7. jul., 2020

Miviot reporta un promedio de 25 personas al día por consultas de arrendamiento

Un promedio de hasta 25 personas por día ha recibido la Dirección General de Arrendamientos del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), por consultas relacionadas a temas de su arrendamiento, tras la promulgación del decreto que suspende desalojos y permite acuerdos de pago.

Esta cantidad de usuario que acude personalmente a la entidad es asesorada por el personal y se la brinda la información legal para concretizar sus acuerdos de pago de alquiler e impedir, si fuera el caso, un desalojo del arrendamiento ilegal en tiempos del Covid-19.

Luis García, director de Arrendamientos, explicó que en el Miviot atendiendo las normas de bioseguridad, unos servidores públicos tienen la tarea de atender a los ciudadanos que buscan ayuda ante esta situación que envuelve el arrendamiento luego de entrar en vigencia el Decreto Ejecutivo No. 145 de 1 de mayo de 2020, que suspende los procesos de desalojo y lanzamiento, además congela los cánones de arrendamiento hasta dos meses después de levantado el Estado de Emergencia Nacional.

El reporte hasta la fecha es de 10 mil llamadas, orientaciones, quejas y consultas, sobre arrendamiento y vinculadas a lanzamientos y desalojos; sin embargo, García destacó que han evacuado unos 300 intentos de desalojos, respondiendo las diferentes situaciones, donde se presenta la denuncia formal y se resuelve.

El Decreto 145 de 2020 precisa que el arrendador que mediante métodos o acciones de hecho suspenda el suministro del servicio de gas, agua, electricidad y otros, como medida de presión al arrendatario para desalojar el inmueble o infrinja las disposiciones establecidas, será penalizado de acuerdo a la Ley 93 de 1973, que rige arrendamiento.

Asimismo, señala que el arrendatario que económicamente no haya sido afectado en sus ingresos por la crisis sanitaria y no cumpla los pagos será sancionado con la Ley 93, por lo cual se contempla el mutuo acuerdo como solución a los conflictos de pago de alquileres.