27. may., 2022

Según un nuevo reporte de Marsh, la industria global de extracción, transporte y procesamiento de hidrocarburos experimentó una reducción significativa en la cantidad de grandes pérdidas por daños a la propiedad durante 2020-2021, debido al impacto combinado de la pandemia de COVID-19 y de una planificación de la continuidad del negocio bien ejecutada.

El reporte, Las 100 pérdidas más grandes en la industria de hidrocarburos, publicado por Marsh Specialty, detalla las pérdidas por daños a la propiedad más importantes en la industria mundial de hidrocarburos desde 1974 (basado en valores de activos al 31 de diciembre de 2021).

En la 27.ª edición, solo dos nuevas pérdidas importantes por daños a la propiedad entran en el top 100. Ambas ocurrieron en 2020 por un total de 500 millones de dólares norteaméricanos; un incendio y una explosión en una refinería de petróleo en Sudáfrica (julio de 2020) y un incendio en una instalación de GNL (Gas Natural Licuado) en Noruega (septiembre de 2020). Combinados, ambos incidentes representan la cantidad promedio más baja para cualquier período de dos años registrado en el informe desde 1995/1996.

Según el informe, las preocupaciones por el aumento de pérdidas que surgieron al comienzo de la pandemia no se materializaron, posiblemente en parte debido a una reducción en la actividad en el sitio y al enfoque efectivo de la industria en prácticas laborales seguras. Sin embargo, Marsh señala que los riesgos emergentes, como los fenómenos meteorológicos extremos y los riesgos cibernéticos, representan una amenaza creciente para los activos energéticos y la seguridad del suministro.

Las pérdidas que no se clasifican exclusivamente como eventos de daño a la propiedad de energía, como la explosión de nitrato de amonio en el puerto de Beirut en 2020, la tormenta de invierno Uri y el bloqueo de seis días del Canal de Suez en 2021, no se consideran en este reporte. Sin embargo, el informe señala que su impacto en la industria energética destaca la necesidad de una mayor resiliencia operativa y de mejores prácticas de seguridad de procesos para reducir el riesgo de pérdidas futuras.

“A lo largo de la pandemia de COVID-19, la industria energética mundial mantuvo servicios y suministros esenciales en medio de una demanda fluctuante frente a muchos desafíos relacionados con las personas y el riesgo de procesos. Desarrollar una mayor resiliencia frente a riesgos emergentes es crucial a medida que el sector energético continúa en transición y evolucionando”, dijo Mario Ortiz, Líder de Energy & Power, de Marsh México.

En el caso de México, en la categoría de “procesamiento de gas” eventos como la explosión de nube de vapor en Cactus, Chiapas en 1996 que ocasionó un fuerte incendio e interrumpió un tercio de la capacidad total de procesamiento de gas en el país ocupa la posición #61, con una pérdida estimada de 137 millones de dólares; o en la categoría de “petroquímica” con la explosión de gas en Pajaritos, Coatzacoalcos en 1991 que dejó inhabilitada la planta de gas por alrededor de siete meses debido a la reconstrucción que hubo del lugar y de los ductos, ocupa el lugar #80 con una pérdida de 97 millones de dólares.

No menos importante, en la categoría de “refinación”, el siniestro de Macondo en el Golfo de México en 2010 que involucró también a EEUU, donde el total de reclamaciones de responsabilidad civil fueron de más de 40 veces el valor de los daños materiales asociados, y, además involucró daños ambientales, en el que se dio a conocer que se habían liberado cinco millones de barriles de hidrocarburo en el medio ambiente. Por ello, ocupa el lugar #42 con pérdidas de 190 millones de dólares.

Por otro lado, en Latinoamérica, sucesos como el ocurrido en Brasil en Campo de Roncador, con una serie de explosiones causadas por una fuga de gas, donde los trabajadores intentaron sacar el agua de mar que había ingresado a la plataforma sin éxito causó que el 20 de marzo de 2001 la plataforma se hundiera. Este suceso ocupa el lugar #3 en la categoría “Costa Afuera” (Offshore) de “aguas arriba”, con una pérdida estimada de 500 millones de dólares.

El caso de Venezuela, el incendio ocurrido por un derrame de crudo en las plantas de hidrógeno localizadas en Amuay en 1984, dejó las instalaciones dañadas de gravedad, con una pérdida de 75 millones de dólares. Sin embargo, este suceso no ha sido el único que ha experimentado el país, dado que, en 1987, el hundimiento de una plataforma de gas natural en el Mar Caribe, ocasionó una pérdida de 235 millones de dólares. 

