29. dic., 2020

Panamá hizo entrega formal a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), la actualización de su primera Contribución Determinada Nacionalmente (CDN1), reafirmando su compromiso de establecer acciones ambiciosas y concretas en la lucha frontal para evitar el calentamiento del planeta.

El informe presentado es el resultado del trabajo de la Dirección Nacional de Cambio Climático de MiAMBIENTE, en conjunto con actores e instituciones estratégicas, que lograron incorporar un concepto amplio de acción climática en la gestión para el desarrollo del país y cumplir con lo dispuesto en el Acuerdo de París.

Se trata de 29 compromisos en diez áreas y sectores estratégicos como lo son Energía, Bosques, Gestión Integrada de Cuencas Hidrográficas, Sistema Marino-Costeros, Biodiversidad, Agricultura, Ganadería y Acuicultura Sostenible, Asentamientos humanos resilientes, Salud pública, Infraestructura sostenible y Economía circular. Entre las contribuciones se contemplan la elaboración de 6 Planes sectoriales de Cambio Climático y 4 Guías Técnicas Nacionales de Cambio Climático.

“Con la puesta en ejecución de estos instrumentos sectoriales buscamos que, en el mediano plazo, toda iniciativa o emprendimiento, público o privado que se ejecute en el país, integre el clima como variable intrínseca desde las fases más tempranas de su idea, diseño y planificación”, dijo Milciades Concepción, ministro de Ambiente.

El jefe de la cartera ambiental explicó, que la convergencia de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el Acuerdo de París, el nuevo marco global de biodiversidad y la recuperación frente a la crisis por COVID 19, se convierte en una oportunidad única para que superemos las barreras de la pobreza y la desigualdad, ya que, junto con la amenaza climática, constituyen desafíos impostergables del gobierno y la sociedad panameña en su conjunto.

Compromisos

Entre los compromisos detallados en el informe está el concerniente al sector Energía. Al 2030, Panamá logrará una reducción de 11.5% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) del sector energía y 24% al 2050. Y reafirma el compromiso presentado en 2016, sobre el impulso de las energías renovables como la eólica y solar en la capacidad instalada de centrales eléctricas. Además, este compromiso incluye una apuesta a la Movilidad Eléctrica y a la Eficiencia Energética.

Con respecto al sector Bosques, se implementará al 2025 el Plan Nacional de Restauración Forestal logrando la meta establecida en dicho plan, de restaurar 50 mil hectáreas en todo el país.

En el informe también se establecen acciones en la Gestión Integrada de Cuencas Hidrográficas como base de la sostenibilidad económica, social y ambiental, con la creación de un Plan Nacional de Cambio Climático para la Gestión de Cuencas Hidrográficas, así se garantizará la sostenibilidad de un sector importante para el desarrollo nacional.

Por otro lado, las soluciones basadas en la naturaleza incluidas la protección, conservación y la restauración de ecosistemas marino-costeros, son un componente integral para lograr alcanzar los objetivos del Acuerdo de Paris. Los humedales costeros o manglares son la barrera de defensa costera natural vital y es de alta prioridad para Panamá garantizar la protección de estos ecosistemas.  A partir del 2022, los inventarios nacionales de gases de efecto invernadero estimará el potencial de carbono azul, es decir el carbono capturado por estos ecosistemas en el país y para el 2024, se implementará el Manual de Técnicas de Restauración para las áreas degradadas de Manglar.

En el 2025, se contará con las acciones preliminares de implementación de la Guía de Cambio Climático para el sector Biodiversidad y en el caso del sector Agropecuario, se creará el sistema de información agroclimática al año 2024, que orientará, planificará e impulsará, los ajustes necesarios en el desarrollo de las actividades agropecuarias en base a predicciones climáticas.

Los asentamientos humanos son tomados en cuenta en la actualización de la contribución. Al menos un 10% de la población nacional habita en asentamientos informales, y es en la provincia de Panamá donde se concentra cerca del 70%. Con la Guía Técnica de Cambio Climático para Asentamientos Humanos, se velará por la conservación, protección, restauración y uso sostenible de los recursos naturales de la región metropolitana implementándose así acciones para evitar ocupaciones en áreas vulnerables propensas a riesgos inundaciones, deslizamientos.

