4. abr., 2021

Por lo regular, el ciclo menstrual de la mujer tiene lugar cada 28 días, aunque algunos especialistas consideran normal un ciclo que oscila entre los 21 y los 35 días, contando siempre a partir del primer día de la menstruación y hasta la aparición de la siguiente. Sin embargo, encuanto a la duración de la regla, esta varía de un ciclo a otro y puede ser incluso diferentes entre una mujer y otra.

Los síntomas de una alteración hormonal suelen confundirse con otras afecciones comunes, por ello, es importante acudir a un médico, realizar una revisión completa y obtener un diagnóstico.

Al respecto el Dr. Saúl Barrera, Director Médico de IVI Panamá, destaca que, “es importante tomar en cuenta que algunas señales de alarma pueden ser la disminución o aumento sustancial de la cantidad de sangre eliminada, que la frecuencia del ciclo menstrual sea mucho mayor o menor a los 28 días entre cada ciclo o por la duración de la menstruación”.

 A continuación, compartiremos información que servirá como referencia para sospechar una alteración hormonal, que pueden ser severos o persistentes, como la Hipermenorrea, Amenorrea, Polimenorrea, Menometrorragia, Hipomenorrea, Dismenorrea y Oligomenorrea.

 

Cuando algo no está bien

La actividad hormonal desempeña un papel muy importante en la salud de todo el organismo, e interviene tanto en el aspecto físico como el mental. Por ello, sufrir un desequilibrio hormonal trae consigo trastornos que afectan la calidad de vida, de una forma u otra manera.

 

Cuando la regla no llega en el momento que debería llegar, puede ser por dos razones: bien porque existe un embarazo, o porque existe una razón por la que el cuerpo no está funcionando de manera correcta.

Cuando ocurren o se producen síntomas en la regla o alteraciones en el ciclo menstrual, esto podría ser signo de alguna patología que deba ser tratada y que afecte tanto a la fertilidad de la mujer como a otros ámbitos de la salud, particularmente su fertilidad.

Una alteración de la ovulación puede estar ocasionada por razones fisiológicas o relacionadas con una alteración en la hipófisis, que es la parte del cerebro que regula las hormonas.

Alteraciones menstruales durante la adolescencia

En función de cuando se den los primeros indicios de pubertad, la regla llegará antes o después, estimándose un intervalo normal entre los 10 y los 15 años, pero esta edad puede variar de un país a otro. Esta primera menstruación que marca una etapa importante en la adolescencia se conoce con el nombre de menarquia, y suele llegar precedida de un aumento en el flujo vaginal.

Para el Dr. Saúl Barrera, Director Médico de IVI Panamá, “Es importante valorar si la primera regla no logra aparecer en torno a los 16 años, en caso contrario será necesario consultar con el médico, considerando que la amenorrea primaria puede deberse a una ausencia de hormonas, quistes en los ovarios o incluso enfermedades congénitas que afecten al desarrollo normal del útero y la vagina”.

Mayor atención en la vida fértil

Es importante saber que las alteraciones menstruales pueden ser más frecuentes en los dos extremos de la vida fértil de las mujeres, la cual abarca desde la adolescencia y después de los 40 años, conforme la mujer se acerca a la menopausia.

Estas alteraciones pueden incluir ausencia de la regla, variaciones en el tiempo transcurrido entre los ciclos, duración anormal del periodo o un exceso/escaso sangrado. Cuando una mujer que tiene la regla normalmente comienza a presentar alteraciones menstruales, es fundamental que sea valorada por un ginecólogo.

Durante los primeros meses tras el comienzo de la primera regla es frecuente que los periodos sean irregurales, aunque a medida que pasa el tiempo y el cuerpo va madurando, se irá alcanzando una regularidad (aproximadamente, entre uno y dos años después de esta primera menstruación). En caso de que esta regularidad no se produzca, podríamos estar ante alguno de los problemas arriba descritos, por lo que se debería consultar con el ginecólogo.

Trastorno menstrual y fertilidad

Es indudable que los trastornos menstruales afectan a la fertilidad y aunque no hay datos estadísticos del número de mujeres que sufren trastornos menstruales como la amenorrea, dismenorrea, síndrome premenstrual entre otros, la realidad es que afectan a un alto porcentaje de mujeres”, afirma el Dr. Barrera.