 
24. abr., 2022
  • La tendencia de las tasas médicas en 2021 fue de recuperación a 9.6%, y se espera que se mantengan en un nivel similar (9.5%) en 2022.
  • Las aseguradoras identificaron la COVID-19 y el riesgo emocional o mental como los principales factores que influyen en los costos de los planes médicos proporcionados por el empleado.
  • Las condiciones de salud no transmisibles, tales como diabetes mellitus, hipertensión y obesidad, entre otras, fueron algunos de los principales temas de preocupación para las aseguradoras, incluyendo el riesgo metabólico y cardiovascular, así como algunos tipos de cáncer.
  • Las aseguradoras están haciendo cambios para facilitar diseños de planes médicos más inclusivos, considerando la revisión de las redes médicas para garantizar la diversidad de los proveedores.

El curso de la pandemia de la COVID-19 sigue siendo impredecible, pero está más claro que nunca que el impacto en los programas de salud y bienestar de los empleadores se mantendrá durante los próximos años, esto se ve reflejado en el estudio Tendencias de Salud 2022, realizado por Mercer Marsh Beneficios, consultora líder de beneficios para empleados a nivel mundial, donde se encuestó a 210 aseguradoras en 59 países para obtener más información sobre las principales tendencias que dan forma al futuro de la atención médica proporcionada por los empleadores. 

Si bien las compañías tienen la libertad para diseñar sus planes de beneficios a fin de satisfacer las necesidades de sus colaboradores, las aseguradoras desempeñan un papel clave en la configuración del panorama de beneficios a través de sus prácticas estándares y la estructura de sus pólizas, su voluntad de adoptar nuevas disposiciones y la visibilidad de grandes grupos de datos de reclamaciones. 

El reciente reporte arroja los siguientescuatro hallazgos clave:

1) La tendencia de las tasas médicas y las reclamaciones está aumentando

La investigación encontró que la tendencia de las tasas médicas en Latinoamérica repuntó en 2021 (10.2%) con respecto a los mínimos de 2020 causados por la pandemia. Se espera que la tendencia al alza continúe, y se prevé que la tasa para la región en 2022 será del 9.4% similar a la global (9.5%).

Tres cuartas partes (75%) de las aseguradoras en la región dicen que la actividad de las reclamaciones médicas tiene una tendencia al alza, y dos de cada cinco (41%) informan que la actividad de las reclamaciones es más alta que los niveles prepandémicos. Esto se traduce en gran medida a que los empleadores deben anticipar que las primas de renovación aumentarán para compensar la volatilidad del mercado.

2) El COVID-19 está impactando en la siniestralidad

Para Latinoamérica y el Caribe, el COVID-19 ahora es la causa más alta de reclamaciones, tanto por monto en dólares como por frecuencia. Sin embargo, es casi seguro que su impacto no se haya reportado en su totalidad, en tanto las aseguradoras han luchado para actualizar sus sistemas a fin de poder capturar completamente los datos sobre una afección que era desconocida antes de finales de 2019.

Si la crisis continúa, los aumentos en las reclamaciones de seguros de vida podrían generar primas más altas, prácticas de suscripción más estrictas o exclusiones. Por ejemplo, en América Latina y el Caribe, el 85% de las aseguradoras informaron haber visto mayores siniestros de seguros de vida. En el caso de Panamá, hay aseguradoras que ya están implementado requisitos como presentar tarjeta de vacunación y periodos de espera para la cobertura por COVID-19.

“Cada vez son más frecuentes las conversaciones con clientes en las cuales nos piden explorar eliminar la cobertura por COVID-19 para las personas no vacunadas con el esquema completo. Aunque aún no es tendencia, pensamos que pronto podría empezar a tomar relevancia esta solicitud. Los empleadores están preocupados por los incrementos en primas que pueden generar los reclamos de alto costo por enfermedad de COVID-19 grave”, comentó Stella Bandera, Senior Vicepresident de Mercer Marsh Beneficios Panamá.