Por último, la economía circular propone un nuevo modelo económico social mediante el cual se utiliza y optimiza los recursos, flujos de materiales, energía y residuos.

Al 2025, Panamá contará con la actualización del Decreto Ejecutivo Eco-Etiquetado, y estará operando el Centro de Economía Circular del Consejo Nacional de la Empresa Privada, CONEP. Mientras, para el 2022, se pretende presentar el Plan Nacional de Cambio Climático para la Economía Circular a largo plazo, que incluirá una sustancial mejora en la competitividad paras las empresas y consumidores. Al 2025, se espera que 100 organizaciones estén en el programa Reduce Tu Huella Corporativo, enfocado en la gestión de la huella de carbono e hídrica de organizaciones del sector público, privado y de la sociedad civil bajo la visión país de carbono neutralidad al 2050.

La actualización de esta primera Contribución Determinada Nacionalmente contó con el apoyo de importantes agencias pertenecientes al Sistema de las Naciones Unidas como PNUD, FAO y PNUMA, así como también del Banco Mundial enmarcados bajo la cooperación internacional gestionada a través del NDC Partnership.

A partir del año 2021, Panamá empezará el proceso de Plan Nacional de Acción Climática, elemento fundamental en la implementación técnica y financiera de estos compromisos que ubica al país en el camino hacia el desarrollo sostenible.

Para conocer en detalles el total de las contribuciones presentadas pueden entrar a https://cdn1.miambiente.gob.pa/

 

17. dic., 2020

Tetra Pak ha sido reconocida por su liderazgo en sostenibilidad corporativa por CDP, organización ambiental sin ánimo de lucro a nivel mundial, asegurando un lugar en su prestigiosa Lista A para abordar el cambio climático, así como actuar para proteger los bosques - dos de los tres temas ambientales cubiertos por CDP. Tetra Pak es la única empresa del sector de envases de cartón que se incluye en la lista de liderazgo de CDP durante cinco años seguidos y que obtiene una excelente doble "A" en clima y bosques en 2020.

Tetra Pak es parte de un número muy pequeño de empresas (1%) que obtuvieron un puntaje doble 'A', de las más de 5,800 empresas que obtuvieron puntajes basados ​​en los datos enviados a través de los cuestionarios de CDP en 2020. A través de acciones demostrables significativas sobre el clima y riesgos de deforestación, la compañía es líder en ambición, acción y transparencia ambiental corporativa en todo el mundo.

El proceso anual de divulgación y calificación ambiental de CDP es ampliamente reconocido como el estándar de oro de la transparencia ambiental corporativa. En 2020, más de 515 inversionistas con más de 106 billones de dólares en activos y más de 150 compradores importantes con 4 billones de dólares en gastos de adquisiciones, solicitaron a las empresas que divulgaran datos sobre impactos ambientales, riesgos y oportunidades, a través de la plataforma de CDP. Más de 9,600 respondieron - el número más alto hasta ahora.

CDP utiliza una metodología detallada e independiente para evaluar a estas empresas, asignando una puntuación de la A a la D, basada en la exhaustividad de la divulgación, la conciencia y la gestión de los riesgos ambientales y la demostración de las mejores prácticas asociadas con el liderazgo ambiental, como establecer objetivos ambiciosos y significativos. La puntuación de CDP para los bosques se realiza a través del lente de los cuatro productos básicos que causan la mayor parte de la deforestación: productos de madera, productos de ganado, soya y aceite de palma. Las empresas deben obtener una "A" en al menos uno de estos productos básicos de riesgo forestal para ganarse un lugar en la Lista A de Bosques.

Markus Pfanner, Vicepresidente de Sostenibilidad de Tetra Pak, comentó: “La divulgación transparente es la base de cómo medimos y mejoramos nuestro desempeño en sostenibilidad. Este reconocimiento, el primero en el sector de envases de cartón, es el resultado de nuestros continuos esfuerzos para reducir las emisiones de GEI y cumplir con los ambiciosos objetivos climáticos, para tomar medidas para proteger y mejorar la biodiversidad y fortalecer el abastecimiento responsable de materias primas. A principios de este año, establecimos una ambición de cero emisiones netas en toda la cadena de valor para 2050, respaldado por un objetivo para 2030 de cero emisiones netas en nuestras propias operaciones ".

