16. may., 2017

A lo largo de mi vida personal y profesional he conocido tantas personas, por ser comunicadora social y mis colegas que no me dejarán mentir uno tiene la oportunidad de conocer muchísima gente desde un día estar con el Presidente de la República y al otro día conversar o entrevistar a la señora que vende pescado en la fonda.

Durante toda mi vida he admirado la humildad de las personas, no soy perfecta.  Recuerdo una vez que trabajaba como reportera buscando noticias en la calle hace como unos 14 años hubo un tiempo que a pesar de trabajar en la radio siempre me enfocaban las televisoras salía en la televisión sin querer queriendo como dice el Chavo del 8 y la verdad las personas me lo decían –oye te vi en la televisión, te vi al lado del legislador tal aquella vez que alzo el fajo de billetes y quien estaba al lado yo jajaja bien sentada para tener fidelidad de mi audio porque ese día la unidad móvil no se pudo mover por ende yo estaba a la izquierda del funcionario, esa nota me disparo porque cada vez que sale esa nota salgo yo al lado, no les miento me sentí wao mi momento de salir en televisión y les confieso aquí entre nos “me marie” y bien feo, pero había alguien en casa mi mamá, me aterrizo de una vez y me dijo te bajas de esa nubecita que eso es efímero así que aterriza, y saben que? aterrice y más nunca ni siendo jefa de un alto cargo en el gobierno me volví a subir al pedestal, bien quieta en tierra.

Pero saben porque eche todo es cuento porque hace un par de meses cuando  tuve la oportunidad de estar en el programa de radio conocí a unas chicas de la empresa Aseo Capital que fueron a promover las actividades y la restructuración de la empresa, para no echarles el cuento largo en una oportunidad la gerente me mandó un mensaje privado a mi red social de twitter agradeciéndome la oportunidad que le ofrecí a su personal de hablar en el programa, después de allí esa persona ha sido tan amable conmigo y la verdad que es cuando existe química entre dos personas, que señora tan agradable, una vez tuve la oportunidad de acompañarla a una reunión en la que fui enlace para unos temas sociales y hablamos como si me conociera de toda la vida.

Tuve la oportunidad casualmente hace poco de recibir una invitación personal de la empresa donde trabaja en donde ella es la directora nacional para asistir, y la verdad  al verme su trato fue cordial, cero diva, cero inalcanzable, estaba feliz recibiendo a cada invitado en zapatillas y un suéter sin perder la elegancia, y creo que no tendría por qué decir tantas cosas de ella, porque solo hemos coincidido en 3 o 4 ocasiones y eso a veces suficiente para sentir que es una persona agradable buena gente y humilde, ojalá siga así y estoy segura que lo será una persona amable y buen agente pero sobre todo humilde y lo más importante puso la empresa donde es la jefa mayor de 0 a 10, que otros tomen el ejemplo porque a veces muchas personas con altos cargos el puesto los deja caminando en las nubes.

4. may., 2017

Me parece increíble que ya casi casi estemos a mitad del año 2017, si bien es cierto siempre dije que los años pares eran los mejores, en definitiva este ha sido un año muy difícil en materia económica y creo que no solo en Panamá sino en todo el mundo, creo que es como algo momentáneo, hay que seguir adelante y no dejarse, dar lo mejor de sí en todo sentido y aunque hay una realidad siempre ser optimistas porque como bien dice un amigo no todos los días llueve.

Pero a pesar de iniciar un año complicado y un abril entre saliendo del verano y entrado al invierno (en Panamá solo hay dos estaciones invierno lluvia casi todo el año y la seca que es el verano) tuve la oportunidad de apreciar dos maravillosos eventos que aparte de dejarme pensando, me hicieron reflexionar que a pesar de las adversidades hay personas que dan el todo por el todo, no se desaniman, que  situaciones de la vida no los venció y precisamente de esos dos acontecimientos les hablaré.

Uno fue la realización en Panamá de los III Juegos Latinoamericanos de Olimpiadas Especiales que iniciaron el 21 de abril, en pro de la inclusión de personas con discapacidad. esa llama de esperanza que encendieron el 21 abril en el Estadio Romel Fernández en ciudad de Panamá más de 800 atletas de 21 países recitaron su juramente y marcaron ese inicio.

En cada joven se podía ver esa alegría, ese valor, esa determinación y esa unidad, sus caritas reflejaban un no se qué inexplicable, no había ganado todavía medallas pero ellos se sentían ganadores.

