29. mar., 2021

Asociación de fumadores y familiares por un Panamá libre de humo envían carta al Minsa

La Asociación de Fumadores y Familiares por un Panamá Libre de Humo, en representación de los más de 200 mil fumadores que habitan nuestro país, comparecemos el día de hoy ante su despacho para compartirle copia del Decreto 87/021 de 23 de marzo de 2021 del Poder Ejecutivo/Consejo de Ministros de la República de Uruguay, donde decretan el levantamiento de la prohibición de los Productos de Tabaco Calentado en dicho país, sobre la base de que “existen dispositivos electrónicos para la administración de nicotina que emplean una tecnología mediante la cual se calienta tabaco seco, respecto de los que existen datos científicos que indican que los mismos resultan en una menor exposición de los usuarios a las sustancias tóxicas asociadas al consumo tradicional de tabaco”. 

Este hallazgo y dictamen de la República de Uruguay, que reconoce el papel de la tecnología e innovación en el desarrollo e implementación de políticas públicas de salud modernas, se suma a los hallazgos de otras jurisdicciones como el Reino Unido, Japón, Francia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, entre otras que han encontrado en estos productos una herramienta científicamente sustentada para implementar políticas de reducción de daño por tabaquismo, en aras de darle la oportunidad a los fumadores que no puedan dejar de fumar, a tener una mejor calidad de vida.

En este sentido, y en base a los recientes hallazgos por parte de la República de Uruguay, le solicitamos respetuosamente se derogue la Resolución No. 0953 del 15 de mayo de 2018 “POR LA CUAL SE DECLARA IMPROCEDENTE LA COMERCIALIZACIÓN DE LOS PRODUCTOS DE TABACO CALENTADO EN LA REPÚBLICA DE PANAMÁ, YA QUE NO SE CUENTA CON LA EVIDENCIA CIENTÍFICA QUE PERMITA CONSIDERARLOS INOCUOS O DE BENEFICIO PARA LA SALUD DE LOS CONSUMIDORES”, toda vez que a la fecha existe amplia evidencia científica de que estos productos resultan en una menor exposición de los usuarios a las sustancias tóxicas asociadas al consumo del cigarrillo combustible.

Por consecuencia, y en seguimiento de la función constitucional del Estado de velar por la salud pública de los ciudadanos, incluyendo la población de más de 200mil fumadores, el Gobierno de Panamá debe modernizar su política de salud pública relacionada al tabaco y permitir la comercialización de los Productos de Tabaco Calentado para el mejoramiento de la salud de aquellas personas que no logran cesar el hábito del fumado, la misiva fue firmada por 

Hitler Cigarruista Presidente de la Asociación.