17. nov., 2020

Insomnio: El trastorno del sueño más frecuente durante la pandemia

Identificar la causa de este trastorno de la mano de un experto es clave para tomar el control de nuestra salud y volver a descansar

Si eres de las personas que se levanta en medio de la noche o que da muchas vueltas en la cama sin lograr conciliar el sueño, es posible que no estés descansando lo suficiente a causa de un trastorno. A la larga, la falta de descanso puede desencadenar malestares y desgaste físico; por esa razón es importante poder identificar la causa de la falta de sueño a través de un correcto diagnóstico y recibir un debido tratamiento con especialistas en la materia. 

La incapacidad de dormir un número suficiente de horas es a lo que se le denomina insomnio, que es el trastorno de sueño más frecuente y a la vez, síntoma de otros trastornos. El insomnio se ha incrementado de forma acelerada durante la pandemia por distintas razones: El temor, el estrés, el encierro, el exceso de trabajo en un espacio pequeño, sin poder salir por un café o almorzar con amigos o compañeros del trabajo; todas estas situaciones aunque parezcan inofensivas, acumuladas pueden causar daños serios en la salud.

Durante la pandemia, se ha duplicado el número de consultas por insomnio. “El descanso tiene una relación muy estrecha con los hábitos de vida y el estado anímico. Debido a la pandemia y el confinamiento, muchas personas han cambiado su rutina y sus hábitos. También la carga emocional que está suponiendo la pandemia es muy alta, y muchas veces no tomamos consciencia de ella hasta que se hace demasiado pesada. Por estas razones, entre otras muchas, se han disparado las quejas de insomnio” explica el Dr. Diego García-Borreguero, Director Internacional del Instituto Europeo del Sueño, centro especializado en el diagnóstico y tratamiento de los distintos trastornos del sueño con sede en Panamá, Madrid y Chile. 

El especialista, también miembro de la American Academy of Sleep Medicine, afirma que en la mayor parte de los casos la causa detrás del insomnio en los últimos meses ha sido problemas emocionales como la ansiedad o ánimo bajo y destaca la importancia de atajarlos a tiempo para minimizar las consecuencias que pueden tener sobre nuestra calidad de vida. Sin embargo, el insomnio puede tener muy diversas causas que deben ser muy cuidadosamente evaluadas para elegir el mejor tratamiento y con menos efectos secundarios. 

Entre las causas físicas que pueden producir insomnio, las dos más frecuentes son la Apnea y el Síndrome de Piernas Inquietas. La primera se trata de un cierre total (apneas) o casi total (hipoapneas) del calibre de paso del aire en la faringe, el segundo, es un trastorno de origen neurológico, en el que se producen unas sensaciones molestas en las extremidades durante nos encontramos en reposo. Afortunadamente tanto el síndrome de piernas inquietas como las apneas tienen tratamiento, resolviéndose posteriormente el trastorno sobre el sueño.

En muchas ocasiones, tras una evaluación médica especializada, se detecta una causa física del insomnio, y una vez se reconoce la causa pueden instaurar un tratamiento que devuelva a la persona “su buen dormir”. También si se comprueba que el insomnio se debe a causas psicológicas, existen tratamientos altamente efectivos para la corrección del insomnio. En el Instituto Europeo del Sueño (IES), centro posicionado a nivel mundial por estar a la vanguardista en el diagnóstico, tratamiento e investigación del sueño, ofrecen tratamientos que minimizan la exposición a fármacos cuando no son estrictamente necesarios.

La falta de sueño sin duda afecta la salud y calidad de vida de las personas, por ello es tan importante acudir a especialistas que puedan brindar una evaluación detallada y minuciosa del insomnio, investigando la causa, ya que de esto dependerá el tratamiento. Los expertos del IES en Panamá, ofrecen evaluaciones meticulosas que les permite realizar tratamientos altamente efectivos para la corrección de este trastorno, logrando de esta forma que sus pacientes recuperen su ritmo de vida habitual, ya que entre mejor sea el descanso, mayor será el bienestar y estado de ánimo para afrontar los retos que se les presenten cada día.