30. ago., 2020

Entregan 11 viviendas para familias de pobreza extrema

 Familias residentes en comunidades con pobreza extrema de la provincia de Los Santos, en la península de Azuero, dejan atrás sus estructuras vulnerables donde vivían, para ocupar viviendas nuevas, seguras y confortables, con su respectivo baño higiénico.
 
Se trata de 11 familias, que representan aproximadamente 55 personas, entre adultos mayores, niños y adultos, pertenecientes a los distritos de Las Tablas, Los Santos, Macaracas y Guararé, evaluadas en hacinamiento, casas de quincha y en mal estado, que recibieron este viernes soluciones habitacionales.
 
El presidente de la República, Laurentino Cotizo Cohen, en compañía del ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), Rogelio Paredes, se trasladó hasta la comunidad de El Jobo, en el corregimiento de Guararé Cabecera, donde entregó una casa, con todos los muebles, a la familia de Zenaida Rodríguez, cambiando radicalmente su forma de vida.
 
Cortizo Cohen explicó que el Gobierno Nacional, a través del Miviot, está decidido en acabar con la sexta frontera, marcada por la desigualdad social y pobreza, beneficiando a personas vulnerables que no tienen los recursos para construir una mejor residencia con las comodidades.
 
El beneficio habitacional alcanza a Zenaida Rodríguez, una trabajadora doméstica de 64 años; su hija María Rodríguez, de 44 años y su nieto Diego Vergara, un estudiante de 11 años.
 
Paredes, quien estuvo con la viceministra de Vivienda, Daniela Martínez López, manifestó que se construyó una unidad básica de 40.96 metros cuadrados con dos recámaras, sala-comedor, cocina, baño, lavandería y un pequeño portal.
 
La beneficiaria había sido captada por las trabajadoras sociales habitando una casa de quincha en condiciones de deterioro, a punto de desplomarse, por los años de haberse construido.
 
Adicional al caso de la sexagenaria, el Mides amobló otras tres casas más. En Las Tablas, en el corregimiento de El Cocal, el Miviot entregó una casa amoblada a Ana Betzy Campos, de 35 años, una trabajadora doméstica, para que deje su hogar de quincha en la comunidad de La Gallinaza y mejore su calidad de vida junto a su hija Nayelis Osorio, de 10 años, que padece de asma bronquial. 
 
En Los Santos, en el corregimiento de Santa Ana, se favoreció con un techo digno a Fernando Barría, un jornalero de 57 años y su cónyuge Catalina Ríos, de 60 años, administradora del hogar, en la comunidad El Muro, vía La Playa.
 
El Miviot mantiene un plan constante de entrega de soluciones habitacionales a familias vulnerables, que viven hacinadas y en malas condiciones, en medio de la pandemia por la Covid-19, siguiendo las medidas sanitarias de bioseguridad.