23. sep., 2020

Sector hotelero solicita moratoria en facturación eléctrica

El sector hotelero de Panamá se mantiene a la expectativa sobre una decisión final de las empresas de distribución eléctrica del país para que sus negocios sean beneficiados con la ley 152 de 4 de mayo de 2020 “que adopta medidas sociales especiales para la suspensión temporal del pago de los servicios públicos y otras medidas, en atención al estado de emergencia nacional” declarado por el Ejecutivo a raíz de la pandemia de Covid-19.

A través de la Asociación Panameña de Hoteles (APATEL), gremio que aglutina 125 asociados de la hotelería en el país, la petición radica en la situación económica que atraviesan sus negocios producto del Covid-19 que obligó a cerrar sus puertas y afectar sus ingresos.

Según informó el presidente de este gremio,  Armando Rodríguez, en julio pasado dirigieron nota a la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP) para conocer alguna respuesta sobre la aplicación de moratoria para los hoteles, pero que la misma está retrasada y se requiere conocer una contestación de la institución responsable de fiscalizar los servicios públicos a nivel nacional.

Rodríguez sostuvo que el sector hotelero representa uno de los más afectados por el estado de emergencia y, seguramente, el que más tiempo demore en alcanzar su recuperación. Por ello, solicitan sean considerados dentro de los beneficiados por la ley 152, que tiene incluido a dueños de restaurantes, bares, casinos, así como medios de transporte de servicio público y privado que hayan sido afectados sus ingresos.

El cierre de operaciones de los hoteles ha significado la suspensión temporal de contratos de no menos de 35 mil colaboradores, quienes viven una situación extremadamente difícil. Esta situación, ha producido un escenario complicado de re-pago a proveedores y a la banca local, con repercusiones a lo largo y ancho de la economía nacional.

En el 2019, el sector turismo aportó B/. 4,400 millones al Producto Interno Bruto (PIB) de Panamá. Cada día de inacción ha implicado la pérdida de más de B/.12 millones para la economía panameña.

El presidente de APATEL comunicó que varios hoteles han recibido la visita de personal de las empresas que prestan el servicio de distribución eléctrica para aplicar medidas de cortes de energía, lo cual es preocupante para estos negocios que todavía no han iniciado operaciones.

Agregó que es necesario la intervención de la ASEP y lograr que ejerza su función de fiscalizar, regular y reglamentar los servicios públicos, además de velar por los intereses de los clientes y la prestación del servicio de energía eléctrica dentro del territorio nacional.

Frente a esta situación, Rodríguez apeló a la visión del mandatario panameño, Laurentino Cortizo, de incluir al turismo como sector estratégico para el país, por lo que solicita en nombre de APATEL la definición de los puntos específicos presentados, para reconstruir la capacidad del sector de generar divisas para Panamá.