En IVI Panamá, es muy frecuente que a las consultas de reproducción asistida acudan muchas mujeres con desórdenes en la menstruación que les dificultan quedar embarazadas y cumplir el sueño de ser madres, razón por la cual tener ciclos menstruales regulares ayuda la mujer, mientras que cuando los ciclos son irregulares (uno de los trastornos de la menstruación más habituales) la situación se complica, razón por la cual lo recomendable es acudir al médico especialista para que les explique los tratamientos que existen para conseguir el embarazo.

Al respecto Saúl Barrera señala “lo aconsejable es hacer un estudio hormonal y ecográfico para valorar la situación y actuar de acuerdo con el diagnóstico con un tratamiento u otro, también hay ocasiones en las que las mujeres acuden porque sufre amenorrea o falta de regla, lo cual es otro problema que pueden padecer las mujeres y que está relacionado directamente con la fertilidad”.

La amenorrea puede ser de carácter permanente o temporal, durante el tiempo que equivaldría a 3 ciclos o a un periodo de 6 meses y puede ser primaria, es decir, cuando una mujer nunca ha tenido la regla a una edad de entre 14 y 16 años; o secundaria, es decir, cuando después de haber tenido reglas, estas desaparecen durante 6 o más meses y pueden tener origen en el cerebro, responder a un fallo ovárico o estar en la zona genital, vagina y útero de la mujer.

“Sin duda, la complejidad de enfermedades y alteraciones  que causan amenorrea son amplísima, las cuales pueden ir desde síndrome de ovarios poliquísticos o hiperprolactinemia, hasta el fallo ovárico precoz, alteraciones en el peso o causada por ejercicios intensos”, destaca el especialista de IVI Panamá.

Debido a la relación entre los trastornos menstruales y la fertilidad a corto, medio o largo plazo, para las mujeres que tienen alguno de estos problemas, es importante siempre valorar la reserva de óvulos para preservar la fertilidad. En estos momentos en los que la maternidad se retrasa cada vez más, es importante tener en cuenta esta opción para en un futuro poder ser madres con sus propios óvulos en lugar de recurrir a donantes.

26. mar., 2021
  • En América Latina, entre la Semana 1 y la Semana 7 del 2021 se notificaron 5 casos confirmados de difteria, de los cuales todos fallecieron en República Dominicana.[1] 
  • La OPS/OMS insta a los países con brotes de difteria en curso a implementar estrategias de vacunación y así garantizar coberturas de vacunación superiores al 95% con la serie primaria (3 dosis) y refuerzos (3 dosis) para brindar protección a lo largo de la vida.
  • La vacunación es clave para prevenir casos y brotes de enfermedades inmunoprevenibles; el manejo clínico adecuado disminuye las complicaciones y la letalidad.

 Desde el 11 de marzo del 2020, cuando la OMS declaró a la COVID-19 como una emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII), la OPS/OMS ha seguido de cerca el impacto de la pandemia sobre la cobertura de vacunación.

Actualmente, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) registró una disminución de la cobertura de la tercera dosis de la vacuna contra la difteria, tétanos y pertussis (DPT3) en niños menores de 1 año[2], lo que representa una amenaza para los países de América Latina.

En 2021, entre la semana epidemiológica (SE) 1 y la SE 7, dos países notificaron casos confirmados: Haití con 6 casos, incluida una defunción y la República Dominicana con 5 casos de los cuales todos fallecieron.1

La difteria es una enfermedad prevenible por vacunación que ocasiona dolor de garganta, fiebre baja y escalofríos, pero puede causar membranas en la faringe que obstruyen la vía aérea convirtiéndose en una urgencia en salud. La toxina de la difteria puede afectar el corazón, y causar un ritmo cardiaco anormal e incluso insuficiencia cardiaca. También puede afectar los nervios y causar parálisis. 

Esta enfermedad puede ser muy grave dado que 1 de cada 5 niños menores de 5 años que la contrae, muere a causa de la misma.[3]

El Centro para el Control y la Prevención de las enfermedades (CDC) indica que cuando un niño es vacunado se evita que, a causa de la difteria, se le forme una membrana espesa en la parte de atrás de la nariz o garganta, la cual puede causar dificultad para respirar o tragar.[4]  De ahí radica la importancia de la continuidad en las coberturas vacunales

Para promover la inmunidad contra la difteria, la OPS/OMS reitera a los Estados Miembros la recomendación de garantizar coberturas de vacunación superiores al 95% con la serie primaria (3 dosis) y refuerzos (3 dosis). Este esquema de vacunación brindará protección a lo largo de toda la adolescencia y la edad adulta (hasta los 39 años y posiblemente más).1 El esquema de vacunación de la República Dominicana incluye 3 dosis en los menores de 1 año, y 2 refuerzos.

