22. abr., 2021

Exhortan al Gobierno establecer una visión y política minera clara, moderna e incluyente

Establecer una visión y política minera de largo plazo, que aborde de manera sostenible e inclusiva las oportunidades y desafíos que enfrenta local y globalmente el sector extractivo fue el eje principal del mensaje del nuevo presidente de la Cámara Minera de Panamá, Roberto Cuevas, durante el acto de instalación de la nueva Junta Directiva de CAMIPA para el periodo 2021-2023.

Integran también la nueva directiva del gremio minero como vicepresidente, Diego Mesa (Argos), secretario, Osiris González (EXPLOMIDE, SA), Tesorero, Luis Fernando Gómez (IASA PANAMA), vocal 1, Alfredo Burgos (MAPINTEC Geotechnologies), vocal 2, Keith Green (Minera Panamá) y vocal 3, Sean Spraguet (Minera Cerro Quema).

El evento híbrido (semipresencial y virtual) -efectuado hoy en conmemoración al Día de la Tierra- contó con la participación del ministro de Comercio e Industrias, Ramón Martínez, el subsecretario de Minería de Chile, Edgar Blanco Rand y la directora de ProPanamá, Carmen Gisela Vergara. Como invitados especiales, los embajadores de Canadá y Chile, Lilly Nicholls y German Becker, respectivamente.

En su mensaje, el ingeniero en minas Roberto Cuevas destacó la enorme riqueza geológica con la que cuenta Panamá que debe aprovecharse a fin de transformarla en valor económico, social y ambiental, constituyéndola en motor de la recuperación económica del país.

“Desde la fundación de la Cámara Minera de Panamá en 1990, hemos promovido y resaltado la importancia de la minería como una plataforma y motor de desarrollo sostenible en sus dimensiones económicas, sociales y ambientales tanto en las regiones rurales donde opera como para el país en general. La industria minera metálica y no-metálica, pese a esta difícil situación, ha contribuido de manera importante a la economía nacional, por razón de que la producción de materia prima para la construcción, como cemento y agregados y de metales como cobre, oro y otros son fundamentales para el bienestar de la humanidad”, expresó el Ing. Cuevas.

Así mismo, el nuevo presidente de CAMIPA advirtió que para lograr reducir los riesgos y potenciar los beneficios que genera la actividad y aprovechar de manera eficiente, responsable e inclusiva los recursos minerales del país, es imprescindible una institucionalidad pública eficiente y efectiva, que vele por el bien común, que regule y garantice derechos y deberes y que promueva espacios de diálogo.  Todo esto, basado en una visión y política minera clara, moderna, incluyente y que procure el mayor bienestar general.

“Se estima que en los próximos años la minería metálica podría contribuir a más del 6% del PIB y la minería no-metálica al 2% del PIB.  Aquí hay que detenerse y ponderar lo siguiente:  todos estos proyectos se desarrollarían totalmente con inversión privada, no implicarían gastos para el sector público, mucho menos endeudamiento externo del país y están localizados precisamente en las áreas más empobrecidas del país”.