1. jun., 2020

Reconocen trabajo de marinos mercantes durante la pandemia de covid-19

-Marinos Mercantes, reconocidos en todo el mundo por mantener el transporte activo durante la epidemia, celebran el Primero de Junio, decretado en 1942 para honrarlos

-México quedará en desventaja con sus principales socios comerciales si se militariza la administración y la educación marítima mercante.

Casi 8 décadas después, aún no se celebra el día de la Marina con el espíritu con el que fue decretado La Marina Mercante es una parte esencial del transporte marítimo y comercial mundial. El 80% de todo el comercio mundial se transporta por la vía marítima, además de su importancia esencial en la extracción de hidrocarburos (trabajo “costa afuera” u offshore).

Durante esta pandemia, muchos se han preocupado por la salud de los pasajeros en los buques cruceros, pero pocos saben que quienes los tripulan son trabajadores marítimos, profesionales que han garantizado la seguridad a bordo de esas embarcaciones y que, junto con todos los marinos mercantes a nivel mundial, han mantenido en operación el transporte marítimo, garantizando el abasto de productos esenciales y manteniendo la economía mundial, a costa de sufrimiento ya que muchos no han podido desembarcar hace meses para viajar a sus casas y estar con sus familia. En México, la situación es aún mas delicada.

Existe la tentativa de algunos de militarizar la administración civil de la Marina Mercante, eliminando la educación pública de la “Gente de Mar”, para obligarlos a formarse en escuelas de naturaleza militar/naval. Esto colocaría a México en una desventaja competitiva, ya que mientras sus principales socios comerciales (incluyendo la totalidad de Europa, América del Norte y Japón, entre otros) tienen civiles en la administración pública del transporte y del comercio, incluyendo los puertos, en México se estaría retornando a un modelo post-revolucionario de militarizar los sectores claves de la economía.

Adicionalmente, la intención de que la Secretaría de Marina, tome las riendas de la estructura laboral, económica y administrativa de la Marina Mercante y del sector Portuario, pone en grave riesgo a miles de empleos y el sano desarrollo de la economía mexicana con el extranjero. Es por ello, que este primero de junio Día de la Marina, integrantes de la Marina Mercante, urgen al Presidente Andrés Manuel López Obrador, dar marcha atrás a su intención de eliminar la naturaleza civil de éste segmento especializado del transporte.

 El Día de la Marina siempre se asocia a la celebración a la marina de guerra, lo cierto es que el entonces Presidente de la República, Manuel Ávila Camacho en 1942 decretó esta fecha para homenajear a todas los trabajadores marítimos, actividad económica productiva que se ha desarrollado, incluyendo ahora a los Marinos Mercantes, los pescadores, los prestadores de servicios turísticos y los trabajadores que realizan la extracción de petróleo en la mar (costa afuera).

El Decreto indica que establece el Día de la Marina Nacional porque el 1° de junio del año de 1917 zarpó del puerto de Veracruz, con destino al puerto de Progreso por primera vez un buque mercante mexicano, el buque/vapor "Tabasco", con el total de la tripulación (todos trabajadores civiles) compuesta exclusivamente por mexicanos y teniendo como Capitán a Rafael Izaguirre Castañares. “Esperamos de que nos entienda, que los Marinos Mercantes sirven a la nación. Su incorrecta idea de que la Armada-Semar pueda militarizar y administrar la industria del transporte marítimo, incluyendo a la Marina Mercante y a los Puertos, es totalmente errónea”, señalan en un comunicando integrantes de la Marina Mercante.

Manifiestan también, que el Jefe del Ejecutivo rectifique su idea y le dé el lugar que siempre se ha merecido el sector Marítimo, que aglutina a los Marinos Mercantes, a los pescadores, prestadores de servicios turísticos, trabajadores portuarios, empresas de servicios portuarios, navieras, consignatarias, armadores, aduanales y de practicaje, etc.

Recientemente, la Organización Marítima Internacional y la organización sindical que representa a los Marinos Mercantes a nivel mundial, efectúo un homenaje, con el sonido de los silbatos de todos los buques a nivel mundial en reconocimiento a la dedicación y sacrificio de los trabajadores marítimos que a pesar de la pandemia, continúan navegando en todo el mundo.