17. ago., 2020

MIDES y SENNIAF brindan protección a menores de la comunidad de Llano Amador

Ministra María Inés Castillo condenó todo acto de violencia que atente contra la integridad física y psicológica de los niños, niñas y adolescentes. La titular de la cartera social indicó que el Estado garantizará la paz social en la comunidad indígena.

En horas de la mañana de hoy domingo 16  de agosto, la Ministra de Desarrollo Social, María Inés Castillo, en compañía de la viceministra Milagros Ramos Castro y el equipo interdisciplinario se trasladaron al Distrito de Ñürum, en la Comarca  Ngäbe-Buglé para brindarle asistencia social a los afectados por los recientes acontecimientos ocurridos en la comunidad de Llano Amador.

Ante los acontecimientos registrados la ministra lamentó los hechos y condenó todo acto de violencia que atente contra la integridad física y psicológica de los niños, niñas y adolescentes, e indicó que el Estado garantizará  la paz social y las garantías fundamentales para que los ciudadanos de esta apartada región se les respeten sus derechos.

También aclaró que los responsables de las supuestas agresiones ya fueron aprehendidos. Ahora les tocará a las autoridades competentes realizar las investigaciones, con el fin de aprender a todos los que resulten involucrados en este incidente.

“Nos hemos trasladado hasta la comunidad de Llano Amador en un trabajo articulado con el Ministerio de Seguridad, el Ministerio de Salud, el Servicio Nacional Aeronaval, y la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNIAF), con el objetivo de brindarles atención a los que resultaron afectados” indicó la ministra.

María Inés Castillo explicó que los menores fueron puestos al cuidado de hogares temporales, supervisados por el SENNIAF, que contarán con psicólogos para atender a los pequeños que pudieran resultar afectados por los acontecimientos.

Al llegar al lugar un equipo de psicólogos clínicos, sociólogos y trabajadores sociales, realizaron entrevistas donde se recabo información de cómo sucedieron los hechos.

Para la ministra la libertad de culto no está por encima de la protección y dignidad humana. Ningún grupo puede imponer sus creencias religiosas utilizando la fuerza, intimidación o la manipulación.

La ministra fue enfática en defender los derechos humanos de los ciudadanos. “Ningún grupo organizado puede vulnerar los derechos de los seres humanos y muchos menos de los niños y niñas”, destacó la titular de la cartera social.

Con la visita de las autoridades se ha brindado paz y tranquilidad a la comunidad, además de la presencia de la Policía Nacional que ha permanecido en el área con el objetivo de proteger y cuidar a las familias quienes se encuentran atemorizadas.