21. feb., 2018

Panamá mantiene baja calificación en el Índice de Percepción de Corrupción

APEDE y Transparencia Internacional, a través de la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, Capítulo Panameño de Transparencia Internacional, realizaron la presentación mundial del Índice de Percepción de Corrupción en la que Panamá se ubicó en la posición  96 con una calificación de 37 puntos.

Cabe resaltar que en el informe del año 2016 Panamá se ubicó en la posición 87 con una calificación de 38 junto con Mongolia y Zambia, considerando que la escala de medición es de 0 a 100, donde cero es altamente corrupto y 100 es muy limpio.  En el año 2017, 81 países mejoraron su puntaje en comparación con los 62 que desmejoraron. 

APEDE, desde su fundación en 1958, ha alzado su voz en defensa de la libre empresa, la justicia, el estado de derecho, implementación de mejores políticas públicas que fortalezcan la educación en el país, competitividad, como también transparencia y cero tolerancias a la corrupción, en cualquiera de sus formas.

Esta organización cuenta con una historia fundamentada en principios y valores, que visualizaron sus fundadores y que en esa época ya eran percibidos en la sociedad y que hoy continúan vigentes, puesto que son necesarios para que se dé el desarrollo sostenible y por ende el progreso de Panamá.

Las propuestas al país que ha gestado APEDE han sido bien analizadas y han tomado en consideración la opinión de todos los sectores del país; de hecho en los últimos años la promoción en contra de la corrupción ha tomado mayor relevancia, debido a los grandes escándalos que cada día sorprenden a la ciudadanía y que, a pesar de estar en esta situación, todavía no se tiene un desenlace positivo, que le dé a la sociedad la seguridad de la certeza de castigo, que debe imperar de la mano de la justicia, y actuar independiente y con la celeridad que se requiere, pues justicia tardía tampoco es justicia.

En este sentido Jacqueline Bern, vicepresidente de APEDE destacó que una vez más vuelven a clamar por justicia en los casos de corrupción que han mantenido en vilo al país, que los mismos sean culminados respetando el debido proceso; así se le devuelva la tranquilidad y que jamás en la historia del país se vuelvan a repetir a la sombra de una administración de justicia colapsada.

“Nos sentimos muy complacidos de que Transparencia Internacional, a través de la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, Capítulo Panameño de Transparencia Internacional, realizara esta presentación mundial en nuestra sede y dar a conocer cómo calificó nuestro país en esta materia, desde la perspectiva internacional”, destacó Bern.

Cabe resaltar que con este evento APEDE inicia una alianza estratégica, que representa un nuevo paso en la campaña “Detengamos la Corrupción”, que lleva adelante este ente del sector privado panameño.

En este sentido vuelve a reafirmar que el país necesita ciudadanos capaces, formados bajo los más altos preceptos éticos, con valores incorruptibles que les permita ser modelo y ejemplo para las presentes y futuras generaciones, por lo que mantienen la firme convicción que todos son actores importantes en la lucha contra la corrupción, porque si no se hace todos pagarán por ella, desde los que están en la ciudad de las grandes edificaciones hasta los que están en ese Panamá profundo, carente de servicios públicos básicos, de salud y educación.  

Adicional, se conoció que en el marco de la celebración de los 60 años de APEDE, la asociación presentará, el 19 de marzo de 2018, la exposición magistral de Robert Klitgaard, quien ha sido asesor de muchos gobiernos en estrategia económica y reforma institucional, y su trabajo de consultoría e investigación lo han llevado a más de treinta países en América Latina, Asia y África. Es conocido como "el experto mundial en corrupción". Todo esto como un aporte más al país y contribuir a hacer consciencia de la importancia de la lucha contra la corrupción, para garantizar mayor inversión extranjera en Panamá y mejorar la imagen internacional del país.