Según la OMS, otros factores que inciden en esta posible propagación, tanto en República Dominicana como en otros países de la región de América Latina y el Caribe, son la activa migración, de personas provenientes de países con sistemas de salud debilitados, así como falta de políticas de vacunación de adolescentes y adultos en varios países.[5]

La situación se torna más preocupante al comparar la cobertura de vacunación del año 2020 contra la del 2019, donde reportes de la OPS/ una disminución del número de dosis de la DPT3 administradas entre marzo y junio del 2020, comparado con el mismo periodo en 2019.1

La Dra. Yamile Sandoval Gerente Médico de Sanofi Pasteur Pacífico, Centroamérica y el Caribe explicó que la baja cobertura en vacunación que estamos viviendo a causa del cierre de los servicios de inmunización durante la pandemia de COVID-19, las restricciones a los desplazamientos o el temor de los padres a infectarse con el virus de COVID-19, podrían aumentar el riesgo de resurgimiento de algunas patologías inmunoprevenibles como es el caso de la difteria.[6]

La OMS/OPS instan a los países con brotes de difteria en curso a que implementar estrategias de vacunación basadas en la epidemiología de la enfermedad, enfocadas en las áreas geográficas afectadas, y podría ser necesario incluir la vacunación de adultos, así como el fortalecimiento de los sistemas de vigilancia y la capacidad de diagnóstico laboratorial de difteria.1

Finalmente, Difteria y Sarampión son un claro ejemplo de aquellas enfermedades que han empezado a resurgir, en países en donde ya estaban controladas, debido a la caída en las coberturas de vacunación.

La vacunación es clave para prevenir casos y brotes; y el manejo clínico adecuado disminuye las complicaciones y la letalidad.1

26. mar., 2021

Protegerse del sol es la medida más eficaz para prevenir el melanoma

-        Las tasas de melanoma han aumentado rápidamente en las últimas décadas.[1] En el caso de Panamá, en 2020 se presentaron 42 nuevos casos de melanoma.[2]

-        La exposición a la radiación ultravioleta (UV) de los rayos del sol desempeña un papel importante en el desarrollo del cáncer de piel, y entre ellos destaca el melanoma.[3]

-       Es importante tomar medidas para el cuidado de la piel y limitar la exposición al sol, así como hacer uso correcto del protector solar.

De acuerdo a la data más reciente generada por el Observatorio Global de Cáncer adscrito a la Organización Mundial de la Salud, en 2020 se presentaron 2,452 nuevos casos de personas con melanoma en Centroamérica.[4] Aproximadamente el 90% de los melanomas se consideran prevenibles si son detectados a tiempo.[5] Aun así, la Sociedad Americana contra el Cáncer resalta que las tasas de melanoma han aumentado rápidamente en las últimas décadas.[6] En el caso de Panamá, en 2020 se presentaron 42 nuevos casos de melanoma.[7]

El melanoma es un tipo de cáncer de piel que se desarrolla en las células de la piel llamadas melanocitos. Los melanocitos son los responsables de formar la sustancia marrón que da color a la piel. Por esta razón, los melanomas suelen ser de color oscuro. El cáncer puede comenzar en una piel normal o en un lunar.[8]

El melanoma puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. Con mayor frecuencia, se localiza en partes que estuvieron expuestas al sol, como la espalda, las piernas, los brazos y el rostro.[9]

Por esta razón, es importante tomar medidas para el cuidado de la piel y limitar la exposición al sol:[10]

-        Manténgase alejado del sol y resguárdese en la sombra.

-        Evite el sol entre las 10:00 a.m. y las 4:00 p.m.

-        No use camas de bronceado.

-        Lleve ropa protectora, como camisas de manga larga, pantalones y sombreros de ala larga.

Uso diario de protector solar

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) clasifica los protectores solares según el factor de protección solar (FPS): cuanto más alto es el número, mayor es la protección que ofrece. Los especialistas recomiendan usar protector solar de amplio espectro con una calificación de FPS de 30 o superior.[11]

“La protección de la piel contra los rayos solares y la detección temprana son claves para la prevención del cáncer de piel, usa protector solar y examina tu piel en búsqueda de anomalías como parte de tu rutina diaria”, señaló la Dra. Ana Marisol Rendón, Gerente médico de Oncología de MSD.