3) La prevención y el autocuidado son necesarios para mitigar los riesgos de la salud

El riesgo metabólico y cardiovascular es el factor de riesgo número uno que impulsa los costos médicos de grupo patrocinados por las empresas. El cáncer y las enfermedades circulatorias fueron los principales impulsores de las reclamaciones de planes médicos para las aseguradoras. Para combatir estas enfermedades crónicas, las compañías pueden explorar cómo integrar productos de autocuidado en los planes de beneficios.

4) La equidad de la salud en los planes médicos es una prioridad creciente

Las aseguradoras están haciendo cambios para facilitar diseños de planes médicos más inclusivos. Por ejemplo, el 30% de las aseguradoras está revisando las redes médicas para garantizar la diversidad de los proveedores. Esto tendrá impacto en la experiencia de los empleados, pues las personas podrán elegir más fácilmente acudir a un doctor de su mismo origen étnico y género.

Más de una cuarta parte (27%) de las aseguradoras ha cambiado la elegibilidad para el acceso a fin de hacer que la cobertura sea más inclusiva para los empleados LGBTQ+. Esto incluye elementos como permitir que las parejas del mismo género sean nombradas en los planes médicos. Casi una cuarta parte (24%) de las aseguradoras está considerando, o ya ha incorporado, apoyo social, como ayuda con transporte, alimentación y vivienda.

"Los empleadores tienen la oportunidad de apoyar a una fuerza laboral diversa, equitativa e inclusiva mediante el reconocimiento de que los empleados tienen necesidades y valores diferentes, y que el cuidado debe ser accesible para todos. Adicionalmente, tomemos en cuenta que, aunque la prestación de servicios para el cuidado de la salud mental ha aumentado, este cambio se ha centrado principalmente en el apoyo a las personas una vez que enferman, en lugar de ayudarlas a mantenerse sanas. El punto de inicio debe ser la identificación temprana para brindar el apoyo oportuno a la fuerza laboral”, mencionó Nexyms Matera, Líder de Workforce Health en Mercer Marsh Beneficios.

 

19. abr., 2022
  • Ante la actual pandemia, los pacientes inmunocomprometidos se han enfrentado a un peligro constante, lo que los ha llevado a extremar medidas para evitar el contagio.
  • Cerca del 2% de la población mundial corre un riesgo incrementado a una respuesta inadecuada a la vacuna contra COVID-19.[1],[2]
  • Un anticuerpo monoclonal puede beneficiar antes de la exposición ante el COVID-19.

– Ser un paciente inmunocomprometido significa que sus defensas inmunitarias naturales contra infecciones se encuentran debilitadas[3], comprometiendo el sistema inmunológico ante diferentes enfermedades e infecciones. Su causa puede ser a raíz de ciertas enfermedades como la diabetes, cáncer, insuficiencia renal, enfermedad pulmonar, afecciones cardíacas y VIH, así como también, detonarse por ciertos tratamientos como la radioterapia o trasplantes de células madres u órganos.

Factores que desarrollan una baja respuesta a la vacuna en pacientes con enfermedades crónicas9:

  1. Múltiples fármacos y combinaciones de medicamentos.
  2. Falta de apetito, lo que induce a desnutrición.
  3. Alteraciones de flora bacteriana normal y en mucosas.
  4. Estado inflamatorio crónico que debilita la respuesta inmunitaria.
  5. Envejecimiento.

 

Ante la actual pandemia, estos pacientes se han enfrentado a un peligro constante, llevándolos a extremar medidas para evitar el contagio, principalmente frente a un virus que ha presentado variantes en poco tiempo y con altos niveles de propagación. “Es importante que una persona inmunocomprometida refuerce medidas, respetando las reglas de distanciamiento, protección y cumpliendo con el esquema completo de vacunación, lo que ayuda a disminuir considerablemente la probabilidad de contagiarse por infecciones transmisibles.”, explicó el Dr. Esteban Coto, Director Médico de AstraZeneca para Centroamérica y el Caribe.

Sin embargo, cerca del 2% de la población mundial corre un riesgo incrementado a una respuesta inadecuada a la vacuna contra COVID-19[4],[5] lo que ha llevado a los sistemas de salud a considerar esquemas alternativos de inmunización para estos pacientes vulnerables como lo es un anticuerpo monoclonal, un medicamento que protege contra el SARS-CoV-2, y que aporta proteínas artificiales que actúan como anticuerpos humanos en el sistema inmune, identificando y neutralizando agentes patógenos que causan la enfermedad.  A diferencia de la vacuna, el anticuerpo monoclonal brinda anticuerpos artificiales protectores[6], transformándolo en una solución para pacientes con un sistema inmune comprometido.

