3. ago., 2020

 Una evaluación se realizó a la familia del adolescente Eric González, quien tiene una discapacidad, padece de serios problemas de salud y vive precariamente en una comunidad rural en el distrito de Cañazas, en la provincia de Veraguas.

Con el objetivo de brindarles una ayuda, el equipo técnico y social del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) de la regional de Veraguas se trasladó hasta la lejana comunidad de Altos de Los Pajaritos, en el corregimiento de Los Valles, donde Eric habita con sus seres queridos en una casa de quincha en mal estado, dividida en dos cuartos, que tiene techo de zinc y madera, y piso de concreto rústico y deteriorado.

Las trabajadoras sociales en el levantamiento del expediente encontraron que la familia del muchacho de 15 años cocina en la parte de afuera de la residencia y usan aún letrina para sus necesidades fisiológicas.

Eric, quien vive con sus padres Zoilo González Rodríguez, de 50 años y María Velásquez, de 44 años, así como dos hermanos de 2 y 13 años, desde niño padece de un soplo en el corazón, a los 10 años le diagnosticaron epilepsia, además es sordomudo, se inyecta insulina desde año y medio, tiene cataratas y cada dos meses acude a atenderse en el Hospital del Niño.

El informe del Miviot señala que la familia depende de la agricultura e igualmente recibe el beneficio de los programas Ángel Guardián y Red de Oportunidades del Ministerio de Desarrollo Social. La hermana de Eric, María de 13 años, recibe la Beca Universal para sus estudios.

Cristian Camaño, director provincial de Veraguas, informó que la familia, conformada por dos adultos y tres menores, reside en el lugar desde hace 25 años, pero no cuentan con ningún documento de la tierra.

La institución procederá a construirle una vivienda nueva tan pronto tengan listos los papeles del terreno, para mejorarles sus condiciones de vida.

31. jul., 2020

El Gobierno Nacional promulgó este 31 de julio de 2020  en Gaceta Oficial el decreto que formalmente amplía el aporte del Fondo Solidario de 10 mil balboas para viviendas con un costo de hasta 70 mil balboas en todo el país e ingreso familiar hasta 2 mil balboas mensuales para los solicitantes.

Estas son las principales modificaciones vigentes al Decreto Ejecutivo No. 10 de 15 de enero de 2019, que desarrolla el programa y que fue derogado por el Decreto Ejecutivo No. 306 de 31 de julio de 2020.

A través de esta norma para el código de zona RBS (Residencial Bono Solidario), el precio de venta para la unidad habitacional y el lote, no podrá exceder la suma de 70 mil balboas a nivel nacional. Anteriormente era 60 mil balboas, para algunas capitales de provincias.

El documento señala que el aporte económico del Fondo Solidario de Vivienda del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) será otorgado a aquellas familias cuyo ingreso mensual ordinario no exceda la suma mensual de 2 mil balboas y considera cuadro familiar el parentesco de hasta el tercer grado de consanguinidad correspondiente al de la propia familia y el primero de afinidad del cónyuge. Antes el ingreso familiar era mil 200 balboas y hasta hace poco había sido fijado en mil 500 balboas mensuales.

También reafirma el establecimiento del código de zona RBS para incentivar la construcción de unidades habitacionales de interés social en todo el país, el cual será regulado a través de resolución ministerial.

En el artículo 21, denominado transitorio, indica que los proyectos de este programa creados con el Decreto Ejecutivo No. 10 de 2019, que al 30 de junio no hayan concluido su ejecución y aquellos cuyo compromiso de pago se encuentre registrados, continuarán sus trámites administrativos e inspecciones.

Además, los pagos del Fondo Solidario a los beneficiarios serán desembolsados de acuerdo a la entrega de estos, conforme se dispuso en el anterior decreto es decir, serán por un valor de 10 mil balboas.

La nueva norma determina que las resoluciones emitidas con fecha anterior al 1 de enero de 2019, tendrán plazo hasta el 31 de diciembre de 2020, para presentar la escritura pública, donde consta la inscripción en el Registro Público de la propiedad a favor del beneficiario, de lo contrario, serán anuladas.

Según esta modificación, el programa del Miviot tendrá vigencia hasta el 30 de junio de 2024.

 

30. jul., 2020
Con el fin conocer más sobre el Decreto Ejecutivo No. 150 de 16 de junio de 2020, que regula los procesos de parcelación, lotificación y urbanizaciones, miembros de la Comisión de Urbanismo de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede) se reunieron con autoridades del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot).
 
En la reunión virtual, el viceministro de Ordenamiento Territorial, José Batista, explicó la estructura de la institución y las funciones de ese Viceministerio, que atiende los requerimientos del sector privado en función al desarrollo inmobiliario.
 
Indicó que siguiendo las instrucciones del presidente Laurentino Cortizo Cohen y bajo la tutela del ministro Rogelio Paredes, se han hecho transformaciones en temas de capacitación al personal, la digitalización y la simplificación de los trámites, adecuando de esta manera a la Dirección de Ventanilla Única a esos temas.
 