Al momento de seleccionar un protector solar debe cumplir con las siguientes condiciones:[12]

-        Amplio espectro: significa que el bloqueador solar puede proteger la piel de ambos tipos de rayos ultravioleta dañinos, los rayos UVA y los UVB.

-        SPF 30 o más: la Academia Americana de Dermatología recomienda que seleccione un protector solar con un grado del SPF de 30 o más alto.

-        Resistente al agua: esto le indicará que el bloqueador solar permanecerá sobre la piel húmeda o sudada durante un tiempo antes de que usted necesite volver a aplicar.

El protector solar puede no ser efectivo si no se aplica correctamente. Siga estas recomendaciones al momento de su aplicación:[13]

-        Aplíque protector solar generosamente antes de salir al aire libre. Recuerde que puede tardar hasta 15 minutos en ser absorbido por su piel.

-        Cubra por completo todas las áreas del cuerpo expuestas.

-        Para proteger sus labios, aplique un bálsamo para los labios con un factor de protección solar (SPF) al menos de 15.

-        Reaplique protector solar por lo menos cada dos horas para permanecer protegido, o inmediatamente después de nadar o sudar excesivamente.

Opciones de tratamiento

Sumado a la protección solar como medida primaria de prevención, es importante que examine su piel con frecuencia y en caso de aparición de alguna anomalía o de un lunar cambiante o sospechoso consulte a su médico especialista.

A diferencia de otros tipos de cáncer, la mayoría de los melanomas cutáneos se pueden ver en la piel, lo que facilita su detección en sus primeras etapas. Sin embargo, si no se detecta a tiempo el melanoma puede propagarse a sitios u órganos distantes.[14] Puede crecer en las capas más profundas de la piel, denominado melanoma invasivo. Puede invadir también los ganglios linfáticos y los vasos sanguíneos y diseminarse a partes distantes del cuerpo, en cuyo caso se denomina melanoma metastásico.[15]

Cuando es detectado a tiempo, el melanoma se puede curar mediante cirugía o con tratamientos como la inmunoterapia, también denominada terapia biológica. La inmunoterapia es un tipo de tratamiento para el cáncer que estimula las defensas naturales del cuerpo a fin de combatir el cáncer.[16]

La inmunoterapia actúa deteniendo o retrasando el crecimiento de las células cancerosas; impidiendo que el cáncer se disemine a otras partes del cuerpo y contribuyendo a que el sistema inmunitario funcione mejor a la hora de destruir las células cancerosas.[17]

 Acerca de MSD

Durante más de un siglo, MSD, una compañía bio-farmacéutica líder a nivel mundial, ha inventado para la vida, al desarrollar medicamentos y vacunas para muchas de las enfermedades más difíciles del mundo. MSD es una marca registrada de Merck & Co., Inc., con casa matriz en Kenilworth, N.J., U.S.A.

A través de nuestros medicamentos de prescripción, vacunas, terapias biológicas y productos de salud animal, trabajamos con clientes y operamos en más de 140 países para brindar soluciones de salud innovadoras. Asimismo, demostramos nuestro compromiso de aumentar el acceso a la salud a través de políticas, programas y colaboraciones de gran alcance.

Hoy, MSD continúa a la vanguardia de la investigación para promover la prevención y tratamiento de enfermedades que amenazan a personas y comunidades de todo el mundo, tales como el cáncer, enfermedades cardio-metabólicas, nuevas enfermedades en animales, enfermedad de Alzheimer y enfermedades infecciosas, entre ellas el VIH y el ébola. Para mayor información, visite www.msd.com y conéctese con nosotros en Twitter, Facebook, Instagram, YouTube y LinkedIn.



[1] https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-piel-tipo-melanoma/acerca/estadisticas-clave.html#:~:text=Se%20diagnosticar%C3%A1n%20aproximadamente%20106%2C110%20nuevos,mujeres)%20a%20causa%20de%20melanoma.

[2] https://gco.iarc.fr/today/data/factsheets/populations/591-panama-fact-sheets.pdf

[4] https://gco.iarc.fr/today/data/factsheets/populations/916-central-america-fact-sheets.pdf

[5] https://melanoma.org/melanoma-education/melanoma-awareness/

[6] https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-piel-tipo-melanoma/acerca/estadisticas-clave.html#:~:text=Se%20diagnosticar%C3%A1n%20aproximadamente%20106%2C110%20nuevos,mujeres)%20a%20causa%20de%20melanoma.

