6. abr., 2021

Agrimensores del Miviot entrarán a asentamiento Villa Jazmín en Chepo

Un grupo de agrimensores de la Dirección de Asentamientos Informales del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) entrará próximamente a Villa Jazmín, en el distrito de Chepo, para determinar los polígonos de la comunidad.

El objetivo es delimitar las tierras que fueron invadidas por familias hace varios años y que pertenecen al Banco Hipotecario Nacional atendiendo al mapa oficial, además separar a quienes en menos de unos meses han tomado parte de una finca privada perteneciente a la Fundación Coral.

En una reunión con los moradores, la viceministra de Vivienda, Daniela Martínez López, acompañada de los asesores Xenia Rodríguez y Rolando Crespo, explicó que a las familias que se mantengan en tierras privadas no se les puede ayudar, pero aquellas que tienen varios años, presentan un cuadro social y tienen una necesidad habitacional real, se les brindará la alternativa de legalización.

“Las nuevas invasiones en terrenos privados no se pueden quedar ahí. Todo lo estamos verificando con planos”, sostuvo.

Fausto Palacios, director de Asentamientos Informales del Miviot, solicitó a los dirigentes que avisen a las personas que dejen de construir casas de bloques, porque para legalizarlas los lotes se van a medir por los agrimensores en un estándar de 450 metros cuadrados, permitiendo el paso de vías amplias y áreas de uso público.

Especificó que las familias que tengan lotes de más de mil metros deben saber que estos van a ser segregados para tener una lotificación correcta, para el desarrollo de una comunidad integrada.

Por su parte, Adriano Mitre, vocero del asentamiento Villa Jazmín, contó que hay más de 300 familias en la zona y que menos de cinco casas están construidas de bloque.

Los dirigentes dijeron que han tenido buena relación con el pueblo vecino de Unión de Azuero, que hace poco cerró la carretera Panamericana rechazando nuevas invasiones en el área, debido a que tienen más de 40 años y con la llegada de estas personas se ha afectado el acueducto y reportado innumerables robos.

El Miviot, a través de su oficina de enlace en Chepo, ha realizado inspecciones en la comunidad, pero ha encontrado casas improvisadas cerradas donde no hay personas habitando.

La viceministra Martínez López advirtió que no se permitirá el juega vivo y con el equipo de Desarrollo Social todo se verificará en campo, donde no se admitirán a familias con lotes en varios sectores.

La entidad comunicó a los líderes comunitarios que su petición de legalización se atenderá después que se vea el caso de Unión de Azuero, donde hay familias con cuatro décadas sin títulos de propiedad y ya el ministro Rogelio Paredes se comprometió a darles solución.