Aumentar la cobertura de vacunación es una prioridad crítica de salud pública y si bien las vacunas siguen siendo la mejor estrategia para prevenir el COVID-19, el contar con medicamentos alternativos de inmunización,  benefician a ciertas poblaciones vulnerables antes de la exposición al virus, como pacientes que no responden completamente a las vacunas, aquellos que presentan factores de riesgo identificados que agravan la enfermedad, quienes presentan respuestas antivirales deficientes (adultos mayores o inmunocomprometidos), pacientes con función deficiente de linfocitos T y/o B, así como los que viven en un entorno con un alto grado de propagación o personas alérgicas a los componentes de la vacuna[7].

 Los pacientes inmunocomprometidos, son un segmento considerable de la población, que al contraer el virus pueden agravarse; por lo que es recomendable que visiten a su médico de confianza, con el fin de recibir las indicaciones de vacunas según su caso individual. Un anticuerpo monoclonal es una estrategia complementaria y se podría administrar adicionalmente para conseguir una protección más eficaz en tiempos pandémicos, añadiendo que se deben de tomar medidas cotidianas para evitar factores desencadenantes que pueden afectar el sistema inmunológico, como el estrés, la ansiedad y la depresión. Además, de aplicar hábitos saludables como ejercicio moderado de 20 minutos, no recurrir a espacios cerrados, alimentación adecuada y actividad al aire libre[8].

AstraZeneca

AstraZeneca es una compañía biofarmacéutica global liderada por la ciencia que se enfoca en el descubrimiento, desarrollo y comercialización de medicamentos de prescripción, principalmente para el tratamiento de enfermedades en tres áreas terapéuticas: Oncología; Cardiovascular, Renal y Metabolismo y Respiratorio e Inmunología. Con sede en Cambridge, Reino Unido, AstraZeneca opera en más de 100 países y sus medicamentos innovadores son utilizados por millones de pacientes en todo el mundo. Visite https://www.camcar.astrazeneca.com/es/ y siga a la Compañía en Twitter @AstraZenecaCAM.

Contacto de prensa:

Mónica Solórzano Lobo- monica.solorzano1@astrazeneca.com

Government Affairs, Patients and Communications Lead, CAMCAR - Central America and Caribbean



[1] Data and clinical considerations for additional doses in immunocompromised people. Reunión ACIP del 22 de julio de 2021. Disponible en: https://www.cdc.gov/vaccines/acip/meetings/downloads/slides-2021-07/07-COVID-Oliver-508.pdf [Último acceso: diciembre de 2021]

[2] Datos de AstraZeneca en el archivo.

[3] Instituto Nacional de Cáncer. (s.f). inmunodeprimido. abril 06, 2022, de Instituto Nacional de Cáncer Sitio web: https://www.cancer.gov/espanol/publicaciones/diccionarios/diccionario-cancer/def/inmunodeprimido

[4] Data and clinical considerations for additional doses in immunocompromised people. Reunión ACIP del 22 de julio de 2021. Disponible en: https://www.cdc.gov/vaccines/acip/meetings/downloads/slides-2021-07/07-COVID-Oliver-508.pdf [Último acceso: diciembre de 2021]

[5] Datos de AstraZeneca en el archivo.

[6] Espinoza, R. (s.f). Alternativas para fortalecer el sistema inmune frente a COVID 19

Espinoza, R. (s.f). Manejo de Covid-19 en Poblaciones Vulnerables

[7] Espinoza, R. (s.f). Alternativas para fortalecer el sistema inmune frente a COVID 19

Espinoza, R. (s.f). Manejo de Covid-19 en Poblaciones Vulnerables

[8] Espinoza, R. (s.f). Alternativas para fortalecer el sistema inmune frente a COVID 19

9Espinoza, R. (s.f). Manejo de Covid-19 en Poblaciones Vulnerables

18. abr., 2022

Tras dos años de pandemia, muchas investigaciones y no pocas declaraciones de expertos en la materia, lo tenemos claro: mantener una buena ventilación de los espacios interiores protege tu salud y la de los tuyos.  

A estas alturas, cuando comenzamos a quitarnos las mascarillas, algunos han aprendido la lección: Bélgica acaba de aprobar exigir a los bares, restaurantes, teatros o gimnasios que monitoreen cuál es la calidad del aire y dispongan de medidores de CO2 a la vista.