“Este es otro paso clave en nuestro viaje hacia el envase de alimentos sostenible definitivo, hecho completamente con materiales renovables o reciclados. El envase de alimentos sostenible definitivo es conveniente y seguro, lo que permite un sistema alimentario resistente y es totalmente reciclable y neutral en carbono. La creación de este envase del futuro de alimentos no será fácil y tampoco sucederá de la noche a la mañana. Al ser reconocidos como líderes en sostenibilidad por CDP, seguimos totalmente comprometidos con este objetivo ”.

Paul Simpson, CEO de CDP, dijo: “Extendemos nuestras felicitaciones a todas las empresas de la Lista A de este año. Tomar la iniciativa en la transparencia y la acción ambiental es uno de los pasos más importantes que pueden dar las empresas, y es aún más impresionante en este año desafiante marcado por COVID-19. La escala del riesgo para las empresas debido al cambio climático, la deforestación y la inseguridad hídrica es enorme, y sabemos que las oportunidades de acción superan con creces los riesgos de la inacción. El liderazgo del sector privado creará un "bucle de ambición" para una mayor acción gubernamental y garantizará que las ambiciones mundiales de una economía sostenible netamente cero se hagan realidad. Nuestra lista A rinde homenaje a aquellas empresas que se están preparando para sobresalir en la economía del futuro tomando medidas hoy ".

La lista completa de empresas que formaron parte de la Lista A de CDP de este año está disponible aquí, junto con otras puntuaciones de empresas disponibles públicamente: https://www.cdp.net/en/companies/companies-scores

3. dic., 2020

Tetra Pak impulsa una tecnología de códigos únicos para interactuar directamente con los consumidores

Los envases tienen la misión principal de proteger a los productos que están en su interior. Sin embargo, las reglas del juego han cambiado para mejor gracias a los envases inteligentes.

Todos tenemos una huella digital que nos hace únicos e identificables a la vez. Bajo esa lógica, Tetra Pak impulsa una tecnología para que productores de alimentos y bebidas utilicen códigos únicos para interactuar directamente con los consumidores y obtener análisis e información detallada para mejorar las ventas, información para futuras innovaciones de productos y mucho más.

Así, Tetra Pak transforma los envases de cartón en canales de información. “Para nuestros clientes, el envase conectado ofrece una capacidad de trazabilidad de punta a punta para mejorar la producción, el control de calidad y la transparencia en la cadena de suministros. Este envase se traduce en grandes cantidades de información para los clientes; por ejemplo, el lugar donde se fabricó el producto, la granja de donde provienen los ingredientes y las instalaciones donde se puede reciclar el envase”, comentó Yurán Rodríguez, director de Mercadeo de Tetra Pak para la región Centroamericana y del Caribe.

Parece algo futurista, pero esta tecnología la utilizan varias marcas de alimentos y bebidas en Latinoamérica y en el mundo, mediante dos tecnologías que Tetra Pak está impulsando: Unicode o PICCO. Ambas permiten integrar un código QR único y dinámico a cada envase, creándoles así una “huella digital” que permite diversas oportunidades de conexión con consumidores, personalizadas según el interés de cada marca, entre ellas:

  • Origen del producto: La trazabilidad permite aumentar la transparencia del producto al acceder al origen, procesamiento y transporte de manera exacta y fidedigna.
  • Seguridad alimentaria: La integración con la información de la planta para conocer la caducidad y la autenticidad del producto puede proporcionar seguridad alimentaria al consumidor, mientras que el fabricante de alimentos y bebidas puede administrar el inventario y la producción con un solo clic, porque todo se remonta a un envase en específico.
  • Interacción: proporcionar nuevos niveles de servicio e información para consumidores, a través de campañas o promociones aumentando su lealtad con la marca.

”Los envases se están convirtiendo en portadores digitales de información. Comenzó con el envase codificado, el cual incluía un código impreso pero una conectividad limitada. El envase conectado es el siguiente paso mediante la combinación de nuestra plataforma con el código único impreso en cada envase para facilitar una trazabilidad integral y aumentar el compromiso del consumidor”, comenta Rodriguez.  

