23. sep., 2018

Arranca la Escuela de la Paz

La Cámara Junior Internacional de Panamá (JCI Panamá) llevó a cabo el Acto Inaugural de la Escuela de la Paz 2018 con un Peace social networking en Ciudad del Saber.

Dieciséis jóvenes participantes de las provincias de Chiriquí, Bocas del Toro, Herrera, Coclé, Colón, Panamá y Veraguas fueron seleccionados a través de una convocatoria a nivel nacional. Los jóvenes compartirán experiencias de aprendizaje e intercambio cultural con participantes invitados de República Dominicana, Bolivia y Ecuador.

Seguidamente al Acto Inaugural, la capacitadora principal, Fay Lawrence, panameña radicada en Estados Unidos, dio inicio a las actividades de la Escuela enfatizando en la importancia del liderazgo y los valores humanos. De igual forma, facilitadores de Ciudad del Saber, Telefónica y Blockfactory estuvieron presentes para tratar temas de innovación tecnológica, así como oficiales del PNUD para explicar temáticas de igualdad de género.

Durante 3 días, los jóvenes participarán en talleres, charlas, presentación de casos reales, para proponer soluciones ejecutadas a través de las Redes Sociales, del desarrollo de apps, de cambios en procesos comunitarios o a través de iniciativas legislativas, entre otras.

El día 20 de septiembre se realizará el PEACE HACKATON para transformar las iniciativas de promoción de paz social en aplicaciones tecnológicas en un período de 24 horas. Los facilitadores de esta actividad son estudiantes de ingeniería en sistemas guiados por expertos del Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (CIDITIC) de la Universidad Tecnológica de Panamá, la empresa BlockFactory y mentores del Centro de Innovación de la Ciudad del Saber. La empresa Celsia apoyó con materiales para los participantes y  Samsung Electronics premiará el mejor proyecto.

El 21 de septiembre la Escuela celebrará el DÍA MUNDIAL DE LA PAZ compartiendo con 104 niños del albergue Hogar de la Infancia junto con la Secretaria Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia. 

El 22 de septiembre, se realizará la clausura de la Escuela de la Paz 2018 con la Carrera hípica "JCI PANAMA: La Paz es Posible" auspiciada por el Hipódromo Presidente Remón; en donde se presentarán las contribuciones hechas por los participantes en esta versión de la Escuela y se hará la Declaración de Paz 2018.

El contenido de la Escuela de la Paz está compuesto por tres pilares fundamentales: tecnología, igualdad y valores. El evento en Panamá busca el empoderamiento de la mujer, el uso de la tecnología y la creación de alianzas con instituciones gubernamentales, privadas y otras ONGs. Este será el primer encuentro de este tipo en América y Panamá busca convertirse en la sede americana de este encuentro anual. Pasado el evento, JCI Panamá dará seguimiento a las acciones y propuestas presentadas en este espacio para garantizar impacto real en nuestras comunidades.

La adopción mundial de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible es un solo paso hacia el logro de la paz. A través del esfuerzo de los ciudadanos activos en todo el mundo, la paz se hace una posibilidad real.

Acerca de la Escuela de la Paz

En un mundo lleno de violencia, terrorismo, discriminación e injusticia, la idea de la paz se ha convertido para muchos solo en una visión inquietante. Estos actos continúan afectando a personas inocentes en comunidades alrededor del mundo. Es por ello que para la Escuela de la Paz la violencia es un recordatorio de lo relevante y necesaria que es la paz en la sociedad actual.  www.laescueladelapaz.com

Acerca de JCI De Panamá

Es una organización internacional sin fines de lucro integrada por jóvenes ciudadanos activos de entre 18 y 40 años que están involucrados y comprometidos a crear impacto en sus comunidades. El 23 de mayo de 1943 se constituyó su primera Junta Directiva. Pero oficialmente fue fundada como una organización internacional el 11 de diciembre de 1944, en medio de las adversidades de la Segunda Guerra Mundial; bajo la premisa de que si los jóvenes trabajan tratando de comprenderse mutuamente se podría evitar en el futuro otros holocaustos en los países en desarrollo.