22. jun., 2020

la OMI felicita a la República de Panamá en la repatriación de la gente de mar

“Deseo manifestarle al Arq. Noriel Araúz mi sincero agradecimiento por la fructífera y positiva cooperación existente entre la República de Panamá y la Organización Marítima Internacional (OMI), reforzada durante estos tiempos tan complicados, además quiero transmitirle mis profundas condolencias a todos los que en su país se han visto afectados por este evento sin precedentes. Es un momento muy difícil para todos, atravesamos dolor, problemas financieros y grandes cambios en nuestra vida cotidiana”, expresó el Secretario General de la Organización Marítima Internacional (OMI), Kitack Lim.

Estas emotivas palabras se encuentran plasmadas en una misiva dirigida desde la Secretaría General de este Organismo hacia el Despacho del Ministro de Asuntos Marítimos y Administrador de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP).

El Secretario General, agregó que en estos tiempos difíciles, la disponibilidad de la industria marítima y la capacidad de la gente de mar para entregar bienes vitales, incluyendo suministros médicos y alimentos, es fundamental para dar respuesta y eventualmente superar esta pandemia, por lo tanto, es de suma importancia que el flujo del comercio por mar no sea interrumpido innecesariamente.

Deseo elogiar los esfuerzos que realiza Panamá para facilitar los cambios de tripulación, en particular, estoy agradecido por la declaración conjunta emitida por Panamá y Liberia relativa a este tema y por apoyar la Carta Circular de la OMI N° 4204 / Add.14 para el "Marco recomendado de Protocolos que garantizan cambios seguros en la tripulación del barco y viajes durante la pandemia COVID-19”.

La pandemia producida por el COVID-19 ha presentado enormes desafíos al mundo. Los medios de comunicación reconocen los heroicos esfuerzos que realizan los médicos, enfermeras, personal de primera respuesta y del personal clave ante esta crisis. Menos conocido es la labor memorable que realiza la gente de mar en todo del mundo, muchos de los cuales han estado trabajando bajo una tremenda tensión física y mental a fin de que la cadena de suministro global no se detenga para que alimentos, valiosos suministros médicos y otros productos lleguen a su destino.

Miles de marinos han extendido involuntariamente sus contratos, algunos han estado laborando en el mar durante casi quince (15) meses sin descanso. Esto representa una amenaza potencial para la seguridad de la navegación y la protección del medio marino, ya que la fatiga es una de las causas más importantes para que ocurran incidentes abordo. Por lo tanto, es imperativo que exista una adecuada rotación de trabajo para los tripulantes actuales y futuros.

“Insto a todos los países a que cumplan plenamente sus obligaciones con respecto a los cambios de tripulación, repatriación y acceso a atención médica. Aliento a Panamá para que comparta sus mejores prácticas con las demás naciones, para permitir que el período de transición se desarrolle sin problemas, como lo merecen los marinos del mundo”, concluyó en su misiva el Secretario General de la OMI, Kitack Lim.