[7] https://gco.iarc.fr/today/data/factsheets/populations/591-panama-fact-sheets.pdf

[9] https://www.who.int/uv/health/uv_health2/en/index1.html

[10] https://www.msdmanuals.com/es/hogar/breve-informaci%C3%B3n-trastornos-de-la-piel/c%C3%A1nceres-de-piel/melanoma?query=Melanoma

[12] https://www.aad.org/public/everyday-care/sun-protection/sunscreen/como-seleccionar-la-proteccion-solar

[13] https://www.aad.org/public/diseases/skin-cancer/como-aplicar-protector-solar

[14] https://melanoma.org/melanoma-education/

13. mar., 2021

Lo que deben saber los pacientes de cancer acerca de la vacuna contra el COVID-19

Muchas personas con cáncer se preguntan si es seguro recibir una de las vacunas aprobadas contra el COVID-19 aprobadas. Después de todo, sabemos que tener una condición médica subyacente, como cáncer o una enfermedad cardíaca, pone a los pacientes en mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave por el virus.

La respuesta corta es que para la mayoría de los adultos con cáncer o antecedentes de cáncer, se recomienda la vacunación contra COVID-19, pero hay factores que las personas con cáncer deben considerar primero.

En este artículo, el oncólogo Halle Moore, MD, analiza la seguridad de las vacunas y lo que los pacientes y sobrevivientes de cáncer deben saber.

El cáncer es una afección de alto riesgo.

Se espera que las personas con cáncer estén (de no estarlo ya) en uno de los primeros grupos prioritarios aptos para la vacuna, pero esto puede variar dependiendo del lugar donde vive y de la cantidad de suministro disponible. Usted podría entrar en este grupo prioritario debido a su diagnóstico de cáncer, su edad o ambos.

¿Cómo funcionan las vacunas?

Actualmente, hay tres vacunas aprobadas contra el COVID-19 bajo autorización de uso de emergencia:

  • Pfizer-BioNTech. Esta vacuna está autorizada para personas mayores de 16 años y se administra en dos dosis, con 21 días de diferencia.
  • Moderna. Esta vacuna está autorizada para personas mayores de 18 años y se administra en dos dosis, con 28 días de diferencia.
  • Johnson & Johnson. Esta vacuna está autorizada para personas mayores de 18 años y se administra en una sola dosis.

Tanto la vacuna Pfizer como Moderna utilizan ARN mensajeros (ARNm), que es una molécula que contiene instrucciones para hacer la infame "proteína de espiga del coronavirus." Una vez que se recibe la vacuna, las células del cuerpo reciben instrucciones para hacer copias de la proteína de la espiga falsa. Esta reacción desencadena una respuesta del sistema inmunitario que actúa como simulacro de incendios. Entonces, si usted está expuesto al coronavirus real en el futuro, sus células ya están bien equipadas y entrenadas para combatirlo.

Debido a que las vacunas de ARNm no contienen una versión viva o debilitada del virus, no hay riesgo de contraer el virus a partir de estas vacunas. Las vacunas Pfizer-BioNTech y Moderna no son intercambiables, por lo que debe recibir dos dosis del mismo tipo.

La vacuna Johnson & Johnson funciona de manera diferente al entregar un trozo de ADN de la proteína COVID-19 en su cuerpo a través de un adenovirus (el tipo de virus que típicamente causa resfriados). Este adenovirus modificado lleva el segmento de ADN pero no se va a replicar dentro del cuerpo ni a causar enfermedad. El ADN entonces hace que las células hagan versiones inofensivas de la proteína de la espiga, lo que lleva al cuerpo a crear una respuesta inmune a ella.

Hable con su proveedor de atención médica antes de vacunarse.

Si tiene cáncer o está recibiendo tratamiento para el cáncer, es importante hablar con su médico de cabecera antes de recibir su primera dosis de cualquiera de las vacunas. Su tipo de cáncer y su tipo de tratamiento serán un factor a considerar. Su proveedor de atención médica podrá discutir los riesgos, los beneficios, el cronograma y lo que debe saber antes de recibir su primera dosis de la vacuna.

Efectos secundarios de la vacuna

Los efectos secundarios comunes después de la vacunación son dolor en el brazo, fatiga y dolores musculares. También se pueden presentar fiebre y escalofríos, especialmente después de la segunda dosis.

