29. jun., 2020

Reubican a dos familias afectadas por colapso de pared en Panamá Este

Dos familias, cuyas viviendas resultaron seriamente afectadas por el colapso de una pared en la madrugada de este lunes, en el sector 13, corregimiento de Las Mañanitas, en el distrito de Panamá, fueron evaluadas por el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento (Miviot).

El colapso de la estructura se dio en la vivienda #1310-A, propiedad de Doris Elena Justiniani de Gracia, de 58 años, la cual al desprenderse las paredes posteriores de dos cuartos, cayó en la casa del lado donde habita su hermana Libia Justiniani, de 59 años.

El personal del Miviot encontró que las dos viviendas están asentadas en el mismo terreno que era de la madre de las afectadas, quien ya falleció, pero no cuentan con documentos, ya que están en proceso de legalización.

Según el informe técnico, las dos residencias representan un peligro para sus habitantes, debido a que están en zonas de riesgo de deslave de tierra, y además fueron mal construidas, al observarse que no cuentan con columnas ni vigas de amarre, por lo que personal del Sistema Nacional de protección Civil las declaró inhabitables.

La evaluación social destaca que Doris Elena, quien trabaja de oficinista en el centro de salud del sector, vive hace tres décadas en una casa construida de concreto repellada y techo de zinc con sus hermanos Luis Justiniani, de 57 años, quien labora como recolector y  Carlos, de 61 años,  quien se gana la vida como conductor, pero sufre de hipertensión.

Mientras que su hermana Libia es jubilada, labora hace 39 años en la Autoridad de Aseo y presenta un diagnostico reservado, comparte su casa de concreto y techo de zinc con su hijo Jesús Collins, un joven de 33 años con discapacidad auditiva y vocal.

El ministro Rogelio Paredes informó que debido al estado crítico en que quedaron las viviendas, se ordenó el desalojo y los afectados fueron reubicados por las autoridades en casas de familiares, mientras se busca alternativas de ayuda.

La entidad inspeccionó igualmente dos casas cercanas para verificar las condiciones de sus estructuras, debido a la inestabilidad del terreno, por lo que se citaron a los propietarios para las evaluaciones.