Mientras, en España algunas comunidades pidieron a los establecimientos hoteleros disponer de un medidor como condición para reabrir; además, se hicieron inversiones para comprar para los colegios filtros HEPA, que ayudan a filtrar las partículas para que haya menor carga vírica en el aire.

Por su parte, una nueva campaña, Escuelas Eficientes y Saludables, brindará orientación práctica sobre actualizaciones de ventilación que pueden aumentar la eficiencia energética, reducir los costos y mejorar el aire en las escuelas K-12 en Estados Unidos. No solo eso, los expertos en construcción en Nueva Zelandia están presionando para que los sistemas de ventilación sean obligatorios en todas las casas nuevas.  

“Además de contribuir a reducir el riesgo derivado de la transmisión de virus por aire, mejorar la ventilación es esencial para la calidad del aire en espacios cerrados, donde estamos expuestos también a muchos tipos de productos. Y la ventilación natural es una buena y fácil alternativa. El tiempo de ventilación puede variar, pero se recomienda que diariamente sea de 10 a 20 minutos como mínimo y principalmente por las mañanas”, asegura Daikin, un líder japonés en climatización. 

Y es que, en casa tenemos una gran cantidad de productos químicos que desprenden sustancias tóxicas en el ambiente como los de limpieza, cosmética y cuidado personal o potes de pintura. Además, los mismos muebles del hogar, las humedades, algunos materiales de construcción o las acumulaciones de suciedad o polvo en cortinas y alfombras también son perjudiciales. Todas estas sustancias nocivas se van acumulando en el aire.

A este tipo de contaminación se le añade la acumulación de dióxido de carbono al no ventilar adecuadamente, una de las causas del aumento de alergias y trastornos de los últimos años. “Es por eso que debemos tratar de contar con una ventilación adecuada de los espacios donde pasamos mucho tiempo”, insiste Daikin.  

Cómo ventilar 

Abre puertas o ventanas en los extremos opuestos de tu casa para crear ventilación cruzada, aconseja la Agencia de Protección Ambiental. Abrir las ventanas más altas y más bajas, especialmente si están en diferentes pisos, de una casa también puede aumentar la ventilación. Agregar un ventilador interior puede llevarlo aún más lejos.

“Si se usa un solo ventilador, debe mirar (y soplar aire) en la misma dirección en la que el aire se mueve naturalmente. Puede determinar la dirección en la que el aire se mueve naturalmente observando el movimiento de las cortinas o sosteniendo una tela liviana o tirando recortes de papel y notando en qué dirección se mueven", dice la EPA. 

26. feb., 2022

Para apoyar al proceso de vacunación contra el Covid-19 en Latinoamérica y el Caribe, el Depósito de Respuesta Humanitaria de las Naciones Unidas, uno de los usuarios del Centro Logístico Regional de Asistencia Humanitaria (CLRAH), adquirió contenedores refrigerados.

Francisco Quezada, gerente del Depósito de Respuesta Humanitaria de las Naciones Unidas, informó que el Programa Mundial de Alimentos (WFP) realizó la compra de 100 contenedores refrigerados de los cuales destinó 10 a su base ubicada en Panamá, (6 de 40 pies y 4 de 20 de pies).

En este sentido, destacó que recientemente las autoridades de Cuba se comunicaron con el Programa Mundial de Alimentos (WFP) solicitando apoyo en cuanto al tema de cadena de frio para su proceso de vacunación; y luego de firmar un acuerdo de cooperación, 4 contenedores ya se encuentran es esa nación.

Alberto Sierra, director ejecutivo del CLRAH, subrayó que el manejo de este tipo de contenedores no se puede efectuar en cualquier sitio, pero en las instalaciones del también conocido “Hub Humanitario”, además de facilitar el traslado de mercancía, se cuenta con las especificaciones necesarias en cuanto al espacio y tonelaje para un adecuado desarrollo del almacenaje abierto, esencial para este tipo de operaciones.

Según informes de prensa, en la mayor de las Antillas, hasta el pasado 21 de febrero, 10 millones 601 mil 59 de individuos tenían al menos una dosis, de los cuales, ya tienen segunda dosis nueve millones 368 mil 759 y una tercera dosis, nueve millones 46 mil 835.