Después de la vacunación, algunas personas pueden desarrollar ganglios linfáticos agrandados. Estos más a menudo ocurren en la axila o en el cuello en el lado de la vacuna. Dado que el cáncer también puede causar agrandamiento de los ganglios linfáticos, es importante que los pacientes de cáncer se den cuenta de que esto es un posible efecto secundario y generalmente no es una señal de que su cáncer está creciendo (aunque sabemos que puede ser aterrador).

Los ganglios linfáticos agrandados pueden sentirse suaves al tacto y deben desaparecer por sí solos, pero a veces pueden durar varias semanas. Debe comunicarse con su proveedor de atención médica si los ganglios linfáticos agrandados no comienzan a mejorar dentro de las tres a cuatro semanas después de su segunda dosis.

Sincronización de la vacuna y el tratamiento del cáncer

Si se dispone de una vacuna, puede ser apropiado retrasar el inicio de algunos tratamientos no urgentes del cáncer hasta que se haya completado la vacunación. Sin embargo, la mayoría de los tratamientos contra el cáncer no deben retrasarse para las vacunas. Su proveedor de atención médica puede aconsejarle sobre el momento de la vacunación con respecto a su tratamiento del cáncer. Dependiendo de los tipos de tratamiento del cáncer que usted haya tenido o esté recibiendo, puede haber otras consideraciones especiales.

Aquí, el Dr. Moore analiza qué considerar para muchos tipos de tratamiento del cáncer con respecto a la vacuna, aunque se aconseja hablar siempre con su propio equipo de oncología primero y ante todo:

  • Para los pacientes que reciben quimioterapia u otros tratamientos inmunosupresores: En general, se recomienda recibir cualquiera de las vacunas durante la quimioterapia. Pero debido a que las vacunas pueden causar fiebre dentro de las primeras 24 a 48 horas, es preferible recibir las vacunas en un momento en que no se espera que sus recuentos de glóbulos blancos sean bajos. Esto se debe a que si se presenta fiebre cuando sus recuentos sanguíneos son bajos, puede requerir hospitalización. En algunas circunstancias, puede ser apropiado retrasar la vacunación hasta después de completar tratamientos de quimioterapia muy intensivos, como los que se administran como terapia de inducción para la leucemia aguda.
  • Para los pacientes que reciben inmunoterapia: Para la mayoría de los pacientes que reciben inmunoterapia para el cáncer, está bien proceder con la vacunación y no es necesario interrumpir la inmunoterapia.
  • Para los pacientes que reciben medicamentos esteroides: Los corticosteroides pueden reducir la respuesta a la vacuna COVID-19. Si necesita corticosteroides como parte de su tratamiento para el cáncer, debe discutir el momento de la vacunación con su proveedor de atención médica.
  • Para los pacientes que reciben rituximab, blinatumomab, globulina antitimocítica, alemtuzumab y otras terapias que agotan los linfocitos: Estos tratamientos pueden afectar a los linfocitos, que son una parte importante de la respuesta inmune a las vacunas COVID-19. La vacunación puede ser más eficaz si se retrasa por lo menos tres meses después de completar estas terapias. Sin embargo, si las tasas de COVID-19 son altas en su comunidad, debe considerarse el beneficio de la protección parcial contra la vacunación durante o poco después del tratamiento.

 

  • Para los pacientes que reciben tratamientos hormonales: No se espera que los tratamientos endocrinos u hormonales para el cáncer, incluidos el tamoxifeno, los inhibidores de la aromatasa, los análogos de la LHRH y los antiandrógenos alteren la seguridad o eficacia de las vacunas.

 

  • Para los pacientes que reciben IVIG: Para la mayoría de los pacientes que reciben IVIG, está bien proceder con la vacunación y la terapia de IVIG no necesita ser interrumpida.

 

  • Para los pacientes que reciben radioterapia: Para la mayoría de los pacientes que reciben radioterapia, se recomienda proceder con la vacunación y no es necesario interrumpir el tratamiento de radiación.

