5. jun., 2022

Autoridades tradicionales de la COONAPIP se capacitan

La Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas de Panamá (COONAPIP), llevó a cabo una capacitación para las autoridades tradicionales y sus secretarios técnicos en administración y manejo de fondos, buscando siempre garantizar el mejor uso de los recursos y la oportuna rendición de cuenta.

Marcelo Guerra, Presidente de COONAPIP, sostuvo que es importante dejar claro que la organización está comprometida con la transparencia y la rendición de cuenta, y los fondos y donaciones que recibe debe cumplir con los estándares internacionales de manejo de recursos y las autoridades tradicionales se están capacitando para que dichos fondos sean bien utilizados y cumplan con su objetivo.

“Actualmente el proyecto que implementa la COONAPIP está orientado a reafirmar la tenencia de la tierra ocupada tradicional y ancestralmente por los pueblos indígenas, el fortalecimiento del liderazgo de las mujeres y jóvenes y la formación de capacidades de las autoridades y cada fondo que se utiliza debe estar sustentado y es precisamente nuestro compromiso con la buena administración”, sostuvo Guerra.

Explicó que en este primer taller participaron representantes y autoridades de 6 de los 12 congresos y consejos siendo ellos: La Comarca Ngobe Buglé, Comarca Nazos Tijerdí, Territorio Bribrí, Comarca Emberá Wounaan y la Tierra Colectiva Emberá de Alto Bayano. Que las otras seis autoridades integrantes de la COONAPIP y sus secretarios técnicos participarán del siguiente taller en el territorio de los hermanos Gunas, cuya fecha será anunciada próximamente.

Por su parte Reynaldo Santana, Rey de la Comarca Naso Tijerdí, y tesorero de la COONAPIP, calificó de positivo este taller de administración para las autoridades y técnicos, que busca alcanzar importantes objetivos.

“Seguimos trabajando de la mano con cada una de nuestras autoridades promoviendo el mejor uso de los fondos, incluyendo la rendición de cuenta así como las auditorías en calidad y oportunidad”, destacó Santana.