7. feb., 2020

Miviot escucha a inquilinos que ocuparán proyecto Edificio Arraiján

A un acuerdo para la búsqueda de soluciones, llegaron autoridades del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) y los antiguos inquilinos del viejo Edificio Arraiján, hoy completamente nuevo para ser entregado, tras plantear sus inquietudes y ser escuchados.

La Dirección de Desarrollo Social del Miviot ha encontrado que hay cabezas de familias que no han asistido a los seminarios formativos obligatorios para ser beneficiarios de los nuevos apartamentos y otros tienen hasta tres propiedades que le aparecen en el Registro Público, lo que riñe con los requisitos y normas para recibir una vivienda de interés social.

En una reunión, en la sede de la entidad, encabezada por el secretario general, Ricardo Médica, donde participó la junta directiva de los inquilinos y gran parte de los viejos moradores, acordaron buscar la forma jurídica para atender los casos mencionados, que son pocos, pero se dejó claro que la mayoría cumple con el proceso para ser beneficiario del proyecto habitacional Edificio Arraiján.

Médica manifestó que buscarán las mejores alternativas para darle respuesta a las personas que presentan esos casos específicos, porque se deben cumplir los requisitos y leyes, además ordenó que quienes no hayan acudido a los seminarios se les agende una nueva fecha.

Explicó que el Buen Gobierno está realizando los procesos de asignación de vivienda de forma correcta, debido a que encontraron de la pasada administración personas en albergues cobrando subsidios y malos manejos.

Igualmente, Virginia Miranda, directora de Desarrollo Social, quien estuvo en la reunión acompañada de la jefa del departamento de Formalización, Lexaira Ramírez, precisó que están próximos a realizar la formalización de los expedientes para enviarlos al Banco Hipotecario Nacional y siempre han estado atendiendo los temas con la directiva de los futuros beneficiarios.

El proyecto Edificio Arraiján, ubicado en Calidonia, distrito de Panamá y que beneficiará a 180 familias humildes, tiene construidas seis torres, divididas en cuatro edificios de 30 apartamentos, un edificio de 20 y otro de 40. Los hogares son de 51 metros cuadrados para dos habitaciones y de 62 metros cuadros para tres recámaras.