11. sep., 2016

Septiembre, mes de los Océanos

Los 365 días debemos cuidar nuestros océanos y no solo en el mes de septiembre, quizás no vemos más allá de lo que son en realidad…

Cuando me mandaron las bases para participar de un concurso de prensa sobre el mes de los océanos me dije tengo tanto tiempo que no aplico a un concurso de prensa que vamos a ver como empiezo.

Me dije estoy contra el tiempo tengo una semana para publicarlo, quien quita y gane y si no dejaré mi mensaje a través del mismo, todo salió bien manos a la obra, de más está decirles que todo fluyo.

Quise hacer algo diferente, más espontaneo abierto y sin tanta formalidad, el tema quizás a muchos le parezca aburrido, porque lo bueno, lo positivo y lo que lleve un mensaje muy poco es tomado en cuenta, siempre me he preguntado porque lo vulgar, lo chabacano, el bochinche y el mal mensaje es lo que vende, pero bueno así es el mundo y no puedo cambiarlo.

Entrando en materia y hablando en serio, sin querer estamos acabando con la naturaleza, con nuestros océanos, la basura nos ahoga, se inundan las calles, el exceso de desperdicios que arrojamos a las alcantarillas llueve se tapan y allá va esa inundación.

Converse con algunas personas, tome entrevistas de algunos medios citando por supuesto a los colegas las fuentes y así saque adelante el reportaje.

Según un reporte del Diario La Prensa de una noticia de la periodista Fanny D. Arias Ch. del 14 de octubre de 2015 “Las toneladas de basura recolectadas durante una gran limpieza de playas, costas y ríos en 2015, que se había realizado el 27 de septiembre de ese año había arrojado un incremento con respecto a la que se recogió en esa actividad en el año 2014”.

Reportaba la colega que esta actividad de limpieza, que llegó a su XXIV versión, se acumularon  65 toneladas de desechos, mientras que en 2014 fueron 36 toneladas, se duplico la basura, lo más triste es que más del 90%   de los despojos recogidos fue de plástico, juguetes, foam, latas de bebidas, bolsas, vasos y platos plásticos.

No obstante, el desecho que más vemos en playas en mayor cantidad es la botella de plástico, la reina por excelencia.

Y lea con atención hace un año se recogieron un aproximado de 43 mil botellas, se imagina usted todo lo que se podría hacer con botellas plásticas? en lo personal las utilizo para guardar agua cuando en algunas ocasiones se va en mi barriada y las que no las guardo y las llevo a alguna actividad de reciclaje o las dejo en un centro de acopio.

Septiembre es el mes de los Océanos y cada año un 25 de este mes nos volcamos a la limpieza de playas, actividad que no arrojaría cifras deprimentes sin dispusieramos la basura en los lugares adecuados, la basura que se recogió según Ancón el año pasado en la jornada a pesar de haberse realizado en 58 playas, el sector más cochino (hay que ser dura y directa) fue Panamá Viejo y Costa del Este, allí se recolecto más de 54 toneladas de basura.


Álvaro Pacheco Coordinador Regional de Ecosistemas y Biodiversidad de la  ONU/Ambiente nos explicó  la tarea titánica y el trabajo que realizan para concienciar a la población de mantener limpio nuestros océanos, muchas basura marina que entra viene precisamente de los ríos, lo importante no es solo por la estética, sino por las repercusiones en las pesquerías, tristemente el turista ve a Panamá por como tienen sus playas, las implicaciones socioeconómicas son enormes y cuando inician las lluvias y las inundaciones es que nos damos cuenta del daño que hacemos al ambiente con esa basura en ríos y quebradas.

Ellos en ONU/Ambiente están comprometidos con las diferentes jornadas de limpieza de playas, pero hay que apoyar, ellos por su parte trabajan en difundir todas las actividades  de conservación a lo largo de todo el año, están conscientes que no solo es en septiembre sino durante todo el año y eso lo pueden ver en sus redes  sociales de @pnuma

Converse con algunas personas sobre que piensan del daño que se le hace al ambiente con arrojar basura a los ríos y que hacen al respecto, para la ejecutiva de ventas Giovana Pace es tan sencillo marcar el 311 para que los desechos grandes sean retirados, considera que muchas personas no son lo suficientemente responsables que hay maneras de separar los desperdicios y clasificarlos para reciclaje y evitar que estos lleguen a los mares.

