27. abr., 2021

La COVID-19 no afecta a la reserva ovárica de la mujer

 

o   La presencia de receptores del virus en el ovario justifica la importancia de analizar cómo actúa el SARS-CoV-2 en la fertilidad femenina

o   En las mujeres que superaron la enfermedad, participantes en el estudio, no se observa disminución respecto a sus niveles de antimulleriana (AMH).

A pesar del impacto de la pandemia y su prevalencia mundial, la información sobre los efectos de la COVID-19 en el ámbito reproductivo es actualmente limitada. Conforme los centros de reproducción asistida retomaban su actividad, se establece como prioridad estudiar la realidad a nivel reproductivo de las personas infectadas con Coronavirus.

Al respecto, y en base a la presencia de receptores del virus SARS-CoV-2 en el ovario, la pregunta era obligatoria: ¿Podría verse afectada la reserva ovárica de la mujer después de la infección por COVID-19?

Durante los meses de mayo  y junio del año 2020 se invitó a participar para un estudio a 46 pacientes de nuestras clínicas IVI en España, tras superar el Coronavirus  y todas ellas disponían de un estudio previo de su antimulleriana (AMH), con no más de 6 meses de anterioridad. 

Al respecto, destaca Saúl Barrera, Director Médico de IVI Panamá, “los resultados de esta investigación dieron un balance muy positivo y donde se presenta que el pasar por la COVID 19 no afecta al estado de la reserva ovárica, con lo cual se puede deducir que las posibilidades de éxito del tratamiento reproductivo permanecen intactas”.

Las mujeres participantes en el estudio se dividieron en dos grupos, de acuerdo con sus niveles previos de AMH: respondedoras bajas (16 pacientes), con una edad media de 38,6 años; y respondedoras normo-altas (30 pacientes), con una edad media de 34,7. En ninguno de los dos grupos se encontró que la enfermedad pudiera afectar en una disminución de la reserva, por lo que esto, además, es alentador para pacientes que ya tenían de entrada una baja reserva ovárica.

“Aunque los resultados preliminares resultan bastante alentadores en términos reproductivos para aquellas mujeres que han padecido la COVID-19, se hace fundamental aumentar el tamaño de la muestra para comprobar que los resultados se mantienen”, concluye el Dr. Barrera.