salud pueden no responder favorablemente a dos o más antidepresivos orales, lo que se conoce como depresión resistente al tratamiento (DRT).

Estos datos, sin precedente en la región, representan un importante hallazgo que servirá para mejorar la atención y tratamiento de los pacientes con este tipo de depresión mayor en la región.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasifica la depresión como una de las enfermedades más debilitantes para la sociedad, que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo.[2] Alrededor de un tercio de estos pacientes no mejoran luego de recibir dos o más medicamentos y se consideran resistentes al tratamiento.[3]

Algunos estudios sugieren que 10% de estos pacientes intentan suicidarse al menos una vez durante su vida.[4]

En el caso de Panamá, los trastornos depresivos se encuentran entre las cinco causas principales de consulta en los Servicios de Salud Mental del Ministerio de Salud de Panamá, siendo las personas de 35 a 49 años las más afectadas.[5]

Resultados preliminares del estudio sugieren que la enfermedad es altamente prevalente en instituciones de referencia en America Latina, con un número comparable a los resultados del estudio STAR-D en los Estados Unidos.

Otros resultados de esta fase del estudio apuntan a que los pacientes con depresión resistente al tratamiento son típicamente mayores y presentan más pensamientos y/o intentos de suicidio que aquellos que no lo han sido. Algunos datos socioeconómicos relacionados con los pacientes con DRT participantes en el estudio muestran que, aunque no existe una diferencia estadísticamente representativa, son mayormente mujeres, divorciadas/separadas o viudas.[6]   

 “La mayoría de los antidepresivos orales producen efecto dentro de 3 a 6 semanas de uso, un largo período para quienes viven con depresión y quieren retomar sus actividades diarias”, concluyó el Dr. Jorge Irias Mairena, gerente médico para neurociencias, metabo-lismo y enfermedades infecciosas en Janssen Venezuela, Centro América y Caribe. “Los hallazgos preliminares de TRAL resaltan la importancia de la mejor detección y atención de los pacientes con depresión resistente a tratamiento en nuestra región, así como el uso de medicamentos innovadores que alivien sus síntomas y disminuyan los pensamientos y/o intentos de suicidio más rápido y eficazmente”.  

Por más de 50 años, la salud mental ha sido una de las prioridades para Janssen y su unidad de neurociencias dedicada al estudio del cerebro y las enfermedades que pueden afectar a este órgano vital; dando paso así al desarrollo de nuevas formas para aliviar trastornos mentales como la depresión. Su participación en APA así lo confirma, con múltiples presentaciones en poster que aportan conocimiento a la comunidad médica acerca del trastorno depresivo mayor.

Sobre la depresión resistente al tratamiento

Aproximadamente un tercio de las personas que tienen trastorno depresivo mayor no han respondido adecuadamente a al menos dos antidepresivos diferentes de dosis y duración adecuadas en el episodio depresivo actual y se considera que tienen depresión resistente al tratamiento,3 una condición crónica que impone una carga emocional, funcional y econó-mica constante para el individuo, sus seres queridos y la sociedad.4

La depresión puede llevar a una incapacidad para manejar las demandas de la vida y para mantener las conexiones sociales, afectando todos los aspectos de la vida, desde la escuela y el empleo, hasta las relaciones y la calidad de vida en general.5 La depresión resistente al tratamiento se asocia con una mayor morbilidad, mayores costos de atención médica y otras comorbilidades.

Acerca de Janssen

En Janssen, grupo de compañías farmacéuticas de Johnson & Johnson, estamos trabajando para crear un mundo sin enfermedades. Nos inspira transformar la vida mediante la búsqueda de nuevas y mejores formas de prevenir, interceptar, tratar y curar las enfermedades. Reunimos a las mejores mentes y perseguimos a la ciencia más prometedora. Somos Janssen. Colaboramos con el mundo por la salud de todos. Conozca más en http://www.janssen.com/. Síganos en www.facebook.com/JanssenLATAM.



[2] Depresión. World Health Organization. Media Centre: Depression. Disponible en: http://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/depression. Acceso en: marzo 2019.

[3] Depresión resistente al tratamiento. Disponible en: https://www.webmd.com/depression/guide/treatment-resistant-depression-what-is-treatment-resistant-depression#1. Acceso en: marzo 2019. 

[4] Depresión resistente al tratamiento y suicidio. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29665520

[6] The TRAL Study: Treatment-Resistant Depression in America Latina. Interim analysis of the cross-sectional phase of a multicenter, observational study. AciolyL.T. Lacerda, Department of Psychiatry, Universidade Federal de São Paulo, São Paulo, Brazil; Lina M. Agudelo-Baena, Centro De Investigaciones E.S.E Hospital Mental De Antioquia, Antioquia, Colombia; Gerardo García-Bonetto, Psychiatrist, Hospital Neuropsiquiatrico Provincial, Córdoba, Argentina; Juan L. Vázquez, Department of Psychiatry, Hospital Aranda de la Parra SA de CV, León, Gto. Mexico; Patricia Cabrera, Janssen Latin America, Bogotá, Colombia; Bernardo G.O. Soares, Janssen United Kingdom