Fue un inicio hermoso representantes de organizaciones internacionales, entidades del gobierno, embajadores que donaron su tiempo para estar  con esos jóvenes, artistas, familiares y por supuesto toda esa logística de organización, más de 10 mil personas asistieron a esa inauguración y aplausos de pie a toda  gente maravillosa me quité el sombrero, todo para mi perfecto.

Fueron  8 días en donde nuestro país fue testigo de la determinación y valentía de esos chicos, los nervios durante esos días se apodero casi todos, pero cada uno dejo en alto a su país,  para orgullo nuestro los atletas panameños alcanzaron 192 reconocimientos, en donde lograron  62 medallas de oro, 46 medallas de plata y 57 medallas de bronce,  la organización del evento y todos los que lograron que el mismo se realizará nos llena de orgullo, definitivamente Panamá  tiene el potencial para organizar no solo este  sino muchos otros eventos de esta magnitud.

Y el otro cierre de abril fue el haber tenido la oportunidad de asistir a la video conferencia magistral “Descubre tus Fortalezas” con  Nicholas James Vujicic, pero quien es él? Bueno le refresco la memoria es un joven 35 años que nació el 4 de diciembre de 1982, en Brisbane, Australia con el síndrome de tretra-amelia, que  se caracteriza por la carencia de extremidades,  es decir que Nicholas  vino a este mundo sin piernas ni brazos, solamente tiene una formación o Meromelia de lado inferior izquierdo, pero eso no fue un obstáculo en su vida, haber nacidó así le le permitió desarrollar esa fortaleza para motivar a aquellos que tienen todos sus miembros y se quejan de la vida.

Mi gran amiga Glenda Amaya me invitó a participar de la conferencia y les confieso que durante estas dos últimas semanas he estado tan pero tan ocupada que casi no voy, pero me dije esta es una oportunidad que quien sabe cuándo pueda volver a tener en mi vida, él (Nick Vujicic) no iba a estar presente pero con el solo hecho de que estuviera dirigiéndose a nosotros a través de un video no sé los demás pero sentí que estaba frente a mí.

Si la vida es maravillosa que tuve la dicha de estar  sentada en la primera fila, la moderadora del evento fue la conferencista Marie Cosgrove que cuando escuche su historia me dije nos quejamos de todo a cada instante y no vemos las maravillas que tenemos en la vida, en cada tropiezo hay una oportunidad, en cada caída hay una nueva esperanza.

Haber escuchado  esa video conferencia de Nick y entender que tengo unas fortalezas infinitas que yo ni sabia  y entender que todo tiene un motivo y razón de ser, me hacen reflexionar que estamos en esta vida para disfrutarla de la mejor manera, siempre en la medida del respeto, cada quien puede hacer con su vida lo que quiera pero siempre debe existir esa responsabilidad como persona de saber que todo lo que hagas hoy pesara mañana, si eres un hombre de bien hoy mañana recogerás los frutos de esa siembra, la cosecha de una siembra dura y difícil siempre será un fruto dulce y agradable, un mes que cerro con enseñanza, en definitiva pondré en práctica en mi vida, la valentía y el coraje de Nick y de esos chicos de olimpiadas especiales.

 

22. abr., 2017

Hace unos días conversaba con una persona muy querida y me dijo en un momento de la buena conversa, amiga te puedo dar un consejo de verdad verdad, quede muda por un instante y de repente le dije, -claro con gusto, me dijo no te quejes tanto deja que cada quien luche sus batallas, no te sofoques no te pelees con las personas no te amargues por nada ni por nadie, sus palabras me dejaron en una pieza.

Los que me conocen de hace uffff (tengo 41 años) a decir  verdad soy de poco pelear jamás en mi vida he bofeteado a nadie y nunca he peleado a golpes, enemigos ni se si los tengo, gente que me cae mal uf muchísimas pero normal.

Durante toda esta semana he estado pensando en esa frase “deja que cada quien luche sus batallas, lucha por las tuyas”, fuerte, claro y directo a la yugular; infinitamente agradecida con esa persona que fue sincera y me dijo una gran verdad y creo que en uno de mis escritos lo expuse alguna vez, si me oyera una conocida coach me diría ay! Fabiola deja que los demás se estrellen y no le metas mente a tratar de que la gente sea humilde, buena gente, amable, cariñosa, tratable y etc etc  etc el que es perverso siempre lo será.

Palabras, palabras y más palabras creo que hasta hoy he comprendido que no me voy a quejar es que ni de aquel ministro que no hace su trabajo como debe, ni de aquella cajera que ni te devuelve el buenos días cuando se los das, ni preocuparme porque esa persona no me abrió la puerta de un medio para llevar a ese cliente a promover una actividad positiva.

