17. ago., 2020

Brindan asistencia a 18 personas afectadas por dos incendios en Changuinola y David

Dos familias de los distritos de Changuinola en la provincia de Bocas del Toro y David en la provincia de Chiriquí, han recibido evaluaciones y asistencia social por parte del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), tras ser afectadas por incendios durante el fin de semana.

El siniestro más reciente, ocurrido el domingo, perjudicó a la familia Castro Serrano, localizada en el sector de Villa Verde, calle quinta, en el corregimiento de Changuinola, donde las llamas alcanzaron a destruir los enseres y pertenencias de las cinco personas, entre ellas tres adultos y dos menores.

Según el expediente, los propietarios de la casa, César Hernán Castro Macklein y su cónyuge Yariela Serrano, ambos de 47 años, tuvieron daños en el sistema eléctrico, una de las tres habitaciones resultó con afectaciones de consideración, además perdieron sus muebles, alimentos y ropa.

La Regional del Miviot en Bocas del Toro, a través del departamento de Trabajo Social, realiza los trámites en el Registro Público y el Tribunal Electoral para ayudarlos con las documentaciones al igual que la obtención de enseres de primera necesidad.

Para sofocar las llamas, fue necesaria la intervención de vecinos, familiares y los bomberos.

En David, en la barriada La Juventud, resultó afectada la residencia ocupada por Vilma Santiago Sanjur, de 62 años, quien vive junto a cinco adultos y siete menores, donde perdieron enseres, ropas y documentaciones.

El personal de la Dirección Nacional de Coordinación de Proyectos y Asuntos Comunitarios (Conapro) en Chiriquí, a cargo de David Castro, efectuó la evaluación técnica y social, confirmando que la estructura tuvo daños en la parte interior a consecuencia de las llamas que se propagaron rápidamente.

Los técnicos realizaron las inspecciones y procederán a elaborar un informe para determinar qué tipo de ayuda se podrá brindar a la familia.

El informe social detectó que dentro de los que residen en la vivienda hay un niño de 3 años que sufre de autismo y un joven de 23 años que sufre de síndrome de Down.

Los bomberos realizan las investigaciones para determinar cuáles fueron las causas del incendio.