11. dic., 2019

PANAMÁ DEJA CLARO SU COMPROMISO AMBIENTAL EN MADRID

El ministro de Ambiente, Milciades Concepción encabeza la delegación de Panamá ante la Conferencia de las Partes (COP25) que inició el pasado 2 de diciembre en Madrid, y en la que dejó claro que Panamá está fortaleciendo la agenda climática con políticas de Estado orientadas a la satisfacción de las necesidades básicas de la población, como la movilidad urbana sostenible por medio de la descarbonización del transporte terrestre vinculando el desarrollo económico y social del país con la variable ambiental.

Además, destacó la posición del país frente al avance de las negociaciones hacia la implementación completa del Acuerdo de París en 2020, enfatizando en áreas clave para el logro de las metas de desarrollo sostenible, como la protección del océano y el Acuerdo de Escazú.

“Estimados líderes políticos, esta lucha no se puede perder las generaciones actuales y futuras nos hacen un llamado, alto y claro, los líderes tenemos el deber de emprender mayores, mejores y contundentes acciones para atender la crisis climática”, concluyó el ministro Concepción.

Estos planteamientos los hizo Concepción durante la sesión de alto nivel en las que participan ministros y jefes de delegaciones de más de 180 países, quienes han hecho un llamado urgente a la comunidad internacional sobre la actual situación global dejando claro que el planeta se está quedando sin tiempo para abordar la crisis climática de manera efectiva.

Sobre las soluciones basadas en la naturaleza, dijo que se ha integrado a las metas la preservación y restauración de bosques, tierras y suelos, la protección de la biodiversidad y corredores ecológicos, la agricultura compatible con el clima y los sistemas alimentarios, y la conservación y restauración de los ecosistemas marino – costeros y la gestión sostenible de los océanos.

Siguiendo con esta línea, destacó la oportunidad única que supone esta COP25 para avanzar sobre áreas clave como la protección de los océanos al reconocer su importancia como regulador del clima, y su capacidad natural para almacenar carbono. Por ello se pretende posicionar al país como un Líder Azul, a través de iniciativas basadas en la naturaleza que promuevan la gestión sostenible de los ecosistemas marino-costeros.

Vale destacar que Panamá se encuentra en la lista de los 15 países más expuestos a riesgos múltiples acentuados por el cambio climático y ha sido catalogado por su ubicación como punto crítico de desastres naturales, por ello como parte de la agenda climática del presidente Larurentino Cortizo Cohen, se apuesta a desarrollar una hoja de ruta que garantice la gobernanza climática nacional e inclusiva y que a la vez asegure la resiliencia de la economía, sectores productivos y poblaciones más vulnerables.

Antes de finalizar, el jefe de la cartera ambiental, manifestó que el Estado panameño reconoce que no se puede enfrentar el cambio climático sin garantizar el respeto y goce de los derechos humanos, particularmente de aquellos grupos en situación de vulnerabilidad como los pueblos indígenas, comunidades campesinas, mujeres, personas con discapacidad, niños, entre otros. Por ello, asevera su compromiso con el Acuerdo de Escazú.

Este documento tiene como propósito el garantizar la implementación plena y efectiva en América Latina y el Caribe de los derechos de acceso a la información ambiental, participación pública en los procesos de toma de decisiones ambientales y acceso a la justicia en asuntos ambientales.

Cabe destacar que las negociaciones acordadas durante esta Conferencia sentarán las bases para afrontar la crisis climática a nivel mundial. La solución de esta situación definirá el futuro y prosperidad de Panamá y del resto de los países participantes.