Mientras, en la región de Centroamérica y el Caribe, dos grandes marcas han apostado por esta tecnología. Lactohsa, en Honduras, a traves de su marca Sula, está lanzando promociones navideñas. Por otro lado, FIFCO, en Guatemala, ha lanzado con la marca Kerns Junior la promo ”Descarga, escanea y gana”,y además de promociones ofrecen consejos a las madres de salud, nutrición, recetas, etc.

 

 

27. nov., 2020

• La Contribución del país se presentará en la Cumbre de Ambición Climática 2020 que se realizará en Reino Unido el próximo 12 de diciembre
• Con un enfoque integral de adaptación-mitigación Panamá presentará contribuciones en 10 sectores priorizados.

Panamá, 26 de noviembre. Con la participación de más de 300 representantes de organizaciones no gubernamentales, sector privado, juventud, gobiernos locales, sector público, academia y ciencia, Panamá cierra con éxito el proceso de escucha activa y actualización de su Contribución Determinada a Nivel Nacional, (CDN1) que reúne sus compromisos climáticos.

MiAMBIENTE, el Programa de las Naciones Unidas, PNUD y la organización consultora internacional Libélula organizaron nueve talleres de participación importantes para definir las acciones ambiciosas que asumirá Panamá en cumplimiento al Acuerdo de París, y que debe entregar en diciembre próximo ante la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC).

El proceso cerró con un taller y panel de discusión donde parte del equipo de la Dirección de Cambio Climático de MiAMBIENTE presentó el resumen de acciones para la confección de la contribución climática de Panamá.

Milciades Concepción, ministro de Ambiente, dijo a los asistentes que los sucesos ocurridos en el país las últimas semanas mostró a todos el escenario dantesco de los efectos del cambio climático. “Debemos atender el llamado a la acción por el clima. Lo sucedido nos invita a actuar sin más demora y a seguir adelante en la Transformación Climática de Panamá”.

El ministro adelantó que Panamá ha incrementado el nivel de ambición en la contribución nacional con un enfoque integral, incluyendo compromisos concretos en mitigación y adaptación en la planificación del desarrollo a largo plazo en sectores y áreas como bosques, transición energética, gestión integrada de cuencas hidrográficas, biodiversidad, ecosistemas marinos, agricultura, ganadería, acuicultura, salud pública, asentamientos humanos resilientes, infraestructura sostenible y economía circular.

“El fortalecimiento de nuestros compromisos climáticos se nos presenta como un reto para encaminar a Panamá hacia una economía verde, y un plan de acción que nos acerque a la erradicación de las desigualdades, y nos proyecte, además, al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, puntualizó el ministro.

Financiamiento climático
Durante el taller representantes del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD; la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO; el Banco Mundial, el Grupo de Financiamiento Climático para América Latina y el Caribe, GFLAC; el Programa de las Naciones Unidas para el Ambiente, PNUMA y el NDC Partnership analizaron las oportunidades de Panamá ante el financiamiento climático.

Sandra Guzmán, Coordinadora de la Agenda Internacional del GFLAC explicó que se debe dimensionar la crisis climática desde el contexto de lo que cuesta no tomar acciones al respecto. “Si cada año se retrasa alguna acción contra el cambio climático, nos costará cada vez más”, dijo.
Resaltó que invertir en desarrollo bajo en emisiones en el mundo podría generar unos 26 mil millones de dólares en ganancias y más de 65 millones de nuevos puestos de trabajos para el 2030.

Por su parte, Cayetano Casado del NDC Partnership enfatizó que el trabajo de todas las instituciones en conjunto con el Ministerio de Economía y Finanzas es primordial para lograr el proceso de reforma política para la transición hacia el carbono cero.

Jessica Young, gerente de Ambiente y Desarrollo Sostenible del PNUD, explicó que la agencia además de ser el socio implementador y administrador de los recursos del proyecto de contribución climática apoya al país logrando accesos a recursos para mapear las inversiones para el clima, y alinear las políticas públicas para que la población vulnerable sienta los beneficios de la acción climática.