La libertad de ser o no ser, aquí entra el dilema de ser hipócrita o no serlo para despreocuparme de los demás, creo que es no ignorar a aquel que es perverso sino ser educado, o esa vecina amargada que está a tu lado la saludas y ni levanta la mirada, que dilema no?

Ser o no ser allí está la pregunta, creo que evitare quejarme en redes sociales y como dijo el Padre en Semana Santa hija mía sea crítica y no criticona, si la ignoran no haga caso usted sabe que dentro de usted hay un ser diferente y un corazón puro, no seré la mejor ni la peor, pero hay algo que si tengo y es que si se ser diferente, ayudar desinteresadamente y esa es mi esencia y eso es lo que me identifica, lo que me describe y define, soy yo la misma cuando estoy bien a cuando estoy mal, soy esa misma que lucha entre seguir siendo amable y no serlo y mandar a los que olvidan de donde vienen por un tubo, creo que me quedaré con seguir siendo yo, la libertad de ser o no ser.

7. abr., 2017

Tenía mi escrito listo para hoy pero preferí  escribir de salud, porque hoy 7 de abril se celebra  el Día Mundial de la Salud y este año el lema es La Depresión.

Tome textual el párrafo que habla en la página web de la Organización Mundial de la Salud  sobre el tema y dice así “El Día Mundial de la Salud, que se celebra el 7 de abril de cada año para conmemorar el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud, nos ofrece una oportunidad única para movilizar la acción en torno a un tema de salud específico que preocupe a las personas de todo el mundo, el tema de nuestra campaña para el Día Mundial de la Salud de 2017 es la depresión”.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud más de 300 millones de personas en el mundo sufren de depresión, según la revista Mental Health America la depresión es una enfermedad grave y común que afecta física y mentalmente el  modo de sentir y de pensar de una persona, su síntomas pueden provocar  desear estar lejos de la familia, amistades, trabajo y si ocurre en casos de menores no asistir al colegio, esto unido a la falta de apetito, interés por nada ni siquiera salir de casa, encerrarse y desconectarse del mundo exterior.

Estudios también realizados por  OMS (Organización Mundial de la Salud) en  casos extremos el peor escenario es que una persona deprimida puede llegar al suicidio, cada año se suicidan aproximadamente unas 800 mil personas en el mundo y es la segunda causa de muerte en el grupo de edades que oscilan entre los 15 a 29 años, sin descartar que puede darse en edades más adultas, pero en baja escala.

No me va a decir usted que en su vida ha sufrido de depresión, yo no niego en muchas ocasiones he sufrido depresión severa y sobre todo en mi adolescencia en donde sufrí hasta el rechazo de muchas personas, amigos, profesores, conocidos y hasta de los chicos por no ser el estereotipo que te pinta la sociedad doble moral “delgada, alta, guapa, inteligente” y muchas otras cosas que hasta en no una sino varias veces intente suicidarme, y no lo niego porque fue una etapa oscura de mi vida donde fui al psiquiatra y créanme el único médico que me ayudo en esa época fue Dios, empecé a ir a misa todos los días, a rezar el rosario y eso me ayudó muchísimo y hoy día cuando me empiezo a poner triste o me siento deprimida opto por rezar mucho más de lo que lo hago a diario, rezo el rosario que me alivia o voy a correr, hacer cualquier tipo de ejercicio, refugiarme en la lectura me hace sentirme mejor, claro ahora la compañía de mi mascota es maravilloso, con sus locuras y cosas uno se siente alegre porque hasta puedes conversar con ella aunque piensen que uno anda  tostado.

 Cuento mi experiencia y no me da pena porque no estamos exceptos de sufrir en algún momento de depresión, es triste ver que muchas personas creen que el que sufre de depresión es una persona loca, todos la hemos padecido, bien sea por dificultades laborales, problemas económicos, situaciones familiares y muchos otros factores que merecen ayuda médica cuando los casos llevan al extremo.

Yo no soy experta en el tema ni soy especialista en medicina para decir sobre que puede hacer una persona que pasa por un cuadro de depresión, lo único que pudiera aportar a través de mis escritos como persona, lo que hago cuando siento que una persona pasa por un cuadro de depresión intento animarle, estar pendiente, llamarle y  ofrecer ayuda  a quien vea que la necesita, crea en el Dios que usted crea búsquelo y péguese a él, sino cree en Dios pero cree en algo sea su espíritu, sol, astros, estrella, física o lo que sea lo importante es buscar ayuda, hable con una persona de confianza, un sacerdote, un pastor, un asesor, a veces somos tercos y testarudos y no nos dejamos orientar, es vital hablar con alguien, según estudios cuando una persona esta triste lo mejor es salir a dar un paseo, hacer ejercicio, despejar la mente, llamar a alguien para desahogarse y hasta comerse un chocolate oscuro (porque los hay blancos) la ayuda se importante y vital.

