5. oct., 2020

Miviot licitará 200 viviendas del nuevo plan con emprendimiento Progreso

Con el objetivo de llegar a las familias en las diferentes provincias, el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) prepara una licitación pública de 200 soluciones del programa de Vivienda de Crecimiento Progresivo.

El ministro Rogelio Paredes anunció que este acto público de viviendas abarca el modelo de construcción del plan Progreso (Programa de Gradualidad Residencial Social), donde la entidad entrega un 60% de la casa habitable, el beneficiario aporta en la ampliación y además tiene la opción de emprender en un negocio.

Este emprendimiento, agregó, se realizará con el apoyo del Gobierno Nacional, a través de una fusión interinstitucional con la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Ampyme), que capacitará al beneficiario y le brindará un capital semilla para su negocio barrial.

“La estrategia busca que el plan Progreso llegue a las distintas provincias fomentando el autoempleo y se aproveche en la construcción la mano de obra de las cuadrillas de trabajadores con que cuenta el Miviot en el país”, dijo Paredes.

La semana pasada, la viceministra de Vivienda, Daniela Martínez López, acompañada del director regional de la entidad en Panamá Oeste, Glenn Rivera, realizó una gira de inspección y evaluación de los avances en la construcción de una residencia con el modelo del programa en el distrito de Capira, donde una pareja, con una hija con una enfermedad, emprenderá con un quiosco.

El fin de semana, Paredes, junto a la viceministra; el asesor Rolando Crespo; el director regional y la directora de Desarrollo Social, Virginia Miranda, inspeccionó la obra, que ya tiene la estructura avanzada y visitó a la joven familia, que se beneficiará del novedoso programa.

El Miviot lanzará oficialmente a mediados de octubre en esta casa, tomada como modelo, el plan Progreso, una estrategia de la mano con Ampyme, donde en medio de la pandemia y la crisis económica se capacitará a beneficiarios y dotará de capital semilla para su comercio de barrio, que puede ser una barbería, un salón de belleza, un local de venta de frutas o un quiosco.