1. nov., 2017

El momento doloroso de una destitución

Leía en mi LinkedIn un comentario que me llamo mucho la atención “los despidos no deben ser motivos de orgullo para ningún jefe".

Quise tocar el tema porque precisamente hace unas horas mientras actualizaba mi web me llegó a uno de los tantos grupos de WhatsApp en los que estoy que una empresa hoy 31 de octubre había destituido a más de 20 personas y que se esperaba que otras también hicieran lo mismo próximamente y esa es de las que uno se entera y de las que no? uf! ni pensarlo.

Es una realidad que está atravesando mi país, por más que uno intente no ser pesimista y tratar de echar hacia adelante y decir “me va excelentemente bien” hay una realidad, hay una recesión y para nadie es un secreto, digan lo que quieran hablen lo que hablen hay que ser realista, y no es solo en Panamá, en el mundo entero hay como un bajón, hay un  estancamiento, entiendo que siempre hay destituciones, que no es solo de ahora y quizás algunos dirán ay! Fabiola por favor no seas negativa y deja el drama y la exageración, pero no puedo hacerlo, no puedo negar una realidad y no estamos bien.

Por donde se mire y por más que quieran tapar el sol con un dedo los escándalos de corrupción en el mundo, en Latinoamérica y no se escapa Panamá han dejado un sinsabor. 

Quizás a mí no me verán en alguna marcha o protesta porque soy una mujer independiente desde hace unos 7 años y cada minuto de mi vida es como respirar, donde parpadeo pierdo dinero, pierdo un cliente y pierdo una oportunidad de generar ingresos para apoyar a mi esposo con los activos fijos del hogar a los que hay que hacer frente y nadie me va tirar el efectivo del cielo para pagar, porque así como cuando te dan un mal servicio y demoran en resolver, ojalá así fuera la demora en que ese recibo de luz, agua, aseo por decir un par pudieran esperar un poco a que pueda uno conseguir el dinero para pagar.

Yo aporto a mi país siendo un buena ciudadana, exigiendo trabajo honrado y  no seguir el juega vivo de muchos, pagar mis impuestos y ser una persona decente enseñando a los demás con el buen ejemplo.

Creo que hay una realidad que no podemos ocultar, hay algo que nos mantiene en este estancamiento del que siento que no salimos y la realidad es las destituciones que hay en diferentes empresas del país, unas que han cerrado para mudar sus oficinas a otro país o porque simplemente no pueden con los gastos de un lugar físico y se declaran en quiebra o cierran y punto.

Solo una vez pase por un periodo de destitución en mi vida y fue precisamente cuando se me venció el contrato en una entidad de gobierno y por no dejar puse mi recurso de reconsideración para que no dijeran mira la orgullosa esta, pero es una situación muy dura que no le deseo a nadie, tuve que vender mi auto para que la Asociación Panameña de Crédito no me pusiera una mala referencia  a mi historial y bueno está de más decirles que estuve casi un año sin auto pero no me eche a morir, eche hacia adelante y con el favor de Dios y el haberme movido pude conseguir un buen empleo un par de años más hasta que decidí que no quise pasar más por ese proceso y renuncie al mejor trabajo que tuve ganando un buen billete para ser mi propia jefa.

En un momento me dije voy a poner a trabajar mis talentos y hasta el sol de hoy sigo independiente, batallando pero dentro de todo bien, si tengo  que regresar a una empresa a un horario fijo lo haré pero siempre con Dios por delante y esperando que todo salga bien.

Los procesos de despido son duros, no quisiera estar en la piel de los encargados de Recursos Humanos que tienen que dar esa mala noticia o entregar esas cartas, en mi antiguo lugar de trabajo le decían el Chacal al que destituía, cuando lo veías pasar todos temblaban, ni quiero imaginarme la vida de esa persona cuando tiene que entregar una carta de ha sido… (ha sido un placer trabajar con usted pero esta despe…).

Cuando se dan esos movimientos y restructuraciones en las empresas e instituciones siempre pienso en las familias, los que tienen hijos, los compromisos, las deudas y todo lo que conlleva el quedarte sin un empleo y más para fiestas de fin de año y ni hablar de cómo está la situación del país donde es un poco más difícil encontrar un buen empleo, un lugar en donde te puedas sentir bien y que lógico te paguen bien, a veces lamentablemente tienes que aceptar cualquier cosa por necesidad.

Solo queda esperar, aquellos que les dan un poco más de la liquidación siempre aconsejo invertir bien, nada de descansos, hay que buscar y no desesperar, hay que ser paciente y no todo es malo, es cierto que es un momento difícil, muchos cuando son destituidos piensan aunque usted no lo crea en matarse, pero no todo está perdido todo ocurre por algo, todo tiene un motivo y una razón de ser, quizás esa destitución es la puerta a un mundo mejor, quizás por tantos años pospuso emprender ese negocio y ahora es la oportunidad, pero lo más importante es asesorarse bien, pensar con cabeza fría que va a hacer, invertir, invertir e invertir y bien.

Un consejo sano que hice y me resulto cuando decidí ser independiente y tenía un efectivo extra fue adelantar los activos fijos lo más que pude para sentirme un poco más liberada y no tener ese peso encima pero es lo más sano, si va a ser independiente empiece poco a poco búsquese un buen contador y allí se va.

Éxitos no se achicopale la vida sigue su curso y lo único seguro en esta vida es la muerte.