25. ago., 2020

Inspeccionan dos viviendas afectadas por inundaciones en Mariato

Dos familias afectadas por las inundaciones en la comunidad de El Varadero, en el distrito de Mariato, en la provincia de Veraguas, fueron censadas por el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot).

Las personas afectadas corresponden a Abelito Castillo, de 47 años, quien vive en el corregimiento de El Cacao con sus dos hijos de 17 y 18 años, en una residencia de paredes de madera y zinc deterioradas, techo de zinc y penca, cubierto en parte por una lona, piso de concreto y tienen baño del programa de sanidad básica.

Castillo obtiene los ingresos de trabajos eventuales que realiza como jornalero y de la agricultura de subsistencia, con el cual ayuda a sus hijos que estudian en la secundaria.

Mientras que Lidia Esther Castillo, de 57 años, reside junto a su esposo Loreno Hernández, de 67 años, en una casa construida de concreto, cuyas paredes están averiadas, tiene techo de zinc y baño higiénico.
Esta familia recibe los beneficios del programa 120 a los 65, el cual es su único ingreso con que cuentan, ya que el cónyuge está inactivo.

Las viviendas cuentan con los servicios de agua y luz y están ubicadas a orillas del río Varadero, razón por la que cada vez que llueve fuerte casi siempre se inundan y como es recurrente, los residentes se resguardan en áreas más altas mientras pasa el mal tiempo y protegen sus pertenencias.

Cristian Camaño, director provincial del Miviot, indicó que se evalúan las alternativas para darles respuestas a estas personas cuyas vidas están en riesgo cada vez que el río crece.

Señaló que la familia de la adulta Lidia Esther cuenta con un terreno en un área más segura donde se le puede construir una unidad básica, mientras que el cuadragenario solo tiene el terreno donde está la casa, sin embargo, se está buscando las posibilidades de darle una solución en un lugar más seguro para él y sus dos hijos.

En la comunidad de El Varadero hay más de 35 casas, en su mayoría están construidas en lugares más altos y con el piso elevado, para evitar que el agua se introduzca a los hogares.