14. oct., 2021

Los Bribrí dicen que seguirán luchando por su seguridad territorial

El pueblo originario Bribrí, siendo la población más pequeña de los 7 pueblos indígenas de Panamá, ubicado en la gran cuenca hidrográfica y binacional del Río Sixaola, en Bocas del Toro, región fronteriza con Costa Rica, mantiene una lucha permanente por el reconocimiento de su territorio ancestral, y realiza todo esfuerzo para visibilizar a nivel nacional e internacional su realidad social, política, económica, cultural y tradicional.

Un equipo de investigadores, encabezado por el Antropólogo, Kevin Sánchez, en un foro presentó los resultados de sus estudios denominado "El Pueblo Bribrí de Panamá, Territorio Ancestral y Sitios Sagrados", mediante el cual refuerza la presencia del pueblo Bribrí, cuya lucha es parmanente por garantizar su seguridad territorial y por ende la conservación de su población, cultura y tradiciones para la presente y futura generación.

"No se puede negar la presencia viva del pueblo Bribrí en Panamá con una rica cultura, una cosmovisión propia, que matiene un legado ancestral inconfundible, resaltando el valor de sus sitios sagrados como sus montañas, quebradas y ríos, aguas termales y sitios de sus antepasados", destacó Sánchez.

En tanto Joaquín González, Rey Bulú del pueblo Bribrí, manifestó que han mantenido una lucha milenaria por preservar su territorio y su cultura, y hoy más que nunca seguirán luchando por garantizar su seguridad territorial.

"Seguimos insistiendo ante el Ministerio de Ambiente, ANATI y otras instancias del gobierno nacional a que nos otorguen el título de Propiedad Colectiva del Territorio Bribrí, conforme a la ley 72 de 2008, porque actualmente no tenemos ninguna seguridad y protección de nuestras tierras siendo objeto de constante invasión y tala indiscriminada por parte de colonos, campesinos e indígenas de otras poblaciones", sostuvo el Rey Bulú.

Por su parte Ilka Abrego, lidereza del territorio Bribrí, denunció que no se justifica la gran cantidad de títulos de propiedad que se están otorgando a personas y familias ajenas a su pueblo, sin embargo, la respuesta del gobierno es nula a su petición de titulación de tierras colectivas.

"Nosotros exigimos la seguridad de nuestro territorio porque somos los verdaderos conservadores y protectores de nuestra madre tierra, prueba de ello es que la tierra Bribrí se mantiene como un importante pulmón de nuestro bosque en la región, no así donde se han dado invasiones y deforestaciones criminales contra nuestro pueblo", acotó Abrego.

Así mismo, Marcelo Guerra, Presidente de la Coordinadora Nacional de los Pueblos Indígenas de Panamá (COONAPIP) dijo que es evidente la lucha del pueblo Bribrí por su tierra y manifestó la solidaridad de todos los pueblos originarios de Panamá, aglutinados en la Coonspip, por seguir defendiendo la preservación y futuro de este pueblo.

"Seguiremos, como organización, exigiendo al gobieno panameño la necesidad cuanto antes de reconocer el título de propiedad colectiva de los Bribrí, y bridarle así esa seguridad territorial que necesitan para su presente y futura generación, porque de lo contrario la invasión ilegal y la deforestación acabarán con el asentamiento ancestral de este pueblo", sentenció Guerra.

El estudio sobre el pueblo Bribrí se llevó acabo con el apoyo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), el Centro de Estudio y Acción Social Panameño (CEASPA), COONAPIP y el Territorio Bribí de Panamá, cuyo resultados en el enfoque de Territorio Ancestral y Sitios Sagrados serán publicados y puesto a disposición de la comunidad nacional e internacional a través de sus redes sociales y de manera impresa.