8. may., 2020

Conapro acondiciona albergue y muda a familias de zona de deslizamiento

En las laderas del cerro en Villa María, en Panamá Norte, personal de la Dirección de Coordinación Nacional de Proyectos y Asuntos Comunitarios (Conapro) del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) ayuda a los residentes a sacar los enseres de las viviendas y mudarlas, por encontrarse en zona de riesgo de deslizamiento de tierra.

Los trabajadores colaboran cargando las pertenencias de las familias desalojadas, para ser llevadas donde familiares cercanos, vecinos o amigos, o si desean hay disposición de un sitio en la regional.

Anayka Mercado, directora Nacional de Conapro, explicó que el material de construcción para el albergue temporal de las familias desalojadas y los vehículos destinados para llevar los enseres de los afectados a un lugar seguro son suministrados por el Miviot.

Aclaró que las familias están indicando la ubicación de sus familiares para llevar sus pertenencias, pero se dispone de una parte en la oficina regional del Miviot en San Miguelito, para ser resguardadas y protegidas, si así lo piden.

Referente al local ofrecido por la Junta Comunal de Ernesto Córdoba Campos, corregimiento al que pertenece Villa María, la directora agregó que la cuadrilla de trabajadores agiliza las labores de acondicionamiento para que sea el albergue temporal, que abarca 13 cubículos, con sus divisiones, energía eléctrica y con la disposición de baños y duchas.

Hay personal, entre otras cosas, haciendo trabajos de carpintería, soldadura y cada cuarto tendrá su respectiva puerta y ventana.

Mercado dejó claro que el Miviot sigue dándole apoyo y asistencia a estas humildes familias, donde hay involucradas en coordinación las direcciones de Desarrollo Social y las regionales de San Miguelito y de Panamá Norte, que suman más de 60 colaboradores.

“Hay trabajadoras sociales, cuadrillas que adecuan el área, funcionarios derribando las casas marcadas para desalojo, mudando, captando datos y haciendo los diferentes procedimientos para atender esta contingencia”, precisó.

La evaluación y el trabajo en campo, con la captación de familias producto del censo de las trabajadoras sociales, ha permitido en las últimas horas, desde que ocurrió el deslave, identificar a más familias en zona de riesgo, de las cuales tres están alojadas en un hotel de la localidad. Las alojadas en un hotel forman parte de la familia de las dos personas fallecidas por el deslave del pasado martes.

Los trabajos para acondicionar el albergue fueron inspeccionados este viernes por el viceministro de Vivienda, Rogelio Paredes.

Luego de la advertencia del Sistema Nacional de Protección Civil de peligro en Villa María y el inminente riesgo que corren las familias cercanas a sectores donde hay un tanque de reserva de agua en las laderas del cerro, por instrucción de la ministra Inés Samudio, el personal del Miviot ha agilizado el censo, marcación de casas y desalojo antes que empiecen las lluvias.