En su intervención, Katharina Siegmann, experta del Banco Mundial, dijo que no es fácil identificar las opciones de financiamiento internacional.
“Lo vemos desde una perspectiva muy técnica y es indispensable que los países hagan una priorización de acuerdo con sus necesidades y vincularlo así en los análisis de los presupuestos nacionales”.

La seguridad alimentaria es uno de los puntos fundamentales a lograr cuando se habla de luchar contra el cambio climático. Erika Pinto representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura, FAO hizo énfasis en los hechos ocurridos recientemente en Panamá. El enfoque debe ser el impulso de la solidaridad internacional para la creación de empleos, un sistema sostenible y mayor resiliencia de parte de los agricultores que estén preparados para los nuevos desafíos que presenta el clima.

“Es importante la articulación en sectores comarcales y provinciales para crear un entorno propicio en el alcance de las mejoras a la acción climática”, puntualizó.

Por último, Gustavo Mañez del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA, resalta el liderazgo de Panamá en torno al tema, pero tomando en cuenta la caída del Producto Interno Bruto del país a causa de la pandemia, se avecina un reto importante. Considera el análisis del plan desarrollo y la agenda de transición energética y la cantidad de empleos que pudieran generarse al año de 2050 pueden ser elementos generadores o propulsores de la transformación climática de Panamá.

27. nov., 2020

El ministro de Ambiente, Milciades Concepción, recibió en su despacho las máximas autoridades del Pueblo Emberá y Wounaan quienes se encuentran promoviendo un proyecto para la protección y restauración de los bosques ancestrales que conforman sus territorios.
La iniciativa, Protección y Restauración de Bosques Ancestrales de la Nación Emberá y Wounaan, fue presentada ante el ministro Concepción por las autoridades del Congreso General de la Comarca Emberá-Wounaan, el Congreso General de Tierras Colectivas Emberá y Wounaan, el Congreso General Emberá de Alto Bayano y el Congreso Nacional del Pueblo Wounaan.

Cándido Mezúa Salazar, reconocido dirigente del Pueblo Emberá y Wounaan, manifestó que este proyecto tiene una proyección a largo plazo de 30 años; con el que se dará protección a 200 mil hectáreas de bosques ancestrales en una primera fase en coordinación con el Ministerio de Amibiente (MiAMBIENTE), y que una vez concluida la segunda, y última fase, tendrá como resultado medio millón de hectáreas protegidas de territorio panameño, con todo los beneficios que ello implica.

El ministro de Ambiente, agradeció la visita y fue enfático en dar su aprobación a esta iniciativa, manifestando que el Ministerio de Ambiente sólo no puede ser garante de las riquezas naturales del país. “Es responsabilidad de todos los panameños; como funcionarios no podemos vigilar cada rincón del país. Las personas que viven próximas a esas áreas deshabitadas deben ser los vigilantes de este patrimonio de las generaciones que nos preceden”, dijo el alto funcionario.

Según explicó Mezúa, esta iniciativa será presentada próximamente ante la Organización South Pole, institución internacional líder en la colocación de bonos de carbono, orientada a promover proyectos de reforestación desde un primer proceso de consulta que involucra a las comunidades y los diferentes actores que la integran.

Previo, MiAMBIENTE ofrecerá apoyo en la elaboración del documento preliminar y realización de consultas, requeridas para definir lineamientos estratégicos de contenido, alcances, mecanismos, objetivos, metas y otros elementos básicos que requiere el proyecto.

Además, apoyará con la realización de talleres de consultas y validación con las autoridades, líderes comunitarios y actores claves involucrados, con quienes se establecerá una hoja de ruta que oriente el seguimiento y continuidad del proceso.

La población Emberá y Wounaan en conjunto posee y ejerce gobernanza sobre una extensión territorial de 1.1 millón de hectáreas aproximadamente, que abarcan desde los macizos boscosos fronterizos entre Panamá y Colombia, la región del Bayano y la cuenca del Canal de Panamá.

Estos territorios albergan vastos, muy diversos y variados ecosistemas de los bosques más importantes de Centroamérica, que son parte de uno de los "puntos críticos" de la biodiversidad mundial, y muchas de las especies que aún no se han descubierto.