30. sep., 2020

Entregan cuatro viviendas amobladas para familias pobres de Panamá Norte

Cuatro familias con bajos recursos económicos hacen realidad sus sueños al recibir las llaves de sus viviendas nuevas, cómodas y amobladas ubicadas en los corregimientos de Las Cumbres y Chilibre, al norte del distrito de Panamá.

Las soluciones habitacionales, construidas por el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), llevan bienestar a unas 10 personas, entre ellas cinco adultos y cinco menores, dos con discapacidad, que han vivido por años alquilados, agregados a sus parientes y en residencias improvisadas.

El ministro Rogelio Paredes, en una gira de trabajo por Panamá Norte, acompañado de la viceministra de Vivienda, Daniela Martínez López y la gobernadora de Panamá, Judy Meana, entregó los nuevos hogares, siendo uno de los beneficiados Darisnel Núñez, de 30 años, quien vive con su cónyuge Desireth Madrid, de 22 años y su hijo David Núñez, de 6 años, diagnosticado con lento desarrollo general.

El Miviot captó a la familia habitando alquilada en un cuarto de un solo espacio con baño compartido ubicado en el sector 4 de Villa Grecia, en Las Cumbres, y a pesar de contar con un lote, por falta de dinero, no habían podido levantar una casa segura.

En la calle Paraíso del sector de Chilibre Centro, Carlos Cano, de 50 años, vivía en la residencia de sus padres agregado con sus dos hijos adolescentes Ariadna Cano, de 13 años, quien padece de retardo mental leve y Carlos Cano, de 12 años.  El beneficiario contaba con un lote de terreno, pero los pocos recursos económicos que recibía como conductor no le alcanzaba para construir un hogar más confortable para sus descendientes.

En la entrega también se benefició a Melquiades Saturno, de 60 años, quien reside solo, luego que su padre falleció tras haberse complicado su salud a causa de un derrame cerebral.  Su vivienda ubicada en el sector 2 de El Roble en Chilibre estaba construida con paredes de zinc y playwood, techo de zinc deteriorado y usaban letrina. Su ingreso depende de trabajos eventuales.

Igualmente, en la comunidad El Ñajú de Chilibre, Indira Julio, de 46 años, junto a sus dos hijos de 3 y 17 años, ocupaban una casa improvisada con paredes de zinc y playwood, techo de zinc y piso rústico, con hacinamiento. El ingreso familiar depende del trabajo de la cuadragenaria como cocinera en una fonda.

Las cuatro viviendas de 40.96 metros cuadrados cuentan con dos recámaras, sala-comedor, baño higiénico, cocina, lavandería y un pequeño portal.

Los nuevos hogares fueron entregados equipados por el Ministerio de Desarrollo Social con estufa, camas, juego de comedor y otros enseres, dentro de un esfuerzo interinstitucional denominado Plan Colmena.

Posterior a la entrega, el ministro Paredes se trasladó a Ciudad Residencial Cumbre Azul, en el corregimiento de Caimitillo, un proyecto de apartamentos que aplican al aporte del Fondo Solidario de Vivienda.