31. oct., 2020

Panamá supera los 11 mil movimientos relativos a cambio de tripulación

El despliegue logístico realizado por la República de Panamá, a través de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) y que incluye a diversas instituciones del Gobierno, navieras y agencias navieras, actuando de manera sincronizada con la misión de brindarle respuesta a la gente de mar y a los tripulantes que necesitan retornar a casa como embarcarse, ha sido elogiado a nivel mundial siendo tema de referencia por la Organización Marítima Internacional (OMI).

Desde el pasado 19 de marzo de 2020 hasta el 28 de octubre, se alcanzó la suma total de 11 mil 050 movimientos relativos a cambio de tripulación, desglosados en: 7 mil 323 (repatriaciones y desembarques) y el embarque de 3 mil 727 marinos de diversas nacionalidades, incluyendo panameños, procedentes de diferentes tipos de embarcaciones que arribaron a nuestras aguas jurisdiccionales y puertos, tanto por vía marítima como aérea lo cual ha sido una valiosa y gratificante experiencia.

Recordemos que desde el 12 de octubre, la República de Panamá a través del Aeropuerto Internacional de Tocumen, principal terminal aéreo del país y centro de conexiones en Latinoamérica, reanudó sus operaciones para sus vuelos comerciales internacionales, tras siete meses de paralización de la industria, producto de la pandemia. Esta reactivación ha contribuido a normalizar y facilitar el relevo de las tripulaciones en los buques que se encuentran en nuestras aguas jurisdiccionales.

La Autoridad Marítima de Panamá (AMP) continuará brindándole asistencia a la gente de mar que así lo requiera, en tema de embarque, desembarque y repatriaciones, tal como fue manifestado en la nota No. ADM-DGGM-1159-2020 fechada el 25 de septiembre de 2020, dirigida al Secretario General de la Organización Marítima Internacional (OMI), Kitack Lim.

En donde se expresa el apoyo a la Carta Circular de la OMI No 4204 / add 30, la cual es una Declaración Conjunta en la que se insta a todos los Gobiernos a que reconozcan a la gente de mar como trabajadores esenciales y adopten medidas rápidas y eficaces para eliminar los obstáculos a los cambios de tripulación, a fin de hacerle frente a la crisis humanitaria que enfrenta el sector del transporte marítimo, garantizar la seguridad marítima y facilitar la recuperación económica de la pandemia producida por el coronavirus COVID-19.