El viceministro aclaró que este nuevo decreto que actualiza el reglamento de urbanizaciones en Panamá, reemplaza el decreto 36 de 1998, ya que se requería de ajustes debido a que los procesos y modelos de urbanizaciones han ido cambiando por las nuevas tecnologías.
 
Agregó que ese decreto es anterior a la Ley 61 de 2009, donde se le asigna funciones específicamente a las direcciones de Ventanilla Única y Ordenamiento Territorial.
 
Por su parte, Mary Carmen Rodríguez y Carla Salvatierra, directora y subdirectora Nacional de Ventanilla Única, respectivamente, hicieron una exposición de los aspectos más relevantes del documento y atendieron interrogantes de los integrantes de la Apede.
 
En el encuentro participaron Giulia de Santis, presidenta de la Comisión de Urbanismo de la Apede y la presidenta saliente, Mercedes Eleta y demás miembros del organismo empresarial.

 

30. jul., 2020

El Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) realizará evaluaciones sociales y tomará en cuenta todas las necesidades de las familias que han ocupado sin asignación las casas del proyecto residencial Brisas de Soná, localizado en la provincia de Veraguas.

 En un recorrido por la urbanización en el distrito de Soná, la viceministra de Vivienda, Daniela Martínez López, explicó a los moradores que la institución enviará, a través de la Dirección Regional de Veraguas, a trabajadoras sociales que tendrán la misión de levantar los expedientes, que determinen las necesidades reales de las personas y familias que ocupan viviendas no entregadas formalmente, donde se tomarán en cuenta todos los factores como vulnerabilidad, enfermedad y discapacidades. 

Martínez López, acompañada por su equipo de trabajo, observó cómo algunas casas sin la conexión de energía eléctrica están siendo ocupadas e incluso conversó con residentes para escuchar sus inquietudes y plantearles que la idea no es lanzar a ninguna familia, sino conocer con las evaluaciones la real necesidad de cada una, tomando en cuenta que el gobierno del presidente Laurentino Cortizo Cohen está comprometido en proveer de un hogar digno y ayudar a los más vulnerables del país.

 Entre los moradores, la viceministra escuchó a Ana Guerrero y Marta Lombardo, quienes aprovecharon para plantearle sus inquietudes, esta última le pidió considerar a su sobrino Arturo, de 33 años, quien padece de una discapacidad visual y busca ser considerado en las evaluaciones del Miviot.

 El proyecto Brisas de Soná, que data de administraciones anteriores, con fondos de la Dirección de Asistencia Social (DAS) y que fue construido con 3.4 millones de balboas, tiene 105 casas, de las cuales 61 han sido asignadas y más de 30 están ocupadas sin la formalidad de un expediente.

 Durante la visita a la urbanización, la viceministra estuvo acompañada de Rolando Crespo y Yajaira Grajales, del Viceministerio de Vivienda; además asistieron el enlace del DAS en Veraguas, José Rodríguez; el director regional del Banco Hipotecario Nacional, Jaime Calles y el director provincial del Miviot, Cristian Camaño.

 Previamente, Martínez López se reunió con el alcalde de Soná, Alcides Hidalgo y el tesorero Vladimir Castillo, en la Municipalidad de ese distrito, para ayudar como mediadores, debido a que la empresa contratista  de la obra HF Builders, S.A., mantiene unos temas pendientes con ese municipio veragüense.

 

 

27. jul., 2020

Personal de la Dirección Nacional de Coordinación de Proyectos y Asuntos Comunitarios (Conapro) del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) de Chiriquí realizó las evaluaciones técnicas de cuatro residencias afectadas por el desbordamiento de un canal de agua, debido a las fuertes lluvias en la comunidad de Divino Niño 4, en el distrito de David.

El equipo de la regional visitó en el corregimiento de David Sur la casa de Evaristo Agustín Villareal, de 25 años, padre soltero de dos hijos de 2 y 4 años, cuya vivienda está ubicada próxima al canal de agua, siendo considerada de alto riesgo, ya que se inunda cada vez que llueve.

En este caso familiares del afectado aseguran contar con un terreno en otro lugar, pero no disponen de los recursos para construir un hogar nuevo lejos de la zona de riesgo.

El Miviot también inspeccionó las casas de Ana Navarro, quien habita con dos adultos y tres menores de edad; la de Maxidinis Concepción, de 55 años, en donde residen tres adultos y dos menores; y la de Enrique Del Cid Núñez, quien ocupa el hogar con otros cuatro adultos y tres menores.

El informe destaca que estas tres residencias no fueron afectadas estructuralmente, pero están perjudicadas por la introducción de agua, lo que causó pérdida de enseres.

David Castro, del departamento de Conapro en Chiriquí, dijo que se efectuó el trabajo de campo por el Miviot, bajo la coordinación de la directora regional, Doris Atencio.

Al lugar de la contingencia también acudió el Sistema Nacional de Protección Civil, que emitirá un informe sobre el origen del problema y las posibles soluciones que se deben brindar.