La Ministra de Ambiente, Mirei Endara en un conversatorio el pasado 8 de junio de 2016 que se llevó a cabo en la Casa Amarilla de la Presidencia de la República dijo lo siguiente sobre la basura marina y su impacto en la sustentabilidad de los mares en nuestro país “El problema relacionado con la basura marina no solo atañe a los mares y costas, o a los ecosistemas y especies que viven en estos ambientes; la basura marina también genera impactos sobre los asentamientos humanos ubicados en el litoral y deteriora el paisaje que disminuyen actividades de recreación y turismo”.

La titular de Ambiente de Panamá, añadió que el Ministerio trabaja una propuesta de legislación sobre plásticos, en coordinación con entidades competentes para enfrentar el problema de la gran cantidad de basura que va parar al mar.

“El reciente creado Ministerio de Ambiente, aporta a la gestión de control de la basura marina por medio de la articulación de esfuerzos de trabajo con organismos, instituciones, empresas para la recolección de basura plástica en costas y áreas de manglar” enfatizó la Ministra Endara.

Enrique Ruiz empresario dedicado a la publicidad le ha tocado ver en comunidades como las personas por un tema que el camión no les recoge la basura botan a ríos estufas neveras y hasta colchones, cree que no es excusa y que todo viene de la educación en el hogar, cree que las campañas de reciclaje son muy buenas pero hay que ser constantes y las empresas deberían incluir esto dentro de sus actividades y agrego que también en las escuelas debería hasta ser una materia obligatoria el reciclaje.

Para la periodista Maritzel Martínez los que arrojan basura a los ríos son personas que no tienen conciencia del daño que provocan, piensan que no hay un mañana que les puede afectar, ella reside en Bocas del Toro y asegura que en las escuelas del sector si se hacen campañas de concienciación para que los niños en las escuelas no arrojen basura a los ríos, cito un ejemplo de los que manejan lanchas en el área de las islas en Bocas del Toro que si se cae una bolsa por error de desecho de una lancha se regresan a recogerla, sobre todo por ser una provincia que atrae mucho turismo, buscan en mantener los mares limpios y así ofrecer una mejor imagen de la provincia.

Pero no quise cerrar este reportaje sin conversar con los niños, entreviste a dos, una la hija de un gran amigo Abdiel Barranco, su hija Vivian una pequeña que a su corta edad ya su papá le ha enseñado a valorar la naturaleza, esto fue lo que nos dijo de las personas que arrojan basura a los ríos o playas “ que no deberían hacer eso, al final están envenenando a los pescados y cuando ya quieren pescarlos y quieran comérselos no van a tener un pescado saludable tienen que cuidar los mares, piensa que las personas son muy cochinas.

Raúl Cajar es mi sobrino y es un niño muy despierto y fue sincero y me dijo “tía es que los que arrojan basura a los ríos y esta llega a los océanos es que no les importa la naturaleza, lo tiran como sea y solo quieren seguir caminando y ven la basura allí y nos les importa, hay que cuidar al medio ambiente , si yo veo basura la recojo  para que no llegue a los océanos”.

Septiembre mes de los océanos, su lema de este año no es una simple frase bonita “Más allá  de lo que ven tus ojos”, seamos más  aseados no más alcantarillas tapadas, la limpieza viene de hogar, si a usted le enseñaron a arrojar los desperdicios en un lugar adecuado pues enseñe a otros a que sea así, todo empieza por casa.

Todos tenemos una  responsabilidad enorme de cuidar nuestros mares aunque no lo veamos así, no seamos indiferentes, debemos  garantizar la salud de nuestros océanos y que también se sostenga la vida en el mar.