 

  • Para los pacientes que reciben cirugía: Para la mayoría de los pacientes que reciben cirugía relacionada con el cáncer, se recomienda proceder con la vacunación. Dado que la fiebre puede ocurrir en las primeras 24 a 48 horas después de la vacunación, es mejor evitar programar su vacunación dentro de unos días de la cirugía planificada, ya que la fiebre puede resultar en la cancelación de la cirugía. Para las personas que se someten a una esplenectomía, debe recibir la primera dosis de la vacuna al menos dos semanas o más antes de la cirugía, si es posible.
  • Para las pacientes que se han sometido a cirugía de ganglios linfáticos axilares: Los pacientes que se han sometido a cirugía para extirpar ganglios linfáticos en el área de las axilas, incluidas muchas pacientes con cáncer de mama, pueden desear recibir su vacuna en el brazo opuesto a la cirugía de cáncer. Es posible que el agrandamiento de los ganglios linfáticos resultante de la vacunación COVID-19 podría exacerbar el linfedema (hinchazón del brazo). Algunos individuos pueden haber tenido cirugía de los ganglios linfáticos axilares en ambos lados; en esos casos, es posible que desee discutir con su proveedor de atención médica qué lado podría ser de menor riesgo en caso de agrandamiento de los ganglios linfáticos se producen.
  • Para los pacientes que se han sometido a un trasplante de células madre o terapia celular CART: Los pacientes que se encuentran dentro de los tres meses de un trasplante autólogo de células madre y aquellos que han tenido trasplante alogénico de células madre o terapia celular CART deben discutir con su proveedor de atención médica el momento de la vacunación. Además, aquellos con enfermedad aguda grave de injerto contra huésped y aquellos con recuento bajo de células B deben discutir con su proveedor si la vacunación debe retrasarse.
  • Para pacientes sometidos a fotoféresis o plasmaféresis extracorpórea: Existe la posibilidad de que estos tratamientos interfieran con una respuesta a las vacunas COVID-19.De ser posible, se recomienda programar la fotoféresis y plasmaféresis extracorpóreas al menos dos semanas después de la vacunación COVID-19.
  • Para los pacientes que han tenido reacciones alérgicas graves a la quimioterapia o tratamientos con anticuerpos monoclonales: Los ingredientes de la vacuna polietilenglicol y polisorbato se pueden encontrar en una variedad de fármacos quimioterapéuticos y anticuerpos monoclonales. Si experimentó anafilaxia u otras reacciones alérgicas graves a terapias para el cáncer, se recomienda consultar con un alergista antes de recibir la vacuna.
  • Para pacientes con antecedentes de otras reacciones alérgicas graves: Los pacientes con reacciones alérgicas inmediatas a la primera dosis de una vacuna ARNm contra el COVID-19 no deben recibir la segunda inyección a menos que sea evaluada por un alergista y aprobada.
  • Para los pacientes que ya han tenido COVID-19: En general, se recomienda que usted reciba la vacuna COVID-19 incluso si ya estaba infectado con el virus, aunque puede optar por esperar de tres a seis meses después de su enfermedad.

Todos debemos tener precaucion con el COVID-19, especialmente aquellos con cáncer

Es importante tener en cuenta que algunas personas con cáncer tienden a tener sistemas inmunitarios debilitados, lo que podría hacer que las vacunas sean menos eficaces. En este momento, las vacunas de ARNm ofrecen protección del 94 y 95% contra este virus, mientras que la vacuna Johnson & Johnson 66% eficaz para prevenir la enfermedad COVID-19 moderada y severa 28 días después de la vacunación y 85% eficaz para prevenir la hospitalización. Pero es difícil saber si los pacientes de cáncer tendrán ese mismo nivel. Es crucial que todos sigamos aplicando las recomendaciones de seguridad por un tiempo más, incluyendo el lavado de manos, seguir las pautas de distanciamiento social y físico y seguir usando una máscara facial incluso después de haber sido vacunado.

Para más información, visite: clevelandclinic.org/loveyourheart

13. mar., 2021

 La endometriosis es una enfermedad ginecológica muy común entre la población femenina. Entre un 30 y 50% de las mujeres que la padecen son, además, estériles.

  • A nivel mundial, se estima que el 70% de las mujeres con endometriosis fueron mal diagnosticadas, lo que dificulta el tratamiento.

Marzo es el mes de la endometriosis, momento en el que se sensibiliza sobre esta enfermedad que afecta a más de 176 millones de mujeres en el mundo.  Se estima que la endometriosis afecta a 1 de cada 10 mujeres durante sus años reproductivos (es decir, generalmente entre las edades de 15 a 49 años). Esta patología implica que células tumorales crezcan fuera del útero, afectando comúnmente a los ovarios o las trompas uterinas. 