Si siente que no puede más, pues conversé con un experto, quien ha dicho que la persona que visita a un psicólogo o a un especialista en psiquiatría es porque está demente, los psicólogos y psiquiatras son las personas idóneas para tratar la condición de una persona depresiva y evaluar si necesita un tratamiento, y si se lo mandan pues sígalo al pie de la letra, no sea necio y disfrute en la medida lo que pueda, la vida es una y estamos de paso como para no buscar ayuda si la necesitamos en algún momento por cederle paso al orgullo.

31. mar., 2017

Cuando eres independiente y trabajas para ti siempre habrá alguien que te pregunte oye y como haces para pagar tus cuentas? como vives?  Es difícil? la mayoría te mira con cara de terror y pocos te felicitan, algunos quisieran hacerlo pero por múltiples compromisos no pueden, igual siempre respeto al que decide trabajar para alguien porque no todos nacieron para ser independientes.

Pues claro que trabajo y hasta más que aquel que tiene un horario fijo, el detalle es que me programo, me organizo y utilizo la agenda para llevar un control de lo que tengo que hacer cada día, a veces me pregunto porque las personas miran de manera extraña a los que no trabajan para nadie o han tomado la decisión de emprender, la verdad no lo sé, solo sé que la paz y tranquilidad que uno vive al ser su propio jefe no lo paga ni el mejor salario del mundo.

Por lo general es muy difícil que acepte hacer algún trabajo fin de semana porque es la única oportunidad que tengo para estar totalmente dedicada a mi esposo a mi mascota y a mi hogar como me gusta al 100%, pero si tengo que hacerlo lo hago pero lo evito a toda costa.

Aquellos que logran alcanzar ser independientes es muy difícil que vuelvan a tomar un trabajo “normal” , y digo normal a tener un horario fijo con jefe, y si se hace es porque quizás la necesidad apremie; cuando me toca asesorar a aquellos que fueron en su momento independientes y tienen por fuerza que volver a trabajar en alguna empresa o institución lo  mejor es que lo hagan a manera de asesoría y que pongan sus condiciones.

Por lo menos en mi caso hay días en donde estoy haciendo mil cosas a la vez, lavando, limpiando, atendiendo la computadora, haciendo llamadas desde mi celular, actualizando las redes sociales de mi empresa y escribiendo y ordenando lo que toque en la semana y les aseguro que el tiempo si alcanza porque siempre me organizo.

Por lo menos hoy lunes que decidí escribir para el blog del viernes, estoy reservando medios para un cliente, escribiendo en la agenda lo que tengo pendiente para hoy y enviando mensajes de WhatsApp para que alguien recuerde ir a un evento que tengo la otra semana, pero sin dejar de atender mi hogar, hoy tocaba lavar porque llovió el fin de semana y la cesta estaba al tope, aprovecho ahora salir a hacer supermercado y en la tarde cocinar para mi esposo porque lo más importante es que lleve comida fresca  de casa para que no agarre ningún virus estomacal por comer en la calle, y aunque me encargue de cada detalle del hogar no puedo restarle merito porque cuando está en casa definitivamente él apoya en todo sin molestarse.

Cuando conversamos le digo -no sé cómo haría si tuviera un trabajo con horario fijo, mi vida sería un caos, por eso doy gracias a Dios cada día por  hace siete años haber tomado la difícil decisión de ser independiente.

El secreto de la independencia es ser organizado y responsable, todo lo manejo digital porque evito lo posible salir de casa (la oficina la manejo desde allí), sino tengo nada urgente que hacer en la ciudad (vivo en el Sector Oeste a unos 30 minutos del centro) no me muevo, y si lo hago es por la cobertura de algún evento o recorrido de medios con clientes, pero por lo general todo lo manejo a través de mi oficina virtual mi celular, mis redes sociales y reuniones por Skype;  soy de las que cree fielmente que algunas empresas deberían ofrecer a aquellos que su trabajo lo amerité trabajar desde casa, quizás se vea como que no producirá lo suficiente, pero les aseguro que uno trabaja mucho más y mejor.

Si tiene pensado independizarse y ser su propio jefe anímese arriésguese, analice todas las ventajas y desventajas, no es fácil pero no imposible, lo rico es que usted manejará su tiempo y si se organiza créame no se arrepentirá.