7. ago., 2022

Hay que buscar respuestas científicas en el tema de los medicamentos

Si queremos mejorar los precios de los medicamentos, debemos ser sensatos y buscar soluciones científicas, basadas en evidencias y no empeorar la situación con propuestas mal elaboradas, indica Walter Caballero, agremiado del Colegio Nacional de Farmacéuticos (Conalfarm).

Sostiene, en primera instancia, la posición de Conalfarm de que no hay que cambiar la Ley 1 de Medicamentos, sino estructurarla para perfeccionarla a través del Título IV y ponerla en ejecución.

En un análisis sobre el problema de los altos precios de los medicamentos, el gerente - director farmacéutico de Atfarma S.A. señala que definitivamente los empresarios han hecho su negociado desde los inicios de la Caja de Seguro Social (CSS), sin embargo, el sistema lo ha permitido.

“Cabe recordar que los que siempre han dirigido este país han sido empresarios, de tal manera que han acomodado las leyes, decretos y resoluciones a su antojo” agregó Caballero.

Señala que el alto precio de los medicamentos en Panamá no se le puede responsabilizar a los distribuidores en un 100%, porque ellos compran a un laboratorio extranjero que le venden al precio que el laboratorio determina y allí nadie puede hacer nada, ni siquiera el gobierno panameño.

“El gobierno puede regular las farmacias y distribuidoras y decir: “lo vas a vender a este precio”, pero si el laboratorio tiene un costo arriba o igual al que sugiere el gobierno, simplemente el distribuidor no lo va a importar y no va a haber el medicamento en el país”, explicó el farmacéutico, quien agregó que en la actualidad las farmacias manejan márgenes entre el 40% y el 65%, dependiendo del área donde están ubicadas, y las distribuidoras un margen entre el 20% y 30%, aproximadamente.

Indica que han salido al mercado cadenas de farmacias que venden prácticamente al precio de costo, lo que ha causado que la población se pregunte, cómo lo han logrado. Esto, aunado a la situación actual, sataniza a los distribuidores aún más, ya que surge la idea de que hay arreglos entre los distribuidores y estas cadenas.

Lo que ignora la población es que muchos distribuidores están tirando número sobre cómo es posible que estas farmacias compren y vendan al mismo precio.

“Traer medicamentos, simplemente basado en el precio es peligroso ¿Quién va a ser responsable?, de seguro el farmacéutico. Sí se puede, pero con reglas de seguridad y buenas prácticas, tal y como lo indica la OMS” afirma Caballero, quien sostiene que los dueños de farmacias pueden unirse para tener mayor poder de compra y conseguir mejores costos para hacerse más competitivos y los distribuidores pueden hacer una campaña frente a los laboratorios internacionales para forzarlos a mejorar sus precios ante ellos.

Puntualiza que el Gobierno puede introducir una figura parecida a la que utiliza Chile con su Centro de abastecimiento de Medicamentos, donde el Estado tiene beneficios, la seguridad social y las farmacias privadas también con el objetivo de brindar medicamentos más accesibles con calidad y seguridad a la población.