1. may., 2020

MiAmbiente lleva adelante estrategias para frenar la degradación de la biodiversidad

  • Se implementará el uso de la barrera atrapa solido
  • Monitoreo de la calidad del agua en 36 cuencas prioritarias, de las 52 a nivel nacional.
  • Promoción del Centro de Circular, en conjunto con el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) y el Sindicato de Industriales de Panamá (SIP).
 
El Ministerio de Ambiente está llevando a cabo una serie de acciones ambientales estratégicamente dirigidas a prevenir y mitigar los impactos ambientales que resultan de las actividades humanas.

Así lo dio a conocer el ingeniero Miguel Flores, director nacional de Verificación del Desempeño Ambiental de este ministerio.

Según el especialista ambiental MiAMBIENTE, lleva a cabo estrategias en varios frentes a través de todas sus direcciones nacionales y regionales para detener la tala ilegal, prevenir los incendios de masas vegetales, mitigar el cambio climático, proteger la biodiversidad, los recursos hídricos y marino costeros, prevenir y controlar la contaminación del agua, suelo y aire, así como promover el manejo y disposición adecuada de los desechos sólidos, su reutilización, reducción y reciclaje.

Una de las estrategias más conocidas es el programa “Barrera Ecológica Atrapa Sólidos”, que se implementa como una herramienta que promueve la recolección de los Residuos Sólidos Flotantes en las fuentes de agua superficial, y que tiene la finalidad de mitigar y contener los desechos sólidos que llegan a los océanos.

Actualmente, el Ministerio ha instalado barreras en los ríos Cárdenas, Mataznillo, Río Abajo y Tocumen. “Este ha sido un trabajo colaborativo pues hemos contado con el apoyo del Ministerio de Gobierno que ha facilitado la participación de los privados de libertad, además de estudiantes voluntarios de universidades, colaboradores de la empresa privada y escuelas”, detalló Flores.

Otro aspecto que ha tomado en cuenta MiAMBIENTE, como parte de su gestión directa en la calidad del ambiente, es el monitoreo de la calidad de agua superficial para las 36 cuencas prioritarias del país. Flores en este sentido definió que esta gestión contribuye a establecer parámetros de planificación y alerta temprana, que ayudará a la institución a reducir los impactos negativos y garantizar la disponibilidad, a largo plazo, de agua con calidad y en cantidad.

Por último, el funcionario destacó que MiAmbiente trabaja junto al Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) y el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) en la transformación progresiva del Centro Nacional de Producción Más Limpia hacia la implementación de la Economía Circular.

La economía circular constituye la reducción de las insumos o materias primas que entran, como de los desechos que salen, y que de acuerdo con Flores es la alternativa más adecuada para enfrentar la actual economía lineal, pues genera empleos verdes, promueve la innovación, reduce hasta el 80 o 99% de los desechos industriales y un 80 o 99% de sus emisiones, lo que contribuye a proteger el ambiente y a mitigar el cambio climático.