13. jun., 2020

Familiares de personas con discapacidad, reciben viviendas en Arraiján

Tres familias con cuadros sociales complicados localizadas en comunidades distintas en el distrito de Arraiján, provincia de Panamá Oeste, recibieron este viernes las llaves de sus nuevos hogares.

El viceministro de Vivienda, Rogelio Paredes, entregó estas tres soluciones habitacionales en los corregimientos de Vista Alegre, Arraiján Cabecera y Burunga, por tratarse de casos de pobreza y familias con integrantes que tienen discapacidad o enfermedades en el cuadro familiar.

La primera casa se entregó a Joycelyn Reyes, una madre soltera de 38 años, quien habita en el sector de El Chumical de la comunidad de Vacamonte, en Vista Alegre, con sus dos hijos, entre edades de 14 y 21 años, de la cual la menor presenta una discapacidad auditiva.

Según el informe social, esta familia residía agregada a la residencia de la madre de Reyes, un hogar inmerso en pobreza multidimensional y cuyo ingreso es de 450 balboas obtenidos como trabajadora manual.

La segunda nueva vivienda en la comunidad de La Polvareda, en Arraiján Cabecera, fue otorgada a Zerelda Rangel, una adulta de 55 años, quien es paciente de diabetes y presión alta.

El personal del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial captó a Rangel, una administradora del hogar, quien perdió su casa en el año 2015, producto de la caída de un árbol, y no le habían dado respuestas, llegando a habitar en una estructura en muy mal estado.

La beneficiaria, reside con su cónyuge, quien obtiene ingresos como reforzador en la construcción, pero no labora en estos momentos por motivo de la pandemia del Covid-19.

La tercera solución habitacional se le entregó a Eleonor Asprilla, de 84 años, en la comunidad de Omar Torrijos, en Burunga, quien sufre un problema de visión en el ojo derecho y vive con su hijo de 66 años con una discapacidad mental y padece epilepsia.

Asprilla, quien pasaba sus días en una casa levantada con hojas de zinc en malas condiciones, recibe ayuda del Ministerio de Desarrollo Social con el programa 120 a los 65 y su hijo sexagenario está aspirando a ingresar al mismo programa social.

El viceministro Paredes llevó el mensaje del presidente Laurentino Cortizo Cohen y la ministra Inés Samudio de transformar la vida de panameños humildes con una vivienda digna.