Según el director de IVI Panamá y especialista en reproducción humana, Dr. Saúl Barrera, “El retraso del diagnóstico dificulta el tratamiento temprano. Durante ese tiempo, las pacientes saltan de médico en médico en busca de ayuda y una respuesta acorde a sus síntomas”.

Sin duda, en este contexto es importante compartir conocimientos de expertos, sobre qué es la endometriosis, cómo afecta la vida de las mujeres y la importancia de la búsqueda de atención médica oportuna para ayudar a identificar los síntomas.

 

Diagnóstico tardío, mal común en la endometriosis 

Aunque se sabe que la endometriosis es un problema ginecológico muy común, muchos estudios informan que puede haber grandes retrasos entre la aparición de los síntomas y el diagnóstico de endometriosis.  Retrasos en el diagnóstico y la gestión de un tratamiento acorde a las metas de vida de la paciente, puede afectar la calidad de vida y resultar en la progresión de la enfermedad. 

Una investigación publicada recientemente por el Grupo parlamentario de todos los partidos sobre la endometriosis (APPG por sus siglas en inglés) del Reino Unido, revela que el tiempo de diagnóstico para la endometriosis sigue siendo en promedio 8 años como hace una década. 

Desconocimiento de ambas vías

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que, a nivel mundial, el 70% de las mujeres con endometriosis fueron mal diagnosticadas, lo que dificulta el tratamiento. “Por ello es tan importante la difusión no sólo entre las mujeres sino también en el personal médico”, aseguró Barrera.

En esta misma investigación de la APPG se revela que una mujer antes de recibir un diagnóstico de endometriosis, ha consultado con diversos especialistas debido a sus síntomas:

• 58% visitó el médico de cabecera más de 10 veces

• El 21% visitó a los médicos en el hospital 10 veces o más

• 27% fue a urgencias 3 o más veces 

La endometriosis no solo es ignorada por la comunidad médica, sino también entre la población general. Muchas mujeres desconocen su existencia y no se plantean ir al médico, aunque sufran dolores menstruales intensos, ya que por muchos años se ha normalizado la relación dolor y menstruación.

Las mujeres no sólo pasan varios años esperando obtener un diagnóstico certero, además la mora quirúrgica en la CSS es altísima. Hay mujeres que aguardan un promedio de tres años hasta que reciben un tratamiento, cuando ya han perdido tejido ovárico suficiente para gestar una vida, lo que acaba para siempre con sus posibilidades de ser madre.

Sobre los síntomas, Saúl Barrera, destaca que “la endometriosis no solo es multifactorial, sino que distorsiona la anatomía de la pelvis, lo que provoca una serie de cicatrices en las trompas de Falopio. Además, genera una inflamación en las estructuras de la pelvis, altera el funcionamiento del sistema inmunológico, modifica el entorno hormonal de los óvulos y altera la calidad ovárica en la mujer. Si con cada regla la mujer siente dolor invalidante, es decir, que no le permite desarrollar sus actividades diarias con normalidad, lo más probable es que tenga endometriosis”.

Diagnóstico complejo

El diagnóstico de la endometriosis es muy complejo. Sólo se puede certificar su existencia mediante laparoscopia. Esta técnica también se utiliza para tratar quirúrgicamente la enfermedad, extrayendo la mucosa de las zonas en las que no debe estar, pero se trata de una operación larga y difícil, y que, además, no garantiza siempre que el dolor desaparezca. Cuando las áreas afectadas son pequeñas o se tiene poco dolor se suele optar por una terapia hormonal que consiste habitualmente en la administración de la píldora anticonceptiva

Endometriosis e infertilidad

Lastimosamente no es posible prevenir la infertilidad en pacientes con endometriosis. Pero, dado que esta patología es una enfermedad de mujeres jóvenes que se diagnostica antes de los 35 años, y la infertilidad es, con el dolor, el síntoma principal de la enfermedad, es posible recomendar a estas pacientes vitrificar sus óvulos antes de los 35 años.

Ahora se sabe a ciencia cierta que la preservación de la fertilidad es efectiva en estas pacientes porque asegura una capacidad reproductiva en una enfermedad que tiene un carácter progresivo. Al respecto, destaca Saúl Barrera que “un buen grupo de pacientes infértiles tienen endometriosis y aunque no podemos prevenir este aspecto. Podemos recomendar a las pacientes que vitrifiquen sus óvulos, antes de los 35 años, de hecho, es altamente recomendado hacerlo considerando que otro de los factores determinante para tener hijos sigue